Fernández intentó llevar tranquilidad a los industriales

Deuda, dólar y pandemia, en agenda-

04 Jun 2020
1

EN LA MISMA MESA. Los industriales apoyaron la renegociación de la deuda y Fernández negó proyectos contra el sector privado.

Renegociación de la deuda; restricciones para operar con dólares; una posible moratoria y el futuro de la economía argentina en tiempos de pandemia. Esos fueron los temas centrales de la cumbre de ayer en la Quinta de Olivos. El presidente Alberto Fernández, según los industriales, buscó transmitir tranquilidad al sector privado frente al nuevo cepo cambiario que, según trascendió, sólo será una medida transitoria. Además, el jefe de Estado despejó dudas acerca de una propuesta oficialista en el Congreso para quedarse con acciones de compañías que recibieron asistencia del Estado. Dijo que no está previsto nada de eso.

Entre los asistentes, ninguno planteó la posibilidad de dejar a operarios en la calle con cierres de plantas. Del encuentro participaron el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo; y autoridades de Aluar, Javier Santiago Madanes Quintanilla; de Arcor, Luis Pagani; de Grupo Murchison, Roberto Murchison; de Accenture, Sergio Kaufman; de Molinos Río de La Plata, Luis Pérez Companc; Pan American Energy, Marcos Bulgheroni; Mariano Bosch, de Adecoagro, y Daniel Herrero, de Toyota.

“Todos coincidimos en que hay oportunidades. Hubo un diálogo muy franco y tranquilizante en cuanto al futuro”, dijo Kaufman al finalizar la cumbre que se extendió por más de dos horas. Los industriales ya habían planteado la necesidad de la ampliación de la moratoria vigente y la continuidad del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), entre otros puntos. El jefe de Estado estuvo acompañado por los ministros de Interior, Eduardo de Pedro y de Economía, Martín Guzmán, y los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz y General de la Presidencia, Julio Vitobello, además del jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos. La cumbre se hizo luego de que Alberto Fernández recibiera al ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, un día después de que el Ministerio de Economía legitimara la prórroga del plazo para alcanzar un acuerdo con los acreedores privados de la deuda hasta el 12 de este mes.

Los encuentros fueron precedidos por las declaraciones de la directora Gerente del FMI, Kristalina Giorgieva, que volvió a manifestar su respaldo al proceso de reestructuración que lleva adelante la Argentina. “El objetivo es reestructurar la deuda de una manera que Argentina pueda pagarla. Nadie se beneficia de un país que cae al precipicio de la deuda. El país quedaría excluido de los mercados, el crecimiento sufriría, la gente sufriría y los acreedores no recuperarían su dinero. En ocasiones, es necesario realizar una reestructuración reflexiva”, indicó la titular del FMI durante un encuentro organizado por The Washington Post.

Comentarios