Preocupa la aparición de pumas en zonas urbanas

26 Ene 2020
1

CACHORRO. El animal rescatado tiene 18 meses de vida.

Unos minutos antes de las 11 del viernes, la tranquilidad de la mañana en el predio del Club Médico de Los Nogales, en Tafi Viejo, se vio alterada: un puma irrumpió en el lugar. “Lo perseguían pájaros, luego se sumaron perros y el animal se asustó mucho. Se subió a un pino de aproximadamente nueve metros de altura”, relató Ángel Aguilar, jefe de bomberos de Tafí Viejo.

El operativo de rescate duró tres horas e intervino personal de la comisaría de Los Nogales, personal de Unidad Regional Norte, empleados y directivos de Flora y Fauna, guardaparques de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y empleados del Club Médico.

“A las 14.40 logramos anestesiar al animal y cayó del árbol amortiguado por redes del equipo de rescate de animales silvestre de los bomberos. Luego, rescatistas de Flora y Fauna trasladaron al puma para que sea atendido”, agregó Aguilar.

Se constató que es un cachorro de aproximadamente 18 meses y que se encuentra en perfecto estado de salud. El informe veterinario completo se conocerá esta semana. “Llevamos al animal a la Reserva Fitozoológica en San Pedro de Colalao para ponerlo en cuarentena. Pasados esos días se decidirá qué es lo mejor para él”, indicó Ana Palacio, jefa de la División de Fauna Silvestre de la Provincia.

Poco habitual en la zona

A pesar de que no es la primera vez que un felino aparece en la zona, los especialistas insisten en que no es una tendencia normal.

“No es común que aparezcan felinos en zonas urbanas y mucho menos en horarios diurnos. Creemos que el animal estuvo en cautiverio por su comportamiento”, comentó Palacio. Además indicó que los pumas forman parte de nuestra fauna autóctona, pero en zonas altas, como en las cumbres.

Los rescatistas suponen que el animal podría haber escapado de alguna finca cercana al complejo.

Juan Pablo Julia, director de la reserva Horco Molle alertó de que hay muchos animales silvestres en cautiverio. “En el caso de los pumas es un problema grave. Un animal que se acostumbró a vivir con humanos no nos teme. Por ende, si siente hambre o se ve amenazado podría atacar a las personas”, explicó.

Antecedentes

En abril del año pasado, a la altura de Tapia, un puma cruzó la ruta que conduce a Raco y resultó herido por una camioneta que lo chocó. El animal quedó tendido en la banquina y luego desapareció sin dejar rastros.

Hace tres meses, en una casa de Tafí Viejo, otro puma había causado tensión en el vecindario. Ese animal joven, de unos 30 kilos, se refugió en la pieza de una vivienda. Luego del rescate fue entregado a la Reserva de Horco Molle, que depende de la UNT.

Comentarios