Crimen de Fabersani: “es increíble que en dos segundos te arrebaten la vida así”

Familiares y amigos velaron al joven de 23 años, asesinado de un ladrillazo.

28 Feb 2020
1

EN UNA REUNIÓN. Facundo Fabersani, junto con sus familiares.

“Era uno de los pilares económicos de la familia, con su esfuerzo y el de sus hermanas, habían logrado comprar una licencia de taxi para que su papá volviera a trabajar”, indicó Alberto Pedro Roldán, tío de Carlos Facundo Fabersani, el joven al que mataron de un ladrillazo en la cabeza para arrebatarle una moto en la madrugada de ayer. El hecho ocurrió en Ejército del Norte al 1.200, en el barrio Juan XXIII -también conocido como La Bombilla-.

Fabersani y su compañero Iván Rivero trabajaban para una empresa de fumigación, solían volver a casa juntos, cada uno en su moto. Según los amigos de la víctima, solían hacer el mismo recorrido, ya que Fabersani era de Lomas de Tafí y Rivero vive en El Colmenar, así que salían de la empresa y se iban juntos por la avenida Ejército del Norte, y luego se separaban en la avenida Francisco de Aguirre.

“Su amigo contó que lo único que le dejaron fueron las zapatillas; estando inconsciente lo bolsiquearon entero y lo dejaron morir”, dijo Melisa Ibáñez repitiendo las palabras que el principal testigo les habría dicho. La joven es una vieja amiga de la familia Fabersani.

Junto a Melisa, los ex compañeros de la escuela de Comercio I despedían a Facundo y acompañaban a sus tres hermanas en la sala fúnebre.

“Era un chico alegre que se hacía querer por todos, lo recuerdo de esa manera. Había intentado ingresar a la Policía dos veces, pero no logró quedar”, manifestó su tío Roldán.

“Como todo joven, tenía sueños. Hoy esos anhelos quedaron frustrados por la malicia de un delincuente que arruinó a una familia entera”, lamentó el familiar.

“Podría decirse que su principal deseo a los 23 años era progresar económicamente, posiblemente habrán tenido sus proyectos con su novia María Díaz”, imaginó Roldán.

“Es increíble que en dos segundos te quiten la vida así”, sintetizó Ibáñez, conteniendo las lágrimas que le arrebataba el momento.

“Sufrimos un daño irreparable, lamentablemente Facundo no va a volver, salió a trabajar y no volvió. En cambio su asesino con suerte irá a prisión, y allí gozará de un sueldo y de asistencia gratuita en el hospital porque así está previsto, pero ¿dónde quedaron los Derechos Humanos de mi sobrino?”, planteó resignado Roldán.

“El ciudadano de bien está condenado a muerte cuando sale a la calle. Somos prisioneros de un sistema que no representa al ciudadano honesto sino al que vive fuera de la Ley. Nuestros derechos son avasallados y se protege a los delincuentes”, añadió el tío.

“Con ese mensaje solo pretendo crear conciencia, hoy es un Facundo, mañana será otro joven y así seguirá creciendo el número de muertes porque el sistema así lo permite”, concluyó el tío de la víctima.

Hoy a las 15 horas se llevará a cabo el entierro de Fabersani en el cementerio del Ángel.

Comentarios