VIH: se buscan voluntarios para probar la eficacia de una vacuna

Se trata de un estudio con alcance global y los tucumanos pueden participar. Cómo sumarse.

26 Ene 2020
1

EN BUSCA DE LA VACUNA. Es un estudio que se realiza a nivel global. consultorsalud

Un nuevo paso se está dando en los esfuerzos por acabar con la pandemia de VIH, y Tucumán puede ser parte de él: se buscan voluntarios para probar la eficacia de una vacuna. La convocatoria la hizo la Fundación Huésped, único centro de investigación de nuestro país que participará del Estudio Mosaico, que tiene alcance global y se realizará en Argentina, Brasil, España, Estados Unidos, Italia, México, Perú y Polonia.

En total participarán unas 3.800 personas VIH negativas de entre 18 y 60 años, con alto riesgo de contraer VIH. (Ver: “Prevención, no la cura”).

“Pensemos que gracias a la vacuna contra la polio hoy estamos a un paso de erradicarla del mundo. Entonces podemos imaginar cómo encontrar finalmente la vacuna contra el VIH puede impactar en la historia de la epidemia a nivel global, sobre todo en aquellas personas que están más expuestas al virus”, resaltó Pedro Cahn, fundador y director Científico de Huésped.

“Lo que hace el régimen experimental de vacunas que se va a probar es estimular el sistema inmune de los participantes para que produzcan anticuerpos protectores”, explicó.

Quienes resulten seleccionados (Ver: “Quién puede participar”) recibirán intramuscularmente seis inyecciones dentro del plazo de un año. El estudio dura tres años y asegura a los participantes la provisión de las vacunas, la atención clínica en Fundación Huésped, todos los estudios de laboratorio, y los viáticos para transporte y el desayuno en los días de consulta y/o laboratorio.

Llegar hasta aquí

Es una muy buena noticia; una más, en realidad, en una historia de los más de 30 años que hace que el VIH irrumpió en el mundo con fuerza arrasadora: la posibilidad de lograr una herramienta más de prevención abre muchas esperanzas.

El VIH se identificó en 1984 y era, en ese momento, casi sinónimo de condena a muerte. Pero en la sociedad actuó, además, como un disparador del miedo; y de su mano, de la discriminación, del maltrato, del estigma, del abandono... y sí, del odio.

Mucho, pero mucho ha cambiado para las personas que se infectan con VIH (salvo en buena parte de “lo social”, lo que es muy grave): los tratamientos permiten buena calidad de vida, las expectativas de vida son semejantes a las de las personas seronegativas y (la buenísima noticia de hace unos años) se demostró que si el virus está indetectable, las personas que viven con él no lo transmiten.

Sumar ahora esta posibilidad de prevención, mientras se espera la cura (y se sigue investigando para lograrla) sería un gran paso.

“El estudio se encuentra en Fase III, esto es, una etapa que desarrolla ensayos a gran escala e involucra a miles de personas en todo el mundo. Esta fase es definitiva para determinar si se aprueba o no una medicación o vacuna para su comercialización. Previo a esto, el estudio atravesó satisfactoriamente las etapas de investigación, incluidos los ensayos en animales y en personas”, destaca el comunicado de Huésped.

Prevención, no la cura: para el estudio mosaico se buscan voluntarios que no vivan con el VIH

La vacuna propuesta por el estudio Mosaico tiene un fin preventivo: busca evitar que personas VIH negativas adquieran el virus; no está orientada a personas que ya viven con VIH. La vacuna se basa en la combinación de proteínas del virus que se agregan genéticamente a un vector vira inofensivo para los humanos, pero efectivo para generar inmunidad específica contra los diferentes subtipos de VIH. Por lo tanto, ninguna persona recibirá el VIH, ni muerto ni atenuado. En los últimos 25 años, más de 30.000 voluntarios formaron parte de estudios de vacunas contra el VIH en el mundo y en ningún caso se produjo infección, ya que no contienen VIH.

Quién puede participar: la Fundación Huésped aclaró los criterios con los que se seleccionan los voluntarios

Se buscan hombres cisgénero y personas transgénero que tienen relaciones sexuales con hombres cisgénero y/o personas transgénero que no viven con VIH, pero se encuentran en riesgo de adquirirlo. Es necesario estar dispuesto a que de manera regular se les realicen controles médicos y análisis de detección del VIH, y se les brinde asesoramiento. No se es apto para este estudio si se está interesado acceder a la Profilaxis Pre-Exposición (PrEP) contra el VIH.  (Fuente: Fundación Huésped).

Comentarios