Los libros que ayudan a encontrar respuestas y consuelo en el aislamiento

El genero autoayuda se posiciona primero en ventas, sobre todo en medio de una pandemia.

11 May 2020 Por Karen Fernández
2

En tiempos de crisis, el humano quiere encontrar respuestas. Por naturaleza intentamos aprender a enfrentarnos a los problemas y situaciones que nos llevan al límite. Y en cuarentena, los libros de autoayuda se convirtieron en aliados que extienden los consejos que brindan los profesionales que deciden compartir sus conocimientos.

“Argentina es uno de los países que más se psicoanaliza en toda Latinoamérica, los libros de autoayuda siempre se posicionan arriba en los rankings de ventas”, afirmó Viviana Tolava, responsable de marketing en la editorial Océano en el país. En comunicación con LA GACETA contó que la demanda de estos libros aumentó durante el aislamiento y –porque las librerías están cerradas- ahora se venden por internet. El autor español Lain García Calvo es uno de sus autores más solicitados con 15 títulos.

Publicar un libro de autoayuda viene cargado de muchas responsabilidades, entre ellas convertirse en un sujeto de contención para miles de personas. “El escritor Enric Corbera, creador de la bioneuroemoción, visitó muchas veces nuestro país brindando conferencias. Su método se centra en lograr comprender nuestra manera de percibir el mundo con la finalidad de mejorar la realidad y lograr el bienestar emocional”, explicó Tolava. El experto el psicoanálisis Augusto Cury, también conocido por los lectores argentinos, llegó a la pantalla de Netflix con su libro “el vendedor de sueños”. Sus obras se enfocan en aprender a lidiar con la ansiedad, un problema frecuente en medio del aislamiento obligatorio.

¿A qué se debe tanto éxito? “Los autores de estos libros acompañan a los lectores que se convierten en sus fieles seguidores. Las redes sociales posibilitan una interacción que antes no existía. En cuarentena, Lain por ejemplo, realizó varias transmisiones en vivo para acompañar a la gente y cuando la cámara se apaga, los consejos quedan disponibles en el libro para consultar en cualquier momento”, agregó Tolava.

El género autoayuda, en constante crecimiento de publicaciones y lectores, comenzó a abarcar diferentes aspectos de la vida: crecimiento personal, nutrición, técnicas corporales, medicinas alternativas, técnicas de autoconocimiento, astrología, entre otros.

“En estos momentos de incertidumbre en los que necesitamos respuestas, un libro puede contenerlas. Nos van a ayudar a centrarnos en nuestro propio desarrollo y superación, es bueno replantearnos ¿Nos gusta lo que hacemos? ¿Nos rodeamos de gente que nos hace bien? ¿Explotamos al máximo nuestro potencial? estos son uno de los tantos tópicos que desarrolla la autora Louise Hay en sus libros”, comentó Georgina Dritsos¸ jefa del departamento de prensa de la editorial Urano en Argentina.

En lo que va del año, lanzaron cuatro nuevos títulos, todos enfocados en el desarrollo personal. “A medida que crecen los interrogantes en una sociedad, crece la oferta en libros. Siempre es bueno ver más allá de la situación coyuntural, sobre todo en medio de una pandemia. Los autores como Julio Bevione, Miguel Ruiz, Sogyal Rimpoché, Rhonda Byrne, entre otros nos dan la mano para que nos replanteemos muchas cosas que en la vorágine del día a día, del trabajo y las redes sociales, dejamos de lado”, añadió a LA GACETA.

Experiencias

Nicolás Ávila consultó por primera vez un libro de autoayuda por recomendación de su psicólogo. “Estaba en un momento crítico y siempre me interesó entender cómo funciona nuestra cabeza. El libro me ayudó mucho, a veces tratan cosas simples, pero leerlas y asimilarlas de a poco es muy bueno. Comencé a conocer mucho del género y me encuentro volviendo a leer las partes que marqué porque impactan en la vida depende del momento personal que estemos transitando”, contó.

“Comencé a leer libros de autoayuda por curiosidad. No esperaba nada y me terminé sorprendiendo por las respuestas que encontré. A medida que avanzaba la lectura, imaginaba lo mucho que iban a servir estos consejos a algún ser querido, son libros para compartir y valorar”, aseguró Lucia Goncalves.

Javier Balangero acudió a un libro de superación personal luego de terminar una relación de tres años. “En medio de la desilusión encontré un libro que captó mi atención. No sabía que buscaba, pero encontré mucho más de lo que me esperaba. Me di cuenta que estaba equivocado en algunas cosas y crecí como persona. Son libros que te permiten ser mejor y ayudar a conocidos con una simple recomendación”, admitió.

“Hay que entender por qué pasan las cosas para encontrar una salida”

Julio Bevione, comunicador y autor del libro “Volver a mí”, publicado, por Urano envió a LA GACETA su análisis del aislamiento social obligatorio. El escrito hace hincapié en que tenemos que replantearnos el por qué de las cosas para encontrar una salida.

Julio Bevione, autor del libro "volver a mí".

“Nos preguntemos ‘¿de qué me di cuenta en estos días?’ Esta situación nos recuerda el valor del afecto físico, ahora que no lo tenemos y también remarca que lo material tiene una importancia relativa, quizá nos está sobrando algo, pero lo que realmente necesitamos no está a nuestro alcance”, analizó Bevione.  

Aprender

El autor opina que la cuarentena nos está llevando a compartir con personas con las que no imaginábamos pasar tanto tiempo juntos, como la familia o la pareja. “Estamos aprendiendo a ver la vida desde la quietud y el silencio, luego de atravesar la ansiedad.  En las ciudades, estamos dándonos cuenta de qué se trata eso de respirar aire más puro. Vemos cómo los opuestos -ya sea políticos o sociales- se acercan unos a otros, porque están viviendo la misma situación. Acercarnos desde las ideas puede ser lo mejor que podemos hacer para avanzar”, añadió.

Redescubrir

“Estamos redescubriendo el verdadero valor del tiempo. El aburrimiento nos recuerda de que nunca fue nuestro enemigo, sino que quizá lo utilizábamos mal. Estamos en un momento en que los padres retoman una crianza donde su presencia era necesaria. Y de hijos ocupándose de sus padres, de una manera genuina, sin apuros o como parte de una agenda de tareas obligadas. Tomamos conciencia del valor de la acción de cada uno como parte de la sociedad, donde los gobiernos hacen lo que saben, lo que pueden, pero sin el compromiso individual no podríamos salir adelante. ¿De que se dieron cuenta ustedes?”, preguntó.

Temas

Coronavirus
Comentarios