“Los alfaristas se olvidan que fueron elegidos para ser opositores”, disparó el bussismo

Fuerza Republicana emitió un comunicado colectivo para defender a Bussi de las críticas de dirigentes del PJS. “No dicen nada de Morelli, Astorga y Deiana, también denunciados”, desafiaron.

16 Sep 2020
1

PRESIDENTE DE FR. Ricardo Bussi fue denunciado por presunto abuso sexual y por supuesto atentado a la salud pública.

Fuerza Republicana (FR) emitió un comunicado para embestir contra el alfarismo luego de las críticas y acusaciones lanzadas en contra del legislador y presidente del partido, Ricardo Bussi, por parte del secretario de Obras Públicas de la capital, Alfredo Toscano, y el concejal Rodolfo Ávila, entre otros.

Los otros siete miembros de la bancada de FR en la Legislatura y 12 ediles del partido afirmaron que están “cansados hasta el hartazgo de recibir insultos y agravios malintencionados por parte del sector que lidera el Intendente (Germán) Alfaro”.

En el texto plantearon que: el gobernador Juan Manzur ataca a Bussi por expresarse en contra de una reforma constitucional que habilite su reelección; se le iniciaron causas penales con el objetivo de manchar su imagen; y que las causas en su contra (por presunto abuso sexual y presunto atentado contra la salud pública) “son armadas”, citando las expresiones realizadas por el juez Enrique Pedicone contra el vocal de la Corte Daniel Leiva.

“Los alfaristas se olvidan que fueron elegidos para ser opositores. Aclaramos esto porque ahora actúan como peones del gobernador, atacando a la oposición; defraudando a las personas que los votaron para ser opositores a Juan Manzur en las elecciones del año pasado”, expresaron los legisladores Sandra Orquera, Nadima Pecci, Mario Casali, Horacio Vermal, Juan Rojas, Gerardo Huesen y Paulo Ternavasio; y los concejales de capital: Eduardo Verón Guerra, Belén Espinosa, Liliana Leiva y Ramiro Ortega; de Las Talitas: Johana Puntano y Lorena Palomino; de Tafí Viejo: Domingo Orquera y Luciana Stakelum; de Banda del Río Salí: Ana Boloña y Darío Huesen; de Yerba Buena: Gonzalo Cisneros; y de Alderetes: Roberto Díaz.

En la misiva, agregaron: “mientras nuestras instituciones se resquebrajan, el alfarismo juega a hacer política de la más baja estofa, poniendo en evidencia que nada les interesa más que desprestigiar a Bussi a como dé lugar. Sino cómo se explica que las únicas declaraciones tendenciosas son en contra de nuestro presidente pero no dicen nada de Morelli, Astorga y Deiana, también denunciados. El alfarismo está haciendo manzurismo, ni más ni menos”.

La semana pasada, Toscano se había manifestado en sintonía con lo expresado por el legislador Raúl Pellegini (PJS), quien pidió que se licencie a Bussi por tres meses. “La denuncia por abuso sexual y malversación de fondos afecta directamente a Bussi, pero la inacción de los legisladores afecta a la Legislatura. Como agravantes, la supuesta mediación de un vocal supremo en favor de este legislador afecta directamente al poder judicial. Hay dos poderes afectados por la inconducta de Bussi”, dijo Toscano.

Ávila, por su parte, señaló: “tenemos que entender que si protegemos a alguien acusado de un delito, nos convertimos automáticamente en cómplices. Y si eso hace un poder del Estado, entonces es todo un poder el que se transforma en cómplice. Bussi no puede estar en la banca mientras juzgan a un juez por pedir protección para él”.

Luego de estalló el escándalo en la Justicia, el camarista Pedicone había dicho: “a Bussi le armaron una causa, para perjudicarlo, para mantenerlo siempre procesado, ocupado en cuestiones penales, volando bajo. Leiva (quien según el juez hablaba por boca de Manzur y del vicegobernador Osvaldo Jaldo) me pidió que maneje la intensidad de la causa según cómo se comporte Bussi”.


Comentarios