Un empresario chileno se comprometió a aumentar los salarios de sus empleados

Andrónico Luksic tomó la iniciativa e invitó al resto de los empresarios a hacer su aporte.

22 Oct 2019

Durante la quinta jornada de protestas sociales y de represión por parte del Ejército y de la Policía en las calles de santiago y de otras ciudades chilenas, un potentado empresario de ese país se conmovió por la crisis que afrontan sus compatriotas y anunció un aumento de los salarios en sus empresas.

Quien tomó la iniciativa fue Andrónico Luksic, uno de los empresarios más ricos del país. Anunció hoy una mejora en los sueldos de sus empleados a partir del 1° de enero próximo, como medida para ayudar a finalizar la crisis que se mantiene en Chile desde el viernes pasado y que ha llevado al presidente Sebastián Piñera a decretar el estado de emergencia.

En su cuenta de Twitter, Luksic, presidente de Quiñenco, empresa matriz del Grupo Luksic (uno de los mayores conglomerados de Chile) escribió: "Las crisis se resuelven con acciones concretas. Nosotros como Grupo daremos el primer paso. A partir del 1° de enero de 2020 ningún trabajador directo de Quiñenco y sus empresas ganará menos de 500.000 pesos (unos U$S 700)", se comprometió.

Remarcó que "no son muchos en esa realidad, pero desde enero no será ninguno. Subamos los estándares" y llamó a que más empresas se puedan sumar, informó Télam.

Los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad recrudecieron los últimos días. Reuters.

También hizo un llamado a todo Chile, "cada chileno en su medida, en su campo de trabajo o en su desarrollo profesional, puede dar un primer paso. Todos podemos ayudar de algún modo. Cada cual sabrá cómo. Por un Chile mejor de verdad".

El empresario ya se había manifestado en Twitter a través de un comunicado el sábado, cuando recién comenzaban a caldearse los ánimos en Chile y cuando aún la Moneda no hacía anuncios para poner paños fríos a la situación, según reportes de diarios del país trasandino.

"Leo en sus miles de mensajes el cansancio por no ser escuchados, la indignación por los abusos, la desconexión de la clase empresarial, la ineficiencia de la clase política. Todos debemos reaccionar. Reprochemos con fuerza y claridad los actos de violencia y que este diagnóstico nos obligue a reaccionar como país", dijo en su declaración, difundida por el diario El Mostrador.

Al menos 15 muertos, decenas de heridos y casi 1.000 detenidos son, por el momento, el saldo de las protestas y de la represión en Chile. Reuters.

"Para los problemas de hoy, soluciones hoy; y aprendamos de una vez que para los problemas de mañana, también soluciones hoy. La clase política puede hoy resolver las pensiones, la educación, la salud y el transporte público. ¿Qué esperan? es ahora cuando debemos actuar. Hoy. No mañana. Muchos compatriotas ya no pueden esperar. Y los que podemos tendremos que ayudar a pagar la cuenta. En esto no hay magia. Por un Chile mejor de verdad", finalizó.

Comentarios