Macri tomó la iniciativa y se centró en la corrupción k; Fernández se mostró más calmo

El Presidente se mostró más agresivo que en el primer debate, en Santa Fe. El candidato opositor optó por la mesura y la cautela.

20 Oct 2019
1

REUTERS

El presidente Mauricio Macri, candidato a la reelección, acusó esta noche al kirchnerismo de "infectar al país de narcotráfico", de practicar la corrupción y de "entregar un país destruido en su economía", al exponer en el segundo debate de postulantes presidenciales previo a los comicios generales del domingo próximo.

El jefe de Estado, quien se postula por Juntos por el Cambio, atacó duramente a su rival del peronista Frente de Todos, Alberto Fernández, quien también expresó severos conceptos contra Macri e incluso involucró en el debate al fallecido padre del mandatario, Franco Macri.

"Aguantar la agresividad es duro, pero aguantar que ellos son los que saben y tienen la solución es increíble", dijo Macri, quien expresó resignadamente que deberá seguir escuchando las críticas y afirmaciones opositoras y que por ello espera "haberme ganado el Cielo"

"Es increíble que crean que nos olvidamos de que nos mintieron doce años, que entregaron el país destruido en su economía y que lo infectaron de narcotráfico", enfatizó.

Durante los distintos tramos de su exposición, Macri acusó a los anteriores gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner de falsear la realidad, ocultar la pobreza y crear "clientelismo", al tiempo que reivindicó el accionar de su administración y prometió un "dar vuelta la historia de la Argentina".

Hacia el final de sus intervenciones, Macri anunció a los tenedores de créditos UVA para vivienda que las cuotas "se van a actualizar desde el primero de enero por (evolución de) salarios y no por inflación".

El Presidente sostuvo que "es indignante escucharlos hablar de pobreza, no les creo nada, durante 24 de los últimos 30 años gobernaron ellos y lo único que hicieron fue ocultar la pobreza y crear clientelismo".

"Son tantas las diferencias que tenemos, que ellos no aceptan, no creen, no ven, que (el presidente de Venezuela Nicolás) Maduro es un dictador. Eso ya marca una enorme diferencia entre nuestra visión de la democracia y la visión de ellos", dijo en una de sus réplicas a Fernández.

Y refutó: "Ahora el kirchnerismo habla de federalismo, después de prepotear a propios y ajenos con látigo y chequera para tenerlos todos disciplinaditos, gobernadores y diputados".

En el capítulo donde se abordó la infraestructura, Macri denunció que "en la obra pública encontramos una matriz de corrupción. Se robaban la plata de las obras" y aclaró que "no lo digo yo, sino los jueces que condenaron a (los ex funcionarios Julio) De Vido, (Ricardo) Jaime y (José) López".

"Lo dijo (el ex ministro y candidato presidencial Roberto) Lavagna, que renunció denunciándolo. (Alberto) Fernández se quedó gobernando tres años más y se fue sin denunciar nada", amplió.

En otra respuesta a Fernández, Macri sostuvo que "es difícil creer que usted no vio nada. Los departamentos de (el ex secretario presidencial Daniel) Muñoz, las valijas de (Guido) Antonini Wilson, los bolsos de (José) López, la efedrina".

"Los vio Lavagna del otro lado de la calle y usted que estaba en la oficina de al lado dice que hubo 'un descuido ético' de Néstor (Kirchner) y Cristina (Kirchner", agregó.

En ese contexto, acusó al kirchnerismo de "importar 20.000 kilos de efedrina que se usaba para elaborar drogas".

Al resaltar otro logro de su gobierno, Macri dijo que "dimos vuelta la energía después de la peor gestión energética de la historia, que nos dejó sin gas ni petróleo y con cortes todos los veranos".

Más mesurado, y relajado

Alberto Fernández, en tanto, embistió duramente al Presidente durante el debate y prometió que si llega al poder "pondrá a la Argentina de pie", además de atribuirle al oficialista Juntos por el Cambio "quedarse en la grieta".
Fernández se quejó, en primer lugar, de que en la semana transcurrida entre las dos ediciones del debate "le dedicamos mucho tiempo a mi (dedo) índice, que marca errores y señala inconductas", por lo que pidió "dedicarse a otros indices" como los de "desocupación, inflación y pobreza" en el país.
Durante su segmento de presentación en el debate presidencial, que se realizó en la Facultad de Derecho de la UBA, Fernández expresó: "Sabemos lo que es un Estado de Derecho, y que un presidente no se debe involucrar en la Justicia ni firmar decretos que favorezcan a sus hermanos".
Además de Macri, Fernández compartió el debate con los postulantes Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Nos) y José Luis Espert (Despertar).
Esta segunda edición tuvo cuatro ejes temáticos: "Seguridad", "Empleo, producción e infraestructura", "Federalismo, calidad institucional y rol del Estado" y "Desarrollo social, medio ambiente y vivienda".
"Gracias a Dios no nos parecemos en nada, Presidente", expresó Fernández en una de sus intervenciones, para luego plantear que "el problema de la seguridad está directamente vinculado a las desigualdades de una sociedad", un fenómeno que, dijo, "cuesta entender" pero significa que "Argentina ha generado una gran desigualdad en estos últimos años".
Al respecto, anunció: "Vamos a reconstruir el control social, y el modo es generando más igualdad. Al que delinque hay que castigarlo, y en eso la Justicia debe ser implacable". Por eso anticipó que buscará "crear un Consejo de Seguridad".
Además, el postulante del peronismo sostuvo en otra de sus interpelaciones al Presidente que "el año pasado hubo 3.262 personas asesinadas", razón por la que "no creo que sus familias se hayan sentido protegidas por usted".
"Tenemos que ser serios, Presidente. El presupuesto de seguridad en relación al de 2015 cayó en términos reales un 38%", apuntó.
Durante el bloque de "Empleo", Fernández acusó a Macri de "uberizar la economía", en referencia al modelo de transporte de pasajeros ejercido por particulares, a través de un "sistema por el cual el empleador se quita obligaciones y el que trabaja pierde derechos".
"Argentina hoy tiene la tasa de desempleo más alta de los últimos trece años", dijo, y señaló que "tenemos un presidente que piensa que el trabajo es un costo, ha cerrado el ministerio y ha dejado que el desempleo ocurra, porque siempre pensó que los empleados pueden reconvertirse en emprendedores".
Además, Fernández, quien fue jefe de Gabinete del kirchnerismo desde 2003 hasta 2008, recordó que "cuando tuvo diferencias" con aquel gobierno "renunció" y "se fue a su casa", a la vez que comparó que "no es la suerte" de Macri, a quien, dijo, "el día que deje el gobierno lo esperan más de 100 causas" judiciales.
Al responder a una acusación de Macri sobre las causas de presunta corrupción del kirchnerismo, Fernández le preguntó al mandatario si "no vio la corrupción de la obra pública en el clan Macri", tras lo cual le espetó el presunto rol de su fallecido padre, Franco, y le pidió "hablar en serio" porque, dijo, "a mi no me va a correr".

"Este Gobierno pasó todos los límites y está haciendo pasar hambre a la gente", insistió.  (Télam)

Comentarios