Julio Saguir: "Yo contesto sobre lo que supimos, no de lo que tuvimos”

Desde Planeamiento admiten las diferencias.

17 Feb 2020
1

Julio Saguir.

Desconcierto y dudas. Ratificaciones y rectificaciones. A la hora de hablar de las estadísticas del decenio pasado, predomina una suerte de intríngulis. Las dificultades son aún mayores si la cuestión es discutir la fijación de metas con esos números. “Yo contesto sobre lo que supimos, no de lo que tuvimos”, responde Julio Saguir al ser consultado sobre las proyecciones sociales que la Provincia hizo en 2010 para 2020.

Hace 10 años, el secretario de Gestión Pública y Planeamiento escribió el prefacio de los Lineamientos Estratégicos para el Desarrollo (LED), un informe que incluye los objetivos -con sus respectivos plazos- que perseguía el Gobierno provincial. Ahora, cuando el futuro se hace presente, la lectura posterior de lo que había sido propuesto produce perplejidad. Y surge un sinfín de preguntas.

“Nuestra planificación se basa en datos estadísticos que tienen distintas fuentes. La más importante de ellas es el Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos)”, ataja Saguir, que dirige la secretaría que planifica la gestión gubernamental desde hace 16 años y 14 meses, según su perfil en Linkedin.

El funcionario había sido consultado sobre la evolución de la pobreza en Tucumán. Según los informes que él dirigió, en 2010 el 14% de la población provincial no contaba con ingresos suficientes para cubrir la canasta básica. La meta para 2016, sin embargo, era que fuera del 20% -un porcentaje mayor-. Y, para este año, del 17%.

No se trata del único contraste: los LED de 2014 aseveraban que aquellos objetivos ya habían sido alcanzados Se sostenía que, para ese año, la pobreza en la provincia era del 4,6% y que la meta para 2020 era lograr un número inferior al 5%. Los últimos números oficiales de la Nación (del primer semestre de 2019) arrojan que el indicador ronda el 40% en el Gran Tucumán-Tafí Viejo.

“¿Qué pasó?”, le pregunta LA GACETA a Saguir. “Si a nosotros el Indec nos da esa evolución, es la pobreza que nosotros estipulamos. Según esos datos, se podía llegar a esos números”, insiste el secretario de Planeamiento. Luego, advierte: “ese año (por 2014), propusimos el 5% para 2020 debido a que entre nosotros ya habían surgido dudas de que eso (una pobreza del 4,6%) fuera a ser así”.

Saguir se detiene a consultar las estadísticas. Después, hace un agregado. “En esos casos, lo que hicimos fue mantener el dato de la pobreza. No dijimos ‘pobreza cero’. Si esa era la tendencia desde hace 14 años y quedaban cuatro más, es a lo que estadísticamente se hubiera llegado”, amplía.

Un triple condicionamiento

Dado el contraste entre las metas y el presente, el titular de Planeamiento explica la situación estadística. “A condiciones iguales, y dadas las tendencias, podíamos llegar a esas metas. Esto significa que, si todo seguía de la misma manera, era realizable. Pero hubo cambios en el medio”, expone.

Luego de hacer referencia a la nueva metodología por el cambio de Gobierno nacional en 2015, Saguir reitera: “es importante el tema de las condiciones iguales. Tucumán depende de un triple condicionamiento: regional, nacional e internacional. Cuando cualquiera de ellos se modifica, esas condiciones iguales desaparecen. Y aquello que te habías propuesto ya no es posible. Además, no es sólo competencia del Estado”.

El funcionario ejemplifica con la situación macroeconómica nacional. “Hubo devaluaciones, creció la inflación… Todo eso te condiciona severamente la evolución de cualquier índice y meta”, remarca. Y, finalmente, admite: “Sí, efectivamente, no hemos logrado el cumplimiento de algunas de ellas”.

Luego ensaya una autocrítica. “Podríamos hacer una evaluación de qué políticas públicas podrían haber colaborado un poco más. Pero, estrictamente, las metas fueron puestas pensando que las cosas no cambiarían tanto”, señala Saguir.

Con respecto a las estadísticas que manejaba la Provincia durante las presidencias de Cristina Fernández de Kirchner, el secretario reflexiona acerca de la situación del Indec de aquel entonces. “No podemos dejar de considerar que algunos de esos datos fueron producto de un proceso que ha sido cuestionado por algunos de sus índices”, acepta.

“Cautos, no optimistas”

Los LED de 2014 informaban que la pobreza en 2010 había sido del 14%. Sin embargo, hace un decenio se proponía una meta del 20% para 2020. Es decir, se pautaba un incremento de la pobreza en una década. “Quisimos mantenerla. Tratamos de ser cuidadosos y de no avanzar con cierta facilidad más allá de lo que siempre fueron niveles históricos. Más que optimistas, es al revés. Hemos sido cautos. Por eso, cuando en 2014 el Indec informaba del 4,6%, nosotros proponíamos un 5% para 2020”, explica.

“¿Cuánto puede un actor subnacional como Tucumán desarrollarse por cuenta propia? No es una cuestión menor. Dependemos de las circunstancias externas”, plantea de forma retórica Saguir para concluir su postura.

El “apagón estadístico” nacional de 2013 ha producido complicaciones para los objetivos provinciales. En 2014, se hablaba de una pobreza inferior al 5% en Tucumán; y se confeccionaban metas locales a partir de ese número. Sin embargo, la propia Dirección de Estadística de la Provincia (DEP), que depende de la Secretaría que conduce Saguir, señaló oficialmente luego que, en aquel 2014, la cifra era del 26%. La diferencia es mayor a 20 puntos. El secretario admite los “severos cambios”.

Hoy, la pobreza supera en 35 puntos a lo que se planificó hace seis años para este presente.

Comentarios