A los 33, Pablo Osores tendrá su mayor desafío: la Liga Nacional - LA GACETA Tucumán

A los 33, Pablo Osores tendrá su mayor desafío: la Liga Nacional

Si en dos meses la pandemia da tregua, Pablo Osores debutará en la máxima categoría

22 Ago 2020
2

“Soy sincero: no esperaba esta chance de jugar al máximo nivel de competencia”. Así de frontal fue Pablo Osores cuando LG Deportiva lo entrevistó. Es que a sus 33 años, luego de otras situaciones similares en las que estuvo “ahí nomás”, dentro de unos meses y si la pandemia lo permite, jugará la Liga Nacional de Basquetbol para Ferro Carril Oeste.

Osores proviene de una familia en la que la pelota de básquet es el primer juguete. Su padre Sergio, el popular “Tortilla” que brillara en Juan Bautista Alberdi (la “JBA”), Central Córdoba y en los seleccionados tucumanos, y sus hermanos Sergio (h) y Sebastián, como él, también jugaron en la entidad de Villa Alem. “Pablito” se siente reconfortado porque considera que hoy está recogiendo los frutos de todo lo que hizo desde aquellos tiempos en los que brillaba en las divisiones inferiores alberdianas.

El traspaso a uno de los equipos históricos de la Liga Nacional llegó por un expreso pedido. “Federico Fernández que en la temporada anterior era asistente, ahora será el conductor táctico del plantel. Es un entrenador con mucho rodaje en el TNA, nos enfrentamos muchas veces”, explicó Osores. “Me manifestó que desde hace tiempo venía siguiendo mi carrera y que en varias ocasiones tuvo la intención de llevarme al club. Por suerte, en esta ocasión, se pudo hacer realidad su deseo”, festejó el alero.

MARCADO. Osores en defensa de la pelota jugando para Juan Bautista Alberdi.

Quizás las tres décadas y monedas que porta pueden sonar a demasiadas para debutar en la máxima liga de un país. Pero para Osores la combinación de su presente es equilibrada. “Es un desafío que llega en el momento de mayor madurez de mi carrera y además teniendo un estado físico adecuado para competir al mejor nivel en el país. La vida me dio la posibilidad de jugar desde los 20 años en competencia de nivel regional y nacional, tanto al nivel clubes como en la selección tucumana”, agradeció “Pablito”.

Es dueño de una extensa carrera en equipos que participaron en el ascenso, entre los que se puede mencionar a Tucumán BB, Central Córdoba, La Unión de Colón, Asociación Mitre y Anzorena de Mendoza. “Todo me dio la chance de sumar mucha experiencia, la cual pretendo ahora volcar en lo que será el mayor desafío de mi carrera”, no dudó al calificar lo que vivirá en Ferro Carril Oeste.

Osores apunta a sus papás, Sergio y Nora. Por sus consejos es que nunca se desesperó por jugar en la Liga Nacional. Claro está, siempre lo deseó. “Soy una persona que nunca baja los brazos fácilmente y un convencido de que las cosas en la vida se concretan o no porque el destino así lo manda. Mis padres me enseñaron que nunca me rindiera sin dar batalla. Esos sabios consejos me forjaron a lo largo de mi carrera y hoy puedo darme el gusto de estar a dos meses de jugar con los mejores del país”, explicó ilusionado. “Es verdad, fueron varias las ocasiones que por haber tenido una buena temporada en el TNA, estuve en la mira de varios clubes de la elite del básquet, pero al final, no se pudo concretar la meta deseada”, agregó.

La intensidad de juego será toda una novedad para el formado en la “JBA”. “Puede ser que por los jugadores sea mucho más competitiva, pero, indudablemente, no es fácil también jugar en una competencia tan exigente como los torneos del TNA. Haber jugado en todas las categorías del básquet de ascenso me brinda un plus al que pretendo sacarle provecho en esta instancia inédita de mi trayectoria”, prometió el jugador.


Preparación y pasos a seguir

“Según lo que conversé con el técnico, las prácticas empezarían en octubre”, precisó Osores. Hay chances de que la Liga comience en la segunda quincena de noviembre. “Mientras tanto, no descuido la preparación. Todos los días hago un intenso trabajo físico”, contó.

Comentarios