Deuda: la Argentina mejoró la oferta y continúan las negociaciones con los acreedores

Los pagos podrían empezar en 2022 y no en 2023, como estipulada la oferta presentada el mes pasado.

29 May 2020
1

ACERCAMIENTO. Guzmán confirmó que las partes se están acercando, aunque admitió que resta camino por recorrer. TÉLAM

La Argentina mejoró la oferta para el pago de vencimientos de deuda y encendió un renovado optimismo en torno de un acercamiento con los acreedores. Los operadores y analistas comenzaron a procesar los últimos pasos oficiales que, presagian, extenderán los plazos para continuar con las negociaciones.

Los bonos en dólares mostraban saltos de hasta más de un 3% pasado el mediodía, luego de que se procesó el comunicado oficial divulgado anoche, que revelaba una mejora en la propuesta oficial para los acreedores.

La nueva propuesta, elevada desde el Ministerio de Economía, básicamente implica una reducción de un año en el período de gracia, y una muy leve mejora en el pago de intereses. Es decir, la Argentina podría comenzar a desembolsar pagos a los acreedores privados a partir de 2022 y no de 2023, como estipulada la oferta presentada el mes pasado ante la Comisión de Valores de Estados Unidos.

"Nos hemos acercado, pero aún hay un camino importante por recorrer", afirmó anoche en un comunicado el ministro de Economía, Martín Guzmán, en referencia a las negociaciones durante esta prórroga de la operación, que vence el martes.

"(Se) pretende continuar con las discusiones con los inversores para promover una reestructuración de deuda que contribuya significativamente a estabilizar la situación económica actual, a mitigar las restricciones a mediano y largo plazo sobre la economía de la Argentina creadas por su actual carga de deuda, y a orientar la trayectoria económica del país hacia el crecimiento de largo plazo", señalaron desde el Palacio de Hacienda.

Esa declaración fue lo que alimentó las especulaciones sobre una nueva prórroga para que se achiquen aun más los márgenes y se pueda alcanzar un acuerdo.

Guzmán habló sobre uno de los tres grupos de inversores más fuertes del país. "El grupo de acreedores 'Ad Hoc' se movió en la dirección correcta, con respecto a su oferta previa; pero el movimiento fue corto, insuficiente para las necesidades del país. Al día de hoy son quienes tienen una posición más alejada de las restricciones que enfrenta nuestro país", consideró.

Del resto, prefirió no dar más detalles, debido a que aún se mantienen vigentes algunos acuerdos de confidencialidad rubricados con los distintos acreedores.

El grupo "Ad Hoc Bondholder", representado por White & Case LLP, y otro grupo, "Exchange Bondholder", presentaron conjuntamente una propuesta que se enfoca en proporcionar al país alivio de flujo de efectivo de más de U$S 36.000 millones, durante nueve años, revelaron ayer mediante un comunicado.

Aquí se encuentran algunos de los principales tenedores de bonos del país, como BlackRock, Ashmore Group y Fidelity Investments.

El segundo grupo mencionado incluye Monarch Alternative Capital LP, HBK Capital Management y VR Capital Group, y Greylock, entre otros grandes fondos internacionales.

Este último fondo tiene como referencia principal a Hans Humes, quien en el pasado ingresó al canje de deuda del 2010, y que hoy muestra una actitud conciliadora, aunque con diferencias.

En tanto, la Argentina se mantiene en una suerte de "default técnico", al no haber cumplido con el pago del vencimiento de U$S 503 millones, cuyo plazo de gracia venció el viernes de la semana pasada. Mientras busca alcanzar un acuerdo por la totalidad de la deuda bajo ley extranjera por alrededor de US$ 66.000 millones. (Télam)

Comentarios