Tres norteamericanos fueron asesinados por Al Shaabad

Ocurrió durante un ataque perpetrado en Kenia.

06 Ene 2020
2

REUTERS

El Comando de los Estados Unidos para África (Africom) confirmó hoy que tres norteamericanos, un militar y dos contratistas civiles, murieron este domingo en el ataque realizado por la milicia islamista somalí Al Shaabad a una base militar en Kenia.

"Durante un ataque de Al Shabaab, un miembro del servicio estadounidense y dos contratistas del Departamento de Defensa fueron asesinados en una base militar de la Fuerza de Defensa de Kenia en Manda Bay", informa el comunicado oficial.

REUTERS

La comunicación, además, precisa que otros dos miembros del Departamento de Defensa resultaron heridos y se encuentran estables.

Ayer, milicianos de Al Shaabab, un grupo yihadista somalí afiliado a Al Qaeda desde 2012, irrumpieron en la base de Manda Bay, en el sureste de Kenia, donde operan habitualmente tropas norteamericanas.

El comunicado precisa que el ataque al complejo hoy involucró fuego indirecto y de armas pequeñas y los informes indican que seis aviones civiles operados por contratistas sufrieron daños en algún grado.

Manda Bay Airfield es utilizado por las fuerzas estadounidenses cuyas misiones incluyen proporcionar capacitación a sus socios africanos, responder a crisis y proteger los intereses estadounidenses en esta área estratégicamente importante.

El intento de asalto a Manda Air ocurrió al calor de la escalada de tensión entre Estados Unidos y Oriente Medio motivada por la muerte el viernes del general iraní Qasem Soleimaní en un bombardeo estadounidense en Bagdad.

"En este momento, los nombres de los caídos y los heridos se retienen como parte del proceso de notificación de familiares", informó el Africom.

El general del ejército Stephen Townsend, comandante del Comando de África, pidió que "mientras honramos su sacrificio, también endurezcamos nuestra determinación".

"El trabajo que nuestras fuerzas estadounidenses están haciendo en África Oriental refuerza las asociaciones, contrarresta la influencia maligna y mantiene una presión crítica sobre las redes terroristas", dijo Townsend.

"Junto con nuestros socios africanos e internacionales, perseguiremos a los responsables de este ataque y al-Shabaab que busca dañar los intereses estadounidenses. Seguimos comprometidos a evitar que al-Shabaab mantenga un refugio seguro para planear ataques mortales contra Estados Unidos, África Oriental y socios internacionales", concluyó. (Télam)

Comentarios