Expuestos a los robos, el peligro los acecha en las calles

19 Sep 2020
1

LOS RIESGOS. Los trabajadores padecen los efectos de la inseguridad. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ

En lo que va del año, dos cadetes fueron asesinados por delincuentes que querían robarles las motocicletas. El miércoles 13 de mayo, Carlos Sánchez, de 31 años, iba a su trabajo cuando lo atacaron tres asaltantes que querían apoderarse del rodado en la avenida Colón al 1.400. El joven intentó escapar, pero uno de los delincuentes le disparó dos veces. Sánchez fue trasladado al Hospital Padilla, donde falleció horas después.

El miércoles 9 de septiembre, Javier Gómez, de 25 años, circulaba en su moto por avenida de Circunvalación hacia Las Talitas. Los asaltantes, cuando él pasaba, le pegaron salvajemente en la cara con un palo para hacerlo caer y luego le robaron la moto. Gómez falleció en el Hospital Padilla a raíz de las gravísimas heridas que había sufrido.

Hugo Santucho, quien representa a los cadetes en Tucumán, afirmó que les cuesta mucho tener contacto con la Policía. “Hicimos muchísimos intentos para tener una reunión, pero nunca nos escucharon. Ya no sólo la Policía, que debería brindarnos la seguridad, sino tampoco la Secretaría de Transporte que parece que no nos considera trabajadores. Nunca hubo ningún tipo de acercamiento, se quejó”. “El problema ahora es mayor que antes, ya que somos de los pocos que podemos circular un poco más tarde de las 23, y entonces nos están esperando. Perdemos los vehículos, nos roban, nos lastiman, nos matan. Estamos absolutamente desprotegidos. Nos están cazando. Todos los días nos ponen las pistolas en la cabeza. Hay compañeros que dejan de trabajar por miedo”, aseguró.

Comentarios