Proponen que Alfaro requiera autorización para tomar deudas

La oposición busca derogar una ordenanza.

21 Nov 2019
1

POTESTAD DEL INTENDENTE. Ediles dicen que no avanzan contra Alfaro. twitter @alfarogerman

Los concejales de la oposición al municipio analizarán la derogación de una ordenanza de hace cuatro años que le permite a la Intendencia tomar crédito sin solicitar autorización al Concejo. Las bancadas peronista y bussista coincidieron en que el debate pasará porque el cuerpo recupere una potestad legislativa. En el bloque Vamos Tucumán, aliado al intendente capitalino Germán Alfaro, cuestionaron la medida porque puede “obstaculizar” la gestión.

Un artículo tiene el proyecto de ordenanza presentado ayer por el peronista Emiliano Vargas Aignasse, “derógase la ordenanza 4.780/15”. En sus considerandos, plantea “que las facultades otorgadas al Departamento Ejecutivo Municipal incumple la letra de los artículos 25 de la Ley Orgánica de Municipalidades (5.529)”.

La propuesta fue acompañada por las firmas de los peronistas Ernesto Nagle, Sebastián Carrillo Leito, José Luis Coronel, y de los bussistas Eduardo Verón Guerra, María Belén Espinosa y Liliana Leiva.

Diferencia entre bloques

“Lo vamos a poner en consideración el lunes en la comisión de Hacienda, porque creo que debemos devolverle al Concejo una potestad que es propia del cuerpo. Para nada debe ser tomado como una medida para avanzar sobre la gestión de Alfaro, es para que se cumpla con las leyes. Fijate que ahora la Provincia le ha solicitado permiso a la Provincia para pedir un préstamo, es lo lógico”, explicó Vargas Aignasse a LA GACETA.

El 29 de noviembre de 2015, en la primera sesión de la conformación del Concejo con mandato 2015-2019, Alfaro logró la aprobación de cuatro ordenanzas que le garantizaban un blindaje económico a su gestión, entre la que estaba la potestad de solicitar préstamos sin autorización del cuerpo vecinal. Ediles del peronismo y del bussismo presentaron proyectos en 2017 y 2018 para derogar esa ordenanza, pero no prosperaron. “Es nada más que para darle transparencia a la gestión. Fuerza Republicana ya había presentado un proyecto en el mismo sentido que no se trató; por eso definimos acompañar con la firma el proyecto de Vargas Aignasse. Esto no significa que no se le otorgue la autorización a la Intendencia para obtener un préstamo, sino es para saber el monto, cuál es la institución prestataria, la tasa de interés, el fin de los fondos. Es una potestad propia del Concejo para controlar la gestión de la intendencia y dar transparencia a los vecinos”, explicó la postura del bloque Eduardo Verón Guerra.

Para el radical Agustín Romano Norri, el fin de la propuesta es obstaculizar la gestión. “Me parece un error. Esta herramienta (pedir préstamos sin la autorización del Concejo) no ha sido empleada durante los cuatro años de vigencia por el municipio. Es importante mantenerla para que en momentos complicados sirva para solucionar problemas o contingencias. Esa es la forma de responder a emergencias sin ir al Concejo, por una cuestión operativa”, expresó. Y agregó: “creo que buscan obstaculizar (la gestión). Si mañana supongamos que hay inundaciones en la ciudad y se deben adquirir insumos para brindar asistencia, ¿vamos a esperar 15, 20 o 30 días para que el Concejo autorice el préstamo? Hubieran pedido un informe y sabrían si se usó o no esta herramienta”.

Comentarios