Las ideas que el ministro de Economía expuso en Nueva York ante LA GACETA

07 Dic 2019 Por Álvaro José Aurane
1

MARTIN GUZMÁN. El ministro de Economía de Alberto Fernández. TELAM

“Con apenas 37 años y sin experiencia en el ámbito político, Martín Guzmán deberá lidiar con una de las inflaciones más altas del mundo, una actividad en caída libre y el desafío de renegociar una pesada deuda externa cuando asuma como ministro de Economía de la Argentina”. Así es como la agencia internacional de noticias Reuters presenta al especialista en macroeconomía que, en 72 horas, se hará cargo de la política económica del país.

“Es alguien a quien en los últimos tiempos he consultado mucho por los problemas que tiene Argentina en materia de deuda”, manifestó durante la tarde de ayer el presidente electo, Alberto Fernández, al confirmar su designación y presentar a las principales figuras de su gabinete.

En la Universidad de Columbia, donde es discípulo del premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, el argentino se desempeña como investigador y uno de los principales objetos de su estudio es la reestructuración de la deuda. “Nadie quiere un default. Argentina necesita generar capacidad de repago (...) Si la economía argentina no sale de esta espiral recesiva no va a poder pagar la deuda más adelante”, explicó Guzmán en una entrevista periodística en octubre, rescata Reuters.

Al mes siguiente, ante la Organización de las Naciones Unidas, Guzmán presentó en una propuesta para no pagar la deuda de inversores privados por dos años, no pedir desembolsos del FMI y negociar de buena fe con acreedores para recuperar la sustentabilidad de la deuda, puntualiza la agencia.

Aunque su actividad más rutilante se desarrolla en los Estados Unidos, Guzmán no sólo no ha perdido contacto con la Argentina sino que pasa varios meses al año aquí. De hecho, dicta un curso en la Universidad de La Plata, donde se graduó. La capital de la provincia de Buenos Aires es su ciudad de origen.

El 19 septiembre, Guzmán brindó una conferencia para la misión oficial del Zicosur que encabezó el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, en Nueva York. Durante esa ponencia, de la que participó LA GACETA, el especialista diagnosticó que uno de los problemas estructurales de la Argentina radica en que la producción de lo que le exporta se encuentra estancada desde hace una década.

Cinco definiciones ante los tucumanos

- “La producción de lo que Argentina le vende al mundo está estancada desde 2011. Eso limita todo proceso de desarrollo”.

- “Como se estancó la generación de dólares, la torta para distribuir no crece; a la vez, lo que se lleva el resto del mundo va en aumento; y lo que queda para nosotros es cada vez menos. La economía se contrae más. Y el problema es que también se necesitan dólares para producir, porque buena parte de la producción interna demanda insumos importados”.

- “(El problema de la inflación) no se puede resolver de la noche a la mañana. Tampoco se puede pasar de un escenario de déficit primario a uno de superávit primario de un día para otro. ¿Dónde se va a hacer ese ajuste? Dicho de otro modo, si se pudiera hacer, sería autodestructivo”.

- “a Argentina tiene que recuperar la capacidad de tener superávit fiscales, tiene que estabilizar esos superávits y tiene que saber que sin superávits no podrá solucionar sus problemas económicos. Hacer esto no demandará de dos años ni tres, sino de más tiempo”.

- “Es importante pensar en un programa macroeconómico en el que el Ministerio de Economía y el Banco Central no estén separados”.

Comentarios