Mucho ruido y algunas incorporaciones en la Primera Nacional

Mientras los rumores van y vienen algunos equipos, como Tigre, no paran de reforzarse.

12 Jul 2020
1

A LA ESPERA. En La Ciudadela aguardan la decisión del TAS ante la presentación hecha.

En La Ciudadela los días pasan con mucha calma. “Hay que esperar a que se expida el TAS”, es lo único que se repite puertas adentro. “No habrá novedades porque ni los dirigentes se ponen de acuerdo a ver cómo seguirán los torneos”, agregan.

En las últimas horas aparecieron rumores sobre que AFA no realizaría el descargo ante la presentación “santa” en el máximo tribunal, pero desde Bolívar y Pellegrini le bajaron el copete a esas versiones. Que desde la entidad madre decidan realizar esa jugada es casi como suicidarse. “Le daría más fuerza aún al reclamo de San Martín”, explican especialistas en el tema.

Las dudas en torno a cómo seguirá la primera categoría de ascenso siguen siendo igual de grandes que hace varios meses; cuando los dirigentes pensaban en dar por terminada la temporada (algo que confirmaron mediante un Boletín Oficial) y hacer subir de categoría a los equipos mejor ubicados al momento en el que la pandemia de la covid-19 detuvo la pelota.

Nadie sabe qué pasará y si en la definición estarán involucrados todos los equipos. “Quizás no juguemos más hasta 2021”, declaró hace algunas semanas Guillermo Raed, presidente de Mitre de Santiago y hombre cercano a la mesa chica de AFA. “Este parate puede ser muy largo para nuestro club”, remató Fabián López, titular de Gimnasia de Jujuy. Sin embargo, mientras esos clubes apuntan a volver en 2021 y casi desarmaron de manera íntegra su plantel, hay otros que no paran de sumar refuerzos. Barracas Central, equipo de Claudio Tapia, incorporó un par de jugadores pese a que estaba en idéntica situación deportiva que santiagueños y jujeños. Tigre, por su parte, sumó a Román Martínez, aseguró a Néstor Gorosito y quiere a Luciano Pons.

En Victoria tienen la idea de tirarse de lleno al ascenso. ¿En qué torneo? ¿Cuándo? Demasiadas dudas. En La Ciudadela prefieren esperar certezas.

Comentarios