Polémica por presuntos sobreprecios en una compra de alimentos que hizo el Gobierno Nacional

La controversia quedó al descubierto en el Boletín Oficial por la adquisición de fideos y aceites.

06 Abr 2020

La polémica está instalada. El escándalo político se desató hoy por una compra de alimentos que hizo el Gobierno con sobreprecios. Según trascendió se pagó el doble de lo que se establece en el programa Precios Máximos.

En medio de la pandemia, el Gobierno enfrenta esta controversia por el uso de los fondos públicos. Uno de los puntos que más llamó la atención fue la compra de aceite comestible. Por medio de la resolución 150/2020 se autorizó la compra de 1.700.000 unidades de aceite mezcla en presentación de 1,5 litros, solicitada por la Secretaría de Articulación de Política Social.

La resolución establece la compra, finalmente, de dos lotes de 340.000 unidades de botellas de 1,5 litros cada envase. La empresa Sol Ganadera se quedó con una de las partidas. Le vendió al Estado cada botella de la marca Indigo a $ 157,80. El otro lo contrató la firma Copacabana por una cantidad similar y el precio, en este caso de la marca Ideal, es de 157,67 pesos.

La cuenta lleva la contratación a un total de $ 107 millones por 1,02 millones de botellas, ya que el resto no se adjudica. La polémica surgió porque en la página de "Precios Máximos", que el Gobierno señala como de cumplimiento obligatorio, uno de esos productos, el aceite de 1,5 litros Ideal, tiene un valor máximo de $ 98 por cada botella. 

En el Boletín Oficial aparece otra licitación en la que se puede ver un caso similar con la compra de los fideos. El Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Daniel Arroyo aprobó la compra de 1.020.000 paquetes de fideos semolados de medio kilo cada uno. En este caso fueron tres lotes de 340.000 paquetes, cada uno de las marcas Doña Luisa o Sua Pasta, Pastarole y Aldente o Pastarole. 

Precios Cuidados

Cada uno de los fideos se compró a $ 85,76, $ 84,77 y $ 84 respectivamente, lo que da un promedio de $ 84,84 cada uno. En este punto, el ministro aclaró que mediante otra resolución se modificó un error en el que consigna que los $ 84,84 que se pagó en realidad corresponden al kilo aunque el proveedor, lo entregue en paquetes de 500 gramos. Sin embargo, al compararlo con la lista de "Precios Máximos", que difunde el Gobierno, un producto similar tiene un valor de $ 52, y además hay opciones más económicas.

Además del elevado nivel de precios, lo curioso del caso es que los valores impuestos por el Estado son por la compra unitaria y en estas licitaciones, el Estado pagó más caro por millones de unidades.

El líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, criticó a la actual gestión por la compra de productos que hizo Desarrollo en medio de la pandemia por coronavirus. Lo hizo en estos duros términos en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación reconoció que se pagó por encima de los "Precios Máximos". Así lo aditieron en un comunicado que hoy se difundió a los medios. En ese mismo documento se aclaró que el Estado paga a 90 o 120 días posteriores a la compra.

En los casos de aceite y azúcar -dijeron en el Gobierno-, los proveedores cotizaron por encima del precio testigo y se les solicitó una mejora de precio. Las ofertas posteriores siguieron por arriba del precio -remarcaron-, pero ante la necesidad de llegar a comedores y merenderos con esos productos que forman parte de la canasta básica, se decidió realizar la compra.

Comentarios