Rita, la voz tucumana en la Declaración de la Independencia

Todos, a ver el acto.

10 Jul 2020 Por Martín Dzienczarski
1

Rita Roldán.

En la casa de Rita Roldán, en la avenida Juan B. Justo al 2.000, todos se levantaron temprano ayer y prendieron la televisión. No estaba por empezar un partido de Argentina en un Mundial de fútbol, estaba por empezar el acto del 9 de Julio. Nada de Lionel Messi en la pantalla: Rita, 18 años, presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica N° 3 Juan B. Terán, iba a aparecer en la transmisión del acto patrio, junto al discurso del presidente, Alberto Fernández.

En un segmento del evento, un puñado de chicas y chicos de cada provincia leyeron juntos, oración a oración, la Declaración de la Independencia a través de un video, parte en español y parte en lenguas originarias: quechua, guaraní, qom, wichí y mapuzungun. Todo el país representado por estudiantes de cada provincia y en la lengua de cada punto cardinal. Apenas comenzó el video, apareció la voz tucumana: Rita.

“Se levantaron todos temprano para ver el acto. Había subido la noticia a las redes de que iba a salir en la TV Pública y todos me mandaron mensajes, amigos y profesores, para saber la hora y poder verlo al acto, escucharme. Mis hermanos, que nunca se levantan temprano, se levantaron temprano y presenciamos el acto. Todos moqueando, con lágrimas durante el himno. Nos pegó fuerte el patriotismo. Me hubiera gustado conocerlo al Presidente; estoy muy contenta de representar a mi escuela”, contó la joven a LA GACETA en una charla telefónica.

Todo empezó el lunes, cuando el director de la escuela la llamó para preguntarle si quería participar. Ella dijo que sí. Al rato la llamaron desde Nación, para contarle qué debía hacer y saber de nuevo si se animaba. Rita tiene experiencia hablando en actos públicos, pero fue la primera vez grabada en video.

“Lo grabé con mi celular en mi casa. Como vivo en una avenida, me puse nerviosa de que se escuche algún ruido. Lo grabé a la madrugada y lo mandé el martes a la mañana. Se me escapó un detalle: lo debía grabar con el celular horizontal y la grabación estaba con la pantalla vertical”, explicó. Volvió a hacer el video, esta vez de mañana. “Pedí por favor que me perdonen si había ruidos. Estaba re nerviosa por la calidad del video, estuve atormentada todos estos días”, recordó ahora, más relajada. “Lo grabé en el comedor, les hice un revuelo a mis padres para que pusiéramos una cortina de fondo. Mi familia estuvo todo el tiempo mirando mientras grababa, callaban las mascotas y entre ellos para que no se escuche nada de ruido. En mi casa estaban todos muy orgullosos, sentían mi temor. Me ayudan siempre, me calmaron. Siempre me apoyan”, agregó.

Rita espera que el año que viene termine la pandemia, haya una vacuna y pueda verlo al Presidente en la Casa Histórica para el próximo 9 de Julio. Apenas comenzó el aislamiento social, ella se puso en campaña para armar grupos de estudio y para que a todos les lleguen clases y tareas.

Sobre la pandemia, entre otras cosas, le preocupa el impacto social: “de la pandemia me preocupa la situación de la pobreza. En mi casa somos una familia que vivimos en una situación humilde, pero me angustia saber de chicos de la escuela a los que se les complica, que no tienen lo suficiente para sobrellevar esta pandemia. Quisiera que se enfoque un poco más en eso, en las familias que no tienen lo necesario para vivir bien ahora”, reflexionó Rita. Ella, ayer, fue la voz tucumana en los actos nacionales por la Independencia.

Comentarios