Maley recibió las críticas de la oposición en la Legislatura

No respondió preguntas sobre el caso.

27 May 2020 Por Luis Duarte
1

EXPOSICIÓN. El presidente de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, presentó ayer al ministro Maley, en el inicio del encuentro. prensa legislatura

“Queremos transparentar y conocer hasta el mínimo detalle lo que pasó. Garantizamos que vamos a acompañar a la Justicia y a poner todo a disposición para que se conozcan los pormenores y se evalúe cada una de las conductas penales”, manifestó ayer Claudio Maley. El ministro de Seguridad de la provincia expresó así la posición institucional y política del Gobierno, en medio de las críticas por el homicidio de Luis Espinoza, ocurrido el viernes 15 en la localidad de Melcho, en el sur tucumano.

El funcionario, junto con el resto de las autoridades de la cartera, se presentó en la Legislatura para hablar sobre el caso. “Hemos tomado todas las medidas de forma inmediata. Hemos pasado a disponibilidad a los integrantes de la comisaría de Monteagudo. Y una vez que se confirmaron las detenciones, determinamos el pase a situación pasiva. Esto implica que se están haciendo los trámites administrativos pertinentes. Colaboraremos con lo que disponga la Justicia, en cumplimiento de todas las medidas procesales”, remarcó el representante del Poder Ejecutivo durante el cónclave, que se desarrolló a puertas cerradas por disposición oficial.

En su exposición, el ministro y su equipo destacaron los programas implementados para la capacitación de los policías en distintas problemáticas sociales. Entre ellas, sobre violencia de género y derechos humanos.

Las repercusiones

Sin embargo, tras la reunión, los legisladores manifestaron su malestar, al afirmar que la cúpula no había respondido preguntas específicas sobre las maniobras de los acusados o sobre la intervención policial en la tarde del crimen, entre otros aspectos del caso. “No nos ha dicho nada ante las preguntas que le íbamos haciendo, referidas a la conducta del personal policial”, expresó el legislador José Ascárate. “Hoy se debió analizar una cuestión de fondo: cómo nueve policías, de 13 que había en una zona, concurrieron en sus vehículos particulares a hacer un procedimiento. No se trata de una cuestión puntual, sino de procedimientos que no deberían ser naturales en la Policía de Tucumán”, apuntó el referente del bloque Hipólito Yrigoyen.

Ascárate, durante el encuentro, desplegó una serie de inquietudes ante el titular de la cartera de seguridad. Hizo hincapié en cómo se había iniciado el operativo que terminaría con el homicidio del trabajador rural; “cómo se habían enterado de la organización de la carrera cuadrera, prohibida en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio”; si se registró el procedimiento de manera formal; en qué momento se dio intervención a la Fiscalía de turno; si se había documentado la detención de Espinoza; dónde estuvo el cuerpo durante siete días; cómo pasaron un control interprovincial; y qué vehículos se secuestraron, entre otros puntos.

“Esto no es cuestión de una falla, sino de que una parte de la Policía no se adecua a las normas. Después de escuchar este informe, lo menos que podemos hacer, además de pedirle la renuncia (por Maley), es empezar a hacer proyectos para presentarlos en conjunto. No cualquiera puede formar parte de la plana mayor de la Policía o acceder al sistema de ascensos. Si pedimos acuerdos para un fiscal y un juez, por qué no para un comisario”, apuntó.

Maley aclaró que no había dado a conocer datos del homicidio y las maniobras de los policías, ya que estaban sujetos a la investigación judicial. Ante ello, Ascárate planteó en la reunión si “había decisión de trabajar sobre cuestiones estructurales”, como evitar las carreras cuadreras ilegales en Tucumán.

Por su parte, el radical José María Canelada criticó el hecho de que se haya impedido el ingreso de la prensa bajo pretexto de que se iban a exponer datos sensibles de la causa. “Al final, nos contestaron que no podían hablar porque había una investigación. Han impedido que la sociedad tucumana tenga acceso a esta vergonzosa conversación”, reprochó.

“Esperábamos del ministro honestidad, rigurosidad y respuestas para saber cómo se llegó a esta situación tan grave y cómo hará para evitar que haya otro caso similar. Pero no respondió nada y nos fuimos con una inmensa preocupación”, señaló el legislador. “Cuando le preguntamos que hará para que las causas de gatillo fácil dejen de multiplicarse, el ministro, que además de incapaz es un insolente, no nos dio respuestas y nos ha agredido”, finalizó.

Comentarios