El pesimismo se instala entre los empresarios, que consideran que lo peor aún no ha pasado

La encuesta a ejecutivos de IDEA revela que sólo una quinta parte de las compañías prevé recomponer su rentabilidad.

24 Jul 2020
1

FUENTE: D’Alessio IROL / IDEA

La mayoría de los ejecutivos de las principales empresas proyecta que el nivel de actividad económica seguirá cayendo en los próximos meses, aunque una tercera parte confía en una tendencia hacia la mejora antes del cierre del año, y considera que el teletrabajo es una modalidad que tendería a afincarse. Esos son los resultados de la encuesta de Expectativas de Ejecutivos, que realiza D’Alessio IROL para el Instituto Argentino para el Desarrollo Empresarial (IDEA).

La evaluación del período mostró una caída de indicadores que tiende a mantenerse -el 63% observa una caída de la economía y el 27% proyecta una mejora para lo que resta del año-, en un contexto en el que las expectativas sobre exportaciones también mostraron un balance negativo.

En base a las respuestas obtenidas, el balance general es negativo, pero uno de cada tres entrevistados espera alguna evolución positiva de sus ventas para el año próximo, mientras que una quinta parte cree que podrá recomponer la caída sostenida de rentabilidad, aunque se espera una mayor capacidad ociosa en la industria, normalmente más rígida que los servicios.

Según la encuesta, entre las perspectivas para las empresas se destacan las siguientes:

• Las exportaciones se encuentran alcanzadas por la actual situación recesiva. Sólo el 26% de las empresas considera que verán incrementos en la comercialización externa.

• Las inversiones y el empleo muestran un balance negativo por segunda medición consecutiva. El 14% confía en incrementar las inversiones. Este valor se ve en empresas pequeñas y medianas; y en el sector servicios.

• Caída sostenida de rentabilidad. Una quinta parte cree que podrá recomponer este indicador.

• Uno de cada tres entrevistados espera alguna evolución positiva de sus ventas para el año próximo.

• Los ajustes de precios se consideran inferiores a la inflación y aumentos de costos salariales.

• La extensión de la cadena de pagos es un factor predominante en la actual situación y se espera se agrave.

A su vez, entre los factores de importancia para el crecimiento se destacan:

• Los principales indicadores macroeconómicos muestran un mantenimiento del presente escenario.

• La Estabilidad Institucional se ubica como principal factor en la atracción de Inversiones.

Mientras tanto, de acuerdo con el informe de IDEA, el diagnóstico de los principales factores para aumentar la competitividad del país continúa concentrándose en la reforma impositiva, reforma laboral y baja de inflación. Como cuarto elemento, con menor mención, aparece el buen funcionamiento de las instituciones y la justicia.

Los ejecutivos recomiendan al Gobierno nacional promover cambios en las condiciones de contratación e incentivos fiscales son factores clave para mantener y generar empleo. Los factores fiscales y de legislación laboral siguen siendo barreras para el aumento del nivel de empleo, enfatizaron en la encuesta.

Con la incorporación del teletrabajo, la mayoría de las empresas lograron el mantenimiento e incluso un aumento de la productividad. Una tercera parte notó caídas, según la encuesta.

De cara a la “nueva normalidad” pos cuarentena, el 60% de los ejecutivos encuestados dijo que en el mediano y corto plazo seguirán apelando al teletrabajo y que está modalidad incluso se podría incrementar en el futuro.

Comentarios