Los policías piden hablar del crimen del trabajador rural

La fiscala escuchará la versión de varios de los acusados del caso. Los medidas que se harán a partir de mañana. Llega el momento de las definiciones en la investigación del polémico caso.

31 May 2020 varios autores
1

EL PEOR DÍA. Policías tucumanos rescataron el cadáver del trabajador rural en tierras catamarqueñas. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

¿Una señal de arrepentimiento o una estrategia defensiva? La mayoría de los nueve policías y los dos civiles que fueron acusados del crimen de Luis Espinoza pidieron ampliar su declaración en la Justicia. Tomaron la decisión luego de que surgiera un indicio clave: el proyectil que le arrebató la vida al trabajador habría salido del arma del oficial José Morales.

Espinoza fue asesinado de un disparo en la espalda el viernes 15, en medio de unos incidentes durante una carrera cuadrera ilegal en la localidad de Melcho. Los sospechosos mantuvieron oculto el crimen e intentaron hacer creer que el fallecido se había ocultado en el monte. Luego, de acuerdo con la investigación que dirigió la fiscala Mónica García de Targa, llevaron el cuerpo hasta la comisaría de Monteagudo y luego lo arrojaron por un precipicio, en Catamarca.

“Sé que hay imputados que solicitaron la ampliación de declaración. Habrá que esperar hasta el miércoles porque son muchos y van a ser indagados en dos grupos entre el lunes y el martes”, confirmó Cintia Campos, la representante legal de la familia de la víctima.

Hasta el momento, de acuerdo a fuentes judiciales, prefirieron no declarar el subcomisario Rubén Montenegro, Gerardo González Rojas, Víctor Salinas y Morales, que estaban señalados como los posibles autores del hecho.

Al haberse complicado la situación procesal de Morales, los otros sospechosos decidieron contar su verdad. La fiscala decidió darles una oportunidad. Se cree que darán a conocer su versión de los hechos para tratar de despegarse de la causa.

Eso hicieron José María Paz, René Ardiles, Myriam González, Sergio Santillán (el supuesto vigía de Monteagudo) y Álvaro González (aspirante de Policía y primo de González Rojas).

Se especula además que los detenidos pedirán una protección especial, ya que algunos comparten el lugar de encierro con Montenegro, el mismo que los habría amenazado con matar a sus familiares si es que llegaban a contar lo que había sucedido en Melcho.

Cambio

En las últimas horas se confirmó que se cambió la imputación en contra de 10 de los 11 detenidos. Ahora afrontan la acusación de homicidio doblemente agravado por tratarse de funcionarios públicos y porque habrían participado varias personas.

“En principio pensábamos solicitar que se agravara su situación porque intentaron esconder su cuerpo para asegurarse impunidad. Esta posibilidad se planteará cuando lo consideremos necesario. Por el momento, la Fiscalía pedirá la medida de prisión preventiva para todos los imputados, excepto para Álvaro González”, explicó Campos en una entrevista con LA GACETA.

Según la profesional, la situación procesal del aspirante a integrar la fuerza no estuvo en el momento que se produjo el homicidio. “Por su declaración pareciera que sólo llevó un vehículo al lugar, sin saber qué estaban por hacer los efectivos. Los 10 tendrán la misma imputación, entendiendo que tanto el autor como los partícipes pueden llegar a tener la misma condena”, señaló Campos.

La representante de la familia Espinoza adelantó que durante esta semana se realizarán pericias a la camioneta roja de Álvaro González. Además, la Fiscalía recibirá los resultados de otras pericias y el informe final de la autopsia que permitirán determinar las causas de la muerte de Espinoza.

En tanto, mañana, dos personas que acompañaron a Gladys Herrera (la madre de Luis) aportarán los detalles de otro momento clave del caso: cuando los efectivos acusados se negaron a tomarle la denuncia por su desaparición.

Comentarios