Teatro tucumano: monólogos, obras en papel y recuerdos on line

Tres propuestas con estéticas distintas a cargo de elencos locales actualizan la vigencia de la escena provincial en tiempos de pandemia.

01 Ago 2020

Experimentar distintas estéticas y formas de producción y realización son características de la potencia del teatro tucumano. A falta de posibilidades de compartir físicamente el hecho artístico en una sala, tres propuestas locales estarán accesibles hoy en internet.

El grupo Brillovox, que regresó para instalarse en la provincia, utilizará las técnicas de kamishibai (originado en los templos budistas de Japón en el siglo XII, que renació en la década de 1940) para entretener on line a chicos y grandes, desde la consigna de que los cuentos necesitan ser narrados, pero hay distintas formas de hacerlo.

“Es teatro de papel para la familia, con música y efectos especiales. La propuesta tiene el propósito de estimular la creatividad y la imaginación de los niños”, cuenta Maximiliano Farber, quien junto a Soledad Alastuey lleva adelante el proyecto. “El teatro se reinventa en la situación que estamos viviendo. Hemos buscado crear un espectáculo de calidad que conserve la frescura del encuentro”, agrega.

ANCESTRAL. El grupo Brillovox trabaja la técnica japonesa del kamishibai.

Hoy a las 17 presentarán vía Zoom “El burrito de Doña Keka”y “El señor Ramón y la señora Ramona” (versión libre de un cuento de Beatriz Montero). Para participar, previamente hay que pagar una entrada de $200 (mediante MercadoPago o transferencia bancaria) y el espectador recibe un link para sumarse a la función. Las consultas pueden realizarse por Instagram o Facebook, en las cuentas de Brillovox Teatro de Papel.

Obras sobre el encierro

Las vivencias derivadas del encierro se plasmaron en dos obras realizadas a la distancia por los alumnos del taller teatral que Viviana Perea y Micaela Rojas dictan en Sala Ross (en este tiempo, en forma virtual), con el concepto de la creación colectiva.

“Simplemente vivos” y “Ventanas” son las dos producciones que se estrenarán hoy desde las 21 por Zoom, con entrada virtual a la gorra, accesibles desde las redes sociales de Teatro Sala Ross.

“Surgen de un proceso de investigación que se viene desarrollando desde marzo, en el que abordamos escenas en el formato de micromonólogos que conforman una sola historia. Desde cada uno de nuestros hogares nos encontramos virtualmente para crear los textos con elementos de la estructura dramática a través de la improvisación y en una búsqueda exhaustiva. Las distintas escenas luego fueron filmadas y es lo que hoy presentaremos a público. Frente a un escenario poco alentador, resurgimos para seguir haciendo arte”, afirma Perea.

Actúan Nicolás Garmendia, Valentina Rojas, Josefina Rojas, Lisandro Palavecino, Milagros García, Sol Tula, Ernestina Robles, Octavio Cadenas, Facundo Vázquez, Zamira Fagre, Ariadna Ruiz Castro, Benjamín Gómez, Solana Lazarte, Guadalupe Villarreal, Constanza Aguilera y Gabriel Ayala Ordoqui. Son los protagonistas de historias sobre el deseo, las ilusiones y desilusiones, las soledades y la necesidad de cambio, entre otros temas.

Fiesta postergada

El año pasado, Lupe Valenzuela fue una de las ganadoras de la Fiesta Provincial de Teatro con su trabajo “Estamos grabando”, en el que recuperó viejos audios e imágenes de su padre Pichuco Valenzuela Aráoz, en un trabajo donde la emotividad de los recuerdos rompían la barrera de la intimidad familiar y se mixturaban con el hecho artístico. La pandemia impidió llevar a la obra de gira presencial e incluso la realización de la Fiesta Nacional, en la que iba a representar a la provincia.

A falta de viaje, su creación llega a la web. Hoy podrá verse desde las 20 en la página de Timbre4 (www.timbre4.com), con entrada a la gorra. “Es una alegría poder mostrar el registro del trabajo en esa plataforma, que tiene una llegada mucho más amplia que la nuestra como grupo independiente de Tucumán. Es una oportunidad en medio del párate obligado del teatro y es muy bueno que hayan tomado la decisión de invitar a obras que no son de la Capital Federal, para así abrir la mirada hacia parte de lo que sucede en el país”, destaca la dramaturga, directora y actriz (comparte la escena con María José Medina y Andrea Zamora Díaz).

Valenzuela destaca que el grupo recibió subsidios del Instituto Nacional de Teatro a través del plan Podestá, pero advierte que desde la Provincia no ha implementado nada parecido.

GANADORA. “Estamos grabando” se impuso en la Fiesta Provincial.

“Este momento particular nos ha hecho pensar mucho sobre la especificidad del trabajo teatral y abrirnos a usar el mundo virtual como una posibilidad transitoria para acercarnos a espectadores a los que no podríamos llegar. El cortonavirus nos cambió el proyecto del año, pero entendemos la seriedad de la situación sanitaria. La comunidad teatral ha estado atenta y respetuosa, pero para los espacios teatrales está siendo muy difícil de sobrellevar. Nuestra actividad es de las más afectadas y será de las últimas en regresar a la normalidad”, concluye.

Comentarios