Chicos tucumanos impulsan en las redes su carrera musical

Por cuenta propia, muchos tucumanos suben videos y proyectan su futuro en la industria de la música.

04 Dic 2019 Por Karen Fernández

Cientos de tucumanos disfrutan del canto. En la ducha, en un coro, como hobby o de forma profesional. La música forma parte de la vida de muchos y llega a establecer lazos.

Cuatro jóvenes que no se conocían llegaron a LA GACETA. Estaban nerviosos y tenían algo en común, el amor por la música. Sólo bastaron unos minutos, unas cuantas palabras y comenzó a nacer la amistad. “¿Che, y si grabamos algo juntos para subirlo a las redes?” 

Lucas, Bianca, Belisario y Rosario decidieron dedicar parte de su vida a la música. Comparten videos por redes sociales, se presentan en bares y tienen mucho que decir con sus canciones.
 Vibrá! la plataforma de redes de LA GACETA lanzó una convocatoria para conocer a artistas emergentes tucumanos. Ellos fueron algunos de los jóvenes más mencionados y ahora van a participar en un concurso. Si querés votar podes ingresar a la página de Facebook del diario. Conocé acá el detrás de escena de esa producción y cómo piensan estos cantantes.

- ¿Cómo impactó la música en sus vidas? ¿Qué opinan de la música actual? ¿Cuáles son las expectativas en su carrera? ¿Cómo empezar a subir videos?

“La música entró en mi vida como una manera de honrarla a mi vieja, que falleció hace tres años. Ella era música en todo sentido. Quería conectarme con lo que me dejó. Y así cada vez toma más importancia en mi vida”, confesó Lucas Guzmán (24 años).

LUCAS. Canta para honrar a su madre. LA GACETA / FOTOS DE FRANCO VERA

Bianca Cipriani (21) quisiera ser reconocida en la provincia. “Me gusta que la gente aprecie el arte que hago, no quiero vender solamente. Mientras transmita algo a alguien soy feliz, a veces veo que la gente mueve el pie al ritmo de la música cuando canto en bares y eso es hermoso. Quiero sacar sonrisas”, afirmó.

“Desde chico tengo mucha ambición con la música. Veo muchas presentaciones en vivo de los artistas que me gustan, la gente está prendida fuego en ese show. Me digo a mi mismo que quiero causar eso. No por el hecho de ser famoso, si no de conectar profundamente con esa cantidad de personas. Quiero que mi mensaje llegue a la gente y refleje quién soy”, anhela Belisario Terán (19).

BIANCA. Se presenta en bares con un amigo.

A Rosario Albarracín (19) le gustaría componer sus canciones. “Me imagino fusionando varios estilos. Quiero hacerme conocida por una canción mía y vivir lo que vivo como parte del público, siendo la artista”, explicó.

- ¿Qué opinan de los géneros más escuchados en el país?

En la mayoría de plataformas de audio, existe lo que se conoce como “Top 50”, que agrupa las canciones más escuchadas. En el Top de Argentina se destacan dos géneros que abarcan la mayoría de las canciones que figuran en la lista: trap y reggaetón.

“Se consume la música que se vende, el marketing que tienen detrás muchos artistas termina eclipsando a otros que tienen mucho talento pero quizá no los recursos para hacerse conocer”, opinó Lucas. Según él “si creás música en el ámbito del rap tenés posibilidades de triunfar”.

Bianca defiende los géneros que considera “no convencionales”: “existe mucha variedad; me gusta la música que combina varios instrumentos. No me familiarizo con la música que se escucha mucho ahora; hay que tener presente que existen muchos géneros y gente que los disfruta más allá de si son conocidos o no”.

“Hay muchos productos sin alma, sólo hechos para vender. Algunos artistas sólo quieren llegar a la fama y no le veo sentido a eso. Un artista debe saber adaptarse a las distintas épocas sin perder su esencia, su alma y originalidad. Considero que ahora hay música vacía y superficial”, afirmó Belisario.

Rosario, más conocida por su nombre artístico, Athena, opinó: “en Latinoamérica se busca mucho lo comercial, todo lo que venda para eso está la industria. Tengo mucha esperanza de que se abra el mercado musical. La industria quiere convencerse de que lo que producen es lo único que vende, tienen que dar más lugar”.

- ¿Cómo empezaron a subir videos?

Las redes sociales son uno de los mayores aliados para los artistas independientes. Allí suben sus covers e interactúan con sus seguidores.

“Cuando estoy escuchando música y hay alguna canción que no me puedo sacar de la cabeza es cuando decido grabar un cover. Lo más loco es que cuando grabo, se me pasa el fanatismo por la canción porque odio escucharme”, admitió Lucas, que acumula 2.800 seguidores en Instagram.

Comenzó a subir videos por insistencia de su profesor de canto, ya que llevaba tomando clases hace varios años. “Me obligó a que me presente a cantar en público. Yo siempre dije la típica frase de ‘ya te aviso’ esperando que quede en la nada y no pasó eso”. Subí mi primer video hace tres años, fue un paso más en mi carrera, todavía me faltan un millón”, recordó.

Bianca asegura que empezó a cantar a los dos años y hay videos que lo comprueban; en las redes empezó recién en 2016, ahora acumula 2.700 seguidores. Cuando va a subir videos tiene en cuenta el lado estético y audiovisual. “Un video tiene que tener buena luz; siempre canto temas con los que me siento cómoda y la practico un mínimo de 10 veces antes de grabarla”, admitió. Se reconoce como una persona ”autoexigente”, por lo que no sube videos seguido.

También canta en bares. “Formamos una banda con un amigo guitarrista. La primera presentación fue desastrosa; no sabía las letras y los nervios eran indominables. Tuve muchísimo apoyo de mi amigo para vencer el pánico escénico. Ahora toco casi todas las semanas”, agregó. Bianca se presentó en el casting de La Voz Argentina en Salta, aunque no fue seleccionada.

BELISARIO. Quiere transmitir su mensaje.

Belisario empezó su carrera hace poco, pero ya subió a Spotify su primera canción original y se presentó en el casting de La Voz. “Grabo los temas que siempre tengo en la cabeza, que escucho en la radio o algún amigo me recomienda. Por lo general grabo en mi living y me fijo en los detalles, tuve que acomodar el cuadro que estaba chueco alguna vez y se veía”, admitió entre risas.

Y aclaró: “mi prioridad es que suene bien. Me imagino viendo el video para hacer contenido que me guste e interese. Subí mi primer video en 2016, aunque ahora lo hago con mucha más frecuencia”. Belisario se presenta en bares con su primo que toca la guitarra: “toda mi vida quise hacer lo que estoy haciendo ahora. Las redes me dieron la oportunidad”, confesó. Tres años después de haber empezado tiene 2.000 seguidores.

Athena necesitaba encontrar un nombre que le quitara el miedo y lo encontró cuando tenía 15 años. “Siempre busqué algo que me permita ser yo, por eso sentí la necesidad de tener un seudónimo. Elegí el nombre con mi mamá y ella admitió que si hubiese conocido este nombre cuando nací me lo iba a poner. Este nombre me da fuerzas para poder pararme frente a un escenario y ser yo”, confesó. La joven acumula 1.800 seguidores en Instagram.

A la hora de grabar reconoce que es muy subjetiva: “voy por la interpretación, me adueño de la canción y le hago arreglos para sentirme cómoda. Hasta que lo grabo pasa bastante tiempo. Empecé a presentarte en eventos como solista aunque me gustaría mucho formar una banda; conocí a un guitarrista y nos presentamos juntos en eventos privados”. Athena también se presentó en castings, entre esos el de La Voz, más allá de ser seleccionada o no quería conocer la experiencia. “Quería demostrarme que ‘no pasa nada’ y vencí mis miedos”, reflexionó.

- ¿Cambiarían su estilo para producir géneros más conocidos? ¿Tienen referentes?

Los artistas por lo general se identifican con un género en el cual se sienten cómodos para crear y componer. O quizá toman a algún referente que los guíe en su carrera y les sirva de inspiración. Al pasar los años muchas figuras de la música tuvieron que cambiar su estilo para poder perdurar entre los más escuchados, un claro ejemplo es Luis Fonsi.

“Nunca cambiaría mi estilo; la música que me gusta se escucha mucho. Siento que con algunos géneros de ahora tenés que encajar en un estereotipo y no me gusta. Nunca me tatuaría la cara, lo que parece ser un requisito para ser un trapero. No cambiaría mi estilo por fama”, confesó Lucas. Entre sus referentes mencionó a The Weekend, Guns N Roses y Los Beatles.

ROSARIO. Quiere componer sus canciones.

Bianca disfruta de cantar todo tipo de géneros; lo que más quiere es transmitir algo que al otro le haga bien. Sus referentes son Ariana Grande y Lana del Rey. Athena y Belisario coinciden en su admiración a Michael Jackson y Bruno Mars. Ambos admiran a artistas que tienen una buena presencia escénica y sobre todo buena relación con sus fans.

Comentarios