Fernández les pidió a los bancos que "el lunes no pongan excusas y empiecen a dar los créditos"

El presidente consideró que las pymes no pueden quebrar porque no tengan para pagar los sueldos. Habló sobre prioridades y destacó que el pago de la deuda quedó "en otro plano".

05 Abr 2020
1

El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que ante la pandemia de coronavirus "la prioridad fue la salud" y atender a los que "peor estaban" para enfrentarla, como son los "barrios más desprotegidos y los adultos mayores", reflexionó sobre el rol del Estado y aseguró que hoy la renegociación de la deuda y el equilibrio del déficit fiscal pasaron "a otro plano" en Argentina y en el mundo. Además puso énfasis en el apoyo que necesitarán las pymes de parte de los bancos y pidió que "el lunes no pongan excusas y empiecen a dar los créditos".

En una entrevista con el periodista Horacio Verbitsky en formato video, que hoy se publicó en el portal "El Cohete a la luna", el Jefe de Estado anunció además instrumentos para poder seguir protegiendo a la gente, por ejemplo frente al aumento de precios, e instó a los bancos que a partir del lunes 13 de abril comiencen a otorgar los créditos para las empresas que lo requieren para poder pagar los sueldos de los empleados en este contexto de crisis.

"Estoy preparando un DNU que calculo estará listo el lunes para cambiar la ley de defensa de la competencia y para declarar autoridad de aplicación a los intendentes", anunció el mandatario.

Según explicó, los aumentos de precios se dan sobre todo en negocios de cercanía por lo que es "muy difícil llegar desde el Estado" y es más fácil hacerlo desde el municipio.

De esta forma, los municipios podrán controlar precios y aplicar sanciones en casos de aumentos no justificados.

En cuanto a los créditos, afirmó que "el lunes no pongan excusas y empiecen a dar los créditos", y advirtió: "No podemos tener tanta paciencia, hay que arreglarlo". "No puede quebrar la empresa que tiene que pagar los sueldos, el lunes los bancos tienen que abrir lo necesario", agregó.

"Con la pandemia la prioridad fue la salud", dijo, y sostuvo que el resto de las prioridades de su gestión en cuanto a atender las necesidades de los que peor estaban, "no cambiaron" y "todas las medidas tuvieron siempre el objetivo de atender a los que peor estaban".

Lo que sí cambiaron, dijo Fernández, fueron otras prioridades, como "la negociación de la deuda" o "el défict fiscal", aspectos que, asumió, pasaron "a otro plano" a partir de la nueva realidad que planteó en Argentina y en el mundo la aparición del coronavirus.

"No sé si cambié yo las prioridades, el mundo cambió sus prioridades", dejó claro el mandatario, aunque insistió en que la prioridad uno fue y es "la salud".

A nivel global, el jefe de Estado reflexionó sobre el rol de Estado y citó el caso de los países donde "la salud se privatizó toda, y la pandemia avanza de manera escalofriante" y de Alemania, un país con una fuerte presencia del Estado en salud que "preservó algo del Estado de bienestar y todavía tiene recursos para salir ante la pandemia y lograr controlar las muertes, porque, por ejemplo, tiene respiradores para todos".

En otro tramo de la entrevista el mandatario cuestionó que "muchas provincias cerraron los accesos a su territorio, y dijo: "Estamos en un estado federal donde hay límites, no fronteras".

También se refirió a "los estúpidos" que alientan la "psicosis" y "salen a decir que hay más muertos que lo que el Estado cuenta" o que es "necesario abrir ya la economía", sin mirar la pandemia.

En este contexto, asumió que muchos dirigentes de oposición piensan que tiene que "terminar con la cuarentena" porque piensan que "total todos se van infectar y se van a morir, y lo que no tengo que dejar morir es la economía", e insistió: "Yo digo que no, porque una economía de gente enferma o gente muerta es una economía que no existe".

Dicho esto, el Presidente aclaró que no le gusta "generalizar" y resaltó especialmente el trabajo realizado con mandatarios de Juntos por el Cambio.

"Me he encontrado en Buenos Aires con un montón de intendentes que se han puesto codo a codo a trabajar conmigo, en la Ciudad de Buenos Aires, con un jefe de Gobierno que se ha puesto a trabajar codo a codo conmigo", elogió.

Fernández sostuvo que "sería muy injusto" si no reconociera eso, y mencionó al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a los intendentes de Lanús, Tres de Febrero, Vicente López y San Isidro, todos de Juntos por el Cambio.

"En verdad a los que nos toca gobernar sabemos el momento que estamos pasando. Es más fácil pararse enfrente y tirar piedras, este es un momento para no tirar piedra, en todo caso sentarse a pensar juntos posible soluciones", indicó.

Comentarios