Emotiva marcha para reclamar por el joven asesinado

Vecinos y turistas fueron hasta el boliche.

21 Ene 2020
1

RECLAMO DE JUSTICIA. Pidieron por Fernando Báez Sosa y para que cese la violencia

Vecinos y turistas de Villa Gesell marcharon anoche con velas encendidas hasta la puerta del boliche frente al que asesinaron a Fernando Báez Sosa y leyeron una carta de familiares, amigos y conocidos de la víctima para exigir justicia.

La movilización comenzó minutos después de las 21, en la puerta del local nocturno “Le Brique”, situado en avenida 3, entre Paseo 102 y avenida Buenos Aires, en pleno centro de esa localidad balnearia.

Al frente de los manifestantes estuvo Virginia, la adolescente que la noche del crimen le practicó RCP a la víctima cuando esta yacía inconsciente en el suelo tras ser brutalmente golpeada.

La chica a través de un micrófono pidió el cese de las violencia a la salida de los boliches y remarcó la importancia de hacer el curso de RCP. Luego leyó una carta firmada por “familiares, amigos y conocidos” del joven asesinado: “Fernando es una de las personas más hermosas que conocimos y desafortunadamente, por culpa de otros que no saben sobre el significado de diversión, todo terminó en tragedia. Él siempre buscó hacer el bien al resto, nunca fue violento. No fue una pelea ni enfrentamiento: lo fueron a matar. Fer siempre demostró cariño, compasión, humildad y todos aquellos los valores que se le pueden ocurrir a cualquiera, sin excepción alguna. Fue un ejemplo de superación para todos nosotros, y nos transmitió muchísimo en todo el tiempo que estuvimos junto a él. Va a estar siempre con nosotros en cada nueva etapa, y lo más importante es que lo vamos a tener cerca, sin nunca, nunca olvidarte”.

Piden un día de duelo

Tras la lectura de esta carta, una de las vecinas pidió a la intendencia que decrete “un día de duelo” a raíz de lo ocurrido. Después hubo un minuto de silencio y finalmente los manifestantes colocaron las velas encendidas sobre las escalinatas del boliche.

El último adiós

A mediodía, decenas de familiares y amigos de Fernando Báez Sosa, participaron de la inumación de sus restos en el cementerio de la Chacarita.

En medio de un clima de profundo dolor, los padres de Báez Sosa estuvieron acompañados desde la mañana por la novia de Fernando y decenas de familiares y amigos que concurrieron a la sala de la avenida La Plata al 900, en el barrio de Caballito, donde se desarrollaba desde ayer el velatorio.

Graciela, la madre de la víctima, pidió que se haga justicia por su hijo. “Él no se merecía esto, ni ninguna persona”, dijo

En tanto, una prima del joven, Nancy, explicó que la situación “es bastante dura” porque “él era un chico demasiado bueno y tranquilo para que pase lo que pasó”, y que “la forma en que se dio es demasiado brutal y triste”.

Además, dijo no poder “entender que se haya dado de esa forma”, ya que “no había un motivo real para le peguen de esa manera”.

“Si hubo una pelea o un roce, no justifica que se pongan entre diez u once personas con un chico solo”, agregó.

“Ya no lo vamos a tener nunca más y es demasiado triste por sus padres, que se quedan solos, pedimos justicia y que todos los padres reconsideremos cómo estamos criando a nuestros hijos, nadie es más que nadie para hacer semejante acto de violencia, por creerse superior, por tener un poquito más”, concluyó Nancy.

Cerca de las 9 de la mañana, el cortejo fúnebre partió de la sala velatoria hacia el Colegio Marianista, ubicado en la Avenida Rivadavia y Víctor Martínez, en Caballito, donde Fernando cursó sus estudios secundarios.

Allí, se realizó una misa en la que estuvieron presente decenas de amigos, compañeros de colegio de la víctima, docentes y autoridades del colegio.

Luego, pasadas las 10.30 el cortejo siguió camino hacia el cementerio de Chacarita acompañado por un micro escolar en que se hallaban los amigos del joven. (Télam)

Comentarios