Emiliano Purita: poderoso el chiquitín - LA GACETA Tucumán

Emiliano Purita: poderoso el chiquitín

Purita no juega muchos minutos, pero le bastan para marcar golazos que sentencian duelos

27 Feb 2020
1

A FULL. Purita es uno de los más activos del plantel. A las prácticas y a los partidos, los vive con una adrenalina extrema. LA GACETA / Foto de Franco Vera.

La punta del iceberg. Eso es lo que los hinchas observan fin de semana tras fin de semana. Pero detrás de eso se esconden muchísimas cuestiones que escapan al ojo común y que tienen que ver con el trabajo puertas adentro.

Luego de haberse sumado al plantel en agosto, casi sobre el cierre del mercado de pases,y de comenzar algo relegado en la consideración de los entrenadores, Emiliano Purita se transformó en una interesante rueda de auxilio para San Martín.

No juega demasiados minutos, pero su efectividad es alta. Corre, se muestra intenso; es bravo el petiso. Tanto es así que los periodistas de TV que estuvieron en La Ciudadela el lunes contra Sarmiento lo calificaron como un cable pelado. Por sus revoluciones hace que salten chispas por todos lados.

Pero además, el volante corredor, metedor, que no da por perdida ninguna pelota, encontró en su versión 2019/20 una faceta que no era tan conocida; o por lo menos que no aparecía en su currículum: la buena pegada de media y larga distancia.

En las prácticas, él es uno de los que se queda después de hora afinando la puntería. “Emi” es el que hace revolcar a los arqueros y el que festeja con gritos furiosos que retumban en cada rincón del complejo “Natalio Mirkin”. Y ese entrenamiento comenzó a dar resultados por los puntos.

En este torneo, Purita sacudió redes rivales, siempre con idéntica característica: misiles teledirigidos desde afuera del área.

Por esa vía festejó ante Atlético de Rafaela, Gimnasia de Mendoza y Sarmiento. “Siempre trato de incorporar nuevas cosas a mi juego, algo que me sirva para poder rendir más y mejor”, le explica a LG Deportiva el autor de tres tantos que sentenciaron esos duelos y que le inyectaron tranquilidad al equipo. “Son momentos que hay que aprovechar; uno tiene que tener fe y confianza de que la pelota puede llegar. Por suerte fueron goles que terminaron sentenciando los partidos”.

A esa vehemencia, y vértigo, con los que disputa cada pelota que le valieron el apodo de “cable pelado”, Purita le agregó una buena dosis de serenidad y aplomo para jugar cada vez que Favio Orsi y Sergio Gómez requirieron de sus servicios. Ya no es volante carrilero “eléctrico” que corría a lo loco por la banda derecha.

Hoy está un poco más sereno. Piensa más y eso le permite resolver mejor las jugadas. La dupla lo utilizó como volante por afuera y también como interior; y él siempre respondió. “Me siento con más experiencia; siento que camino mejor la cancha. Además de la dinámica que aporté siempre, hoy estoy más sereno y pienso un poco más. En el lugar en el que estoy jugando encuentro espacios que antes no veía. Me acomodo mejor y trato de buscar el hueco para lastimar. Hoy me estoy sintiendo muy cómodo”, asegura el ex San Lorenzo, que jugó 224 minutos en la temporada, que le bastaron para hacer un aporte interesante.

“No es fácil jugar poco. Pero el secreto está en hacer bien las cosas desde la entrada en calor. Yo trato de estar siempre enfocado, desde el inicio de un partido, porque en 15 o 20 minutos tenés que demostrar que podés jugar”, dice feliz por el presente personal y del equipo. Sin embargo, lejos de relajarse, Purita quiere más y tiene el objetivo entre ceja y ceja. “Venimos bien, pero debemos tener en claro que queda demasiado por delante. Tenemos que seguir siendo sólidos y no fallarnos entre nosotros. Lo que resta es largo y nos van a querer pegar y tirar de todos lados; pero si nos mantenemos fuertes, todo será más fácil”, cierra Emiliano, el “chiquito” súper poderoso.


>> RINCÓN SANTO

Luciatti está cada vez mejor

Se perdió los tres primeros partidos del año, pero trabaja para volver cuanto antes. Ayer, Abel Luciatti trabajó en el campo bajo las órdenes del kinesiólogo Damián Solís y se lo vio bastante bien. Según explicaron desde el cuerpo médico, el defensor ya no siente dolor, pero la práctica de fútbol será vital para saber si puede llegar en condiciones al duelo contra Riestra.

Otra vez Rey Hilfer

El juez del partido contra Riestra, el lunes desde las 17, será Leandro Rey Hilfer, el mismo que impartió justicia en el duelo entre ambos equipos, en La Ciudadela, por la fecha 4. Aquella vez, el “Santo” venció al “Blanquinegro” 2 a 0, gracias a un gol de Luciano Pons y otro de Pier Barrios.

Listo para volver

Ramiro Costa había sido expulsado contra Villa Dálmine y había recibido una fecha de suspensión. El delantero cumplió la pena el pasado lunes contra Sarmiento y está en condiciones de reaparecer de cara a un duelo crucial contra Riestra.

Comentarios