Omar Gallardo y Ariel Rojas, un 5 de ayer y un 5 de hoy en Atlético

El “Indio” supo ganar partidos importantes en el club y ahora maneja una ambulancia. “Chino” Rojas no trabaja con emergencias pero le salva las papas al “Decano”.

25 Ene 2020

El partido estaba bien “chivo” aquella siesta del domingo 8 de mayo de 2011. Atlético no lograba imponer su condición de local a los “primos”, que estaban siendo muy superiores. El 0-0 con el cual los equipos se habían ido al descanso había sido un premio exagerado para el “Decano”. La cosa debía cambiar; y cambió. El “Pirata” Adrián Czornomaz movió el banco al inicio del complemento; y el ingreso de Omar Gallardo resultó fundamental. El “Indio” se adueñó del mediocampo, interrumpiendo toda jugada que pretendía hilvanar San Martín. A partir de su desempeño, Atlético fue creciendo; y a seis minutos del cierre del encuentro logró llegar al gol, por intermedio de Gastón Stang.

Luego de aquel clásico victorioso, Gallardo jugó apenas unos pocos partidos más con la camiseta “blanquiceleste”. Pero su actuación en aquella jornada bastó para que se ganara para siempre el cariño del hincha “decano”.

A los 40 años continúa despuntando el vicio: integra el equipo Senior de San Lorenzo, junto a jugadores de la talla de Néstor Gorosito, Alberto Acosta y Adrián González, y con Ángel Bernuncio como técnico. Pero no vive del fútbol.

FUNCIONES. Rojas pone su experiencia para ordenar el mediocampo.

“Trabajo manejando una ambulancia en la clínica privada Cruz Blanca, en Buenos Aires. En la ambulancia vamos el doctor y yo. Mi labor es el traslado de pacientes; y también hago trabajos administrativos”, contó “Indio” a LG Deportiva. Y añadió que disfruta de sus funciones: “estoy muy cómodo; y me gusta. Está bueno estar a disposición de la gente, sobre todo cuando está mal”.

De sus dichos queda claro que desempeña su labor con suma responsabilidad. “Hay veces que se trata de una emergencia, y hay que hacer sonar la sirena. Me ha tocado, por supuesto; varias veces. Generalmente con los accidentes automovilísticos por lo cuales nos llaman. Hay que prenderla, pero sin dejar de ser precavido; no vaya a ser cosa de que te pase a vos eso que estás ayudando a evitar”, dijo.

Su paso por Atlético

Una sola temporada jugó “Indio” para el “Decano”. Pero lo que vivió durante ese breve lapso le dejó profundas huellas en su memoria. “Tengo el mejor recuerdo de Atlético. Seguimos siendo amigos con (Javier) ‘Satanás’ Páez, por ejemplo. Cada vez que me pongo a hablar de fútbol termino hablando de Atlético”, admitió Gallardo.

Dentro de tantas bondades, elogió, en especial, al hincha. “El cariño que demostraba la gente en la calle, la cantidad de hinchas que llevaba... de eso no me lo olvido”, aseguró. Y para reafirmar lo dicho recordó una anécdota: “una vez el ‘Pulguita’ me había pedido que lo llevara al complejo de Ojo de Agua. Él acababa de volver de Newell’s; y yo no estaba muy al tanto de lo que él significaba para Atlético. De repente veo que en cada esquina le pedían autógrafos y yo me decía para mí mismo: ‘¿a quién llevo? ¿A Messi?’ Fue increíble”.

RECUERDO. A Gallardo le bastaron pocos partidos para ganarse a los hinchas. la gaceta / foto de franco vera (archivo)

Y, por supuesto, aquel clásico de mediados de 2011 también quedó en su memoria. “Lo recuerdo muchísimo. Entré en el entretiempo, con Diego Erroz. La pasábamos mal, y por suerte cambió todo y lo ganamos. Fue inolvidable”, dijo.

Cada lunes por la noche “Indio” vuelve al fútbol. “Llegué al equipo Senior por medio del ‘Loco’ González (ex jugador de Banfield). Me vio por redes sociales jugando en un potrero y me ofreció ir. Cada uno entrena por su cuenta y jugamos los lunes a las 21. Son partidos interesantes, el nivel es competitivo y cada vez va más gente”, contó.

El "Chino"

El 16 de enero cumplió 34 años. A una docena de su debut en Vélez, Ariel Rojas sigue compitiendo, se siente pleno físicamente y aunque sea un “muticampeón”, cuando tiene que arremangarse y trabajar, lo hace sin chistar.

“El ‘Ruso’ (Ricardo Zielinski) me pide que esté al lado del 5. Que le dé orden al mediocampo y cuando recuperamos la pelota, me sume al ataque. Somos un equipo directo, que por lo general no tiene mucho la pelota; entonces tuve que acostumbrarme a este estilo de juego”, admite Rojas.

Con más de 400 partidos en su haber, “Chino” se muestra conforme por los objetivos asumidos cuando llegó a Tucumán. Claro, que el calendario del “Decano” en 2020 sea exigente lo motiva. “Tendremos muchos partidos seguidos este semestre. Vamos a necesitar de todo el plantel, tenemos con qué afrontarlo. Será importante que el grupo esté unido y todos estemos listos”, advirtió sobre el futuro el ex jugador de River.

FIGURAS. En el equipo Senior de San Lorenzo, junto a Gorosito y “Beto” Acosta. la gaceta / foto de archivo

Por supuesto que la Copa Libertadores asomando en el horizonte de los de 25 de Mayo y Chile genera expectativas y puede llegar a desviar el foco de atención. “Llegará el momento para pensar en el repechaje de la Copa, por ahora tenemos que tratar de tener un buen inicio en la Superliga, porque estamos en una situación expectante y si sumamos de a tres nos acercaremos a los de arriba.”, se ilusiona Ariel con el arranque del torneo domestico frente a Racing. Aunque sabe que, en esta competencia local, donde entre el puntero y el décimo hay seis puntos de diferencia, será dura. “Todos los partidos van a ser difíciles desde aquí al final del semestre, tenemos compromisos importantes por delante y debemos estar tranquilos, ir partido a partido”.

“Chino” no reparó en elogios para el trabajo que se realiza en las divisiones formativas del club. ”Con solo ver un rato los entrenamientos te das cuenta que hay muy buen nivel. Es difícil encontrar el momento justo para que los chicos sumen minutos en primera, ojalá nosotros le podamos dar la estabilidad al equipo para que los chicos vayan sumando minutos”, dijo Rojas a LG Deportiva.

Con ocho títulos en su mochila con River, más un ascenso con Godoy Cruz, llegó “Chino” al “Decano” para seguir escribiendo su historia. “Cuando apareció la posibilidad de Atlético, averigüé sobre el club y recibí excelentes referencias. Yo sabía que venía a un Atlético que estaba ordenado y con ganas. No me equivoqué”.

Comentarios