Adherentes a Mamaní y el intendente de Tafí del Valle evitaron el desalojo en la ruta 307 - LA GACETA Tucumán

Adherentes a Mamaní y el intendente de Tafí del Valle evitaron el desalojo en la ruta 307

La dirigente convocó al gentío mediante las redes sociales. Las fuerzas federales no se presentaron a cumplir la orden del juez Velázquez.

30 Abr 2020
1

Rodeados de adherentes, la indigenista Margarita Mamaní y el intendente de Tafí del Valle, Francisco Caliva (PJ), aplaudieron la resistencia a la orden judicial que disponía el desalojo de civiles del kilómetro 48 de la ruta 307 y la detención domiciliaria de la dirigente por la supuesta comisión de al menos cuatro delitos. Según pudo averiguar este diario, la Guardia de Infantería resultó impotente para contener a la multitud que se congregó con la intención de defender la permanencia de la comunera en el punto denominado puente Ing. Roberto Robles Mendilaharzu. La Gendarmería Nacional, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, todas agencias de la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación, no se presentaron a cumplir la disposición del juez Mario Velázquez.

Los adherentes de Mamaní comenzaron a agolparse en el punto de vigilancia del acceso a los pueblos de los Valles durante la mañana. La dirigente dio la voz de alarma temprano por medio de sus redes sociales. Para cuando la Infantería se dispuso a ejecutar el procedimiento, alrededor de las 12.30, Mamaní ya tenía numerosos seguidores a la vuelta. La situación generó una tensión inmensa: hubo negociaciones, pero, al final, los agentes policiales de la órbita del Ministerio de Seguridad Ciudadana no pudieron avanzar y concretar las medidas coercitivas solicitadas por la fiscala Mónica García de Targa. Tres semanas antes, esa representante del Ministerio Público Fiscal ya había sido cercada por los compañeros de Mamaní y obligada a retroceder.

Mamaní y otros comuneros habían montado una carpa a la vera de la ruta 307 el 19 de marzo. En ese ámbito recibieron la visita de numerosos funcionarios, entre ellos, el intendente tafinisto Caliva, el legislador oficialista Jorge Yapura Astorga, y el ministro Maley. El 24 de abril, Enrique Cruz denunció a la indigenista: dijo que cometía abusos de poder, además de violar la cuarentena. Tanto Mamaní como Cruz se presentan como caciques de la misma comunidad indígena diaguita de El Mollar.

Comentarios