Un médico tucumano enfrentaría un juicio por presuntos abusos sexuales en su consultorio

El profesional seguiría teniendo su matrícula activa, pero ya no trabajaría en la atención al público.

28 Feb 2020

Un médico tucumano enfrentaría un juicio por presuntos abusos sexuales llevados a cabo en su consultorio. Son cuatro las presuntas víctimas que se unieron en la investigación para exponer al profesional y evitar que afecte a alguien más. 

Las chicas tienen entre 17 y 24 años. Según dijeron, eran más pequeñas cuando los abusos ocurrieron. Las denuncias datan de 2018, pero hay hechos que se dieron antes (2014) y se sumaron a la causa a medida que fue tomando notoriedad. 

Según las denunciantes, el médico vivió y trabajó durante más de 20 años en Colalao del Valle, comuna donde habrían ocurrido los abusos. Allí era el único generalista del Caps, cumplía la función de director de la unidad, y era muy reconocido y respetado en el pueblo. 

COLALAO DEL VALLE. El Caps del pueblo, del que el acusado era director. LANOTA

Ante la Justicia las víctimas hablaron de manoseos, apretadas y besos. Luego de las denuncias, el profesional habría sido reasignado a otra repartición y a una oficina por el Siprosa. Al parecer se habría mudado con su familia del pueblo, al que sólo volvió a votar meses atrás.

Según trascendió, actualmente trabajaría haciendo tareas administrativas y no tendría contacto con el público. Además tendría una medida cautelar que le prohíbe salir de la provincia.

El comienzo de todo

Los hechos comenzaron a conocerse antes de la primera denuncia. El médico le habría pedido a una de las víctimas que no lo denunciara luego de que ella y su madre lo amenazaran con hacerlo. Entonces se descargó en Facebook.

DESCARGO. El mensaje de una de las víctimas en Facebook, antes de hacer la denuncia. CAPTURA DE LANOTA

Ahí empezaron a aparecer otras presuntas víctimas. Eran mujeres y varones mayores y menores de edad. El caso tomó notoriedad, y gran parte del pueblo se movilizó en apoyo a las víctimas. Es por eso que, luego de que una de las víctimas se animara a denunciar, otras se sumaron más tarde. 

“Quiero que todas las chicas sepan que tienen que denunciar, tienen que hablar. Por más pobres que sean, van a tener ayuda. Nunca se queden calladas, aunque sea un manoseo, que te toquen la cola, siempre tienen que hablar”, dijo una de las víctimas según publicó el sitio LaNota.

Según informaron desde el grupo de acompañamiento a las víctimas, la matrícula del médico sigue activa y el Siprosa no aplicó sanciones sobre él. 

La causa se encuentra con pedido de elevación a juicio desde el año pasado cuando la Justicia entendió que había elementos probatorios suficientes para avanzar. Todavía resta decidir el tipo y las fechas. 

Comentarios