Un disparo terminó con una disputa familiar en Villa 9 de Julio

Un joven, de 35 años, falleció al recibir un tiro en la cabeza; la Policía busca al cuñado, señalado como posible autor del crimen.

12 Nov 2019 Por Luis Duarte

David García volvió a su casa para curarse el corte en su mejilla ensangrentada. Minutos antes, su cuñado, “Nene”, según lo conocen, lo había atacado con un cuchillo en la calle, a pocas cuadras de su hogar. No se trataba del primer cruce violento que protagonizaban ambos, pero sería la antesala de la última agresión. Cuando se trataba la herida, el cuñado entró con fuerza a la vivienda y le disparó en la cabeza con un arma larga, al parecer, una escopeta, según fuentes policiales y judiciales.

Tiro en el rostro

La víctima, de 35 años, murió al recibir un tiro en el rostro. Tras la muerte del hombre, la Policía buscaba al cuñado, al señalarlo como autor del disparo, quien se dio a la fuga a bordo de una camioneta.

La agresión se registró alrededor de las 17, en una vivienda ubicada en el pasaje 31-18, a la altura de calle Rafael Obligado al 1.500, en Villa 9 de Julio. Allí, en estructura de dos plantas (habitada abajo y en construcción arriba), vivían el muchacho atacado, los padres y una hermana. García fue llevado luego por esa hermana al hospital Centro de Salud, pero su cuerpo no soportó y llegó sin signos vitales a la guardia sanitaria.

CONMOCIÓN. El vecindario observa la tarea de los peritos en la casa. LA GACETA/FOTO DE HÉCTOR PERALTA

El joven y su agresor se habían vuelto a ver las caras en medio de una mala relación. Los familiares contaron ayer que la víctima se había enterado que la hermana, la mayor de tres, sufría violencia de género. “Esta hermana vive en Manantial Sur con la pareja hace tiempo”, expresó Lorena García, pariente del muchacho fallecido. “Había problema de familia. Al parecer, no podían tener contactos entre ellos (por García y su cuñado, el “Nene”). La hermana estaba aislada. Eso se había enterado David”, contó la mujer.

“Donde se veían los dos hombres, se peleaban”, reconocieron los parientes, quienes observaron desde la esquina del pasaje el procedimiento de los equipos técnicos del Ministerio Público Fiscal (MPF) y de la Policía.

La investigación

Las fuentes judiciales y policiales manejaban, a partir de los testimonios, esa hipótesis de las peleas previas al homicidio. Con base en las primeros datos, los investigadores, a cargo de Christian Peralta y Diego Bernachi, García había tenido hace tres días un conflicto con el “Nene”. Este lunes, se volvieron a encontrar y pelearon esgrimiendo armas blancas.

“Está individualizado el autor del hecho. Estamos ahora realizando las tareas, con el fin de avanzar en la investigación. Se tomarán pruebas para analizar si se solicitarán algunas medidas procesales”, expresó Lucas Maggio, del equipo de la Fiscalía Especializada en Homicidios I (a cargo de Adriana Giannoni).

INVESTIGACIÓN. Funcionarios judiciales inspeccionan la zona del hecho. LA GACETA/FOTO DE HÉCTOR PERALTA

“Hay un vínculo familiar entre el posible autor y la víctima. Y se habría utilizado un arma grande. El ataque en la parte de enfrente del domicilio (había sangre adentro y en la vereda de la vivienda). Se está buscando al pariente”, añadió el funcionario judicial ante la prensa.

“No salían mucho”

La familia García residía en esa casa hace muchos años, pero no tenían, al parecer, contactos continuos con el resto del vecindario. “Lo conocía de vista. Ellos estaban adentro de la casa, no salían mucho. Los padres nunca tuvieron problemas con nadie”, destacó una vecina, quien se presentó como Dora.

Al terminar el peritaje del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), habilitada la cuadra, los padres y los allegados a la víctima limpiaron con agua el piso de la zona del living. Desde adentro de la vivienda, la sangre del joven se dispersó por el suelo hasta perderse en el cordón cuenta de la calle de tierra. Se trató del homicidio número 122 registrado en la provincia en lo que va del año.

Comentarios