Seguridad máxima para cuidar a los candidatos durante el debate presidencial en Santa Fe

Alrededor de 500 uniformados protegerán la sede de la Universidad Nacional del Litoral.

13 Oct 2019 Por Marcelo Aguaysol
1

SIN FISURAS. El operativo nuclea a varias fuerzas de seguridad. LA GACETA / FOTO DE ALVARO MEDINA VÍA MÓVIL

La Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Litoral es un edificio histórico y, en los últimos días, amurallado. Alrededor de 500 uniformados protegen la seguridad interna y externa del establecimiento donde esta noche se realizará el primer debate presidencial con vistas a las elecciones del domingo 27. “No podemos correr ningún tipo de riesgo, porque esta noche, aquí, estará el futuro presidente de la Nación”, dice a LA GACETA uno de los encargados del operativo. No hay nombres. El anonimato es parte de la tarea de seguridad. Pero ese comisario se destaca sobre el resto de los agentes de la Policía Federal Argentina. Se para frente al edificio; mira hacia todos lados. Justo al frente hay una torre en construcción. Pide que se lo registre una y otra vez. Por una de las radios, a todo volumen, un policía reclama que revisen las bolsas de residuos en los contenedores. “No debe escaparse detalle alguno”, comenta el comisario.

Los encargados de la seguridad aclaran que el dispositivo difiere de una cumbre de mandatarios, como las del Mercosur. El vallado sólo se circunscribe a la manzana donde está la casa de altos estudios. En las cumbres, llegan a cubrir cinco manzanas a la redonda. Los ingresos son cada vez más estrictos, a medida que se acerca la hora del debate. Fuera de las murallas de hierro, no hay personas. Los santafesinos no se acercan a ver qué pasa en Derecho. La tranquilidad callejera es propia de un domingo lluvioso.

La referencia histórica dice que la universidad es una sede de grandes eventos. “El edificio fue diseñado y construido por el arquitecto Manuel Torres Armengol”

Dentro de 10 días se cumplirán 93 años desde que se colocó la piedra fundamental. La construcción demandó una década de trabajo, cuando se colocó el reloj del frontis. A ese reloj le acompaña dos esculturas: “La Aurora”, hacia el este, y “El Crepúsculo” mirando hacia el poniente. La inspiración para esta armonía en las esculturas tuvo su inspiración en Miguel Angel, cuando las emplazó en las tumbas de los Medicis, en Florencia (Italia).

Torres Armengol las adaptó como una “alegoría de la temporalidad de la institución universitaria”. En ese lugar se realizados dos convenciones constituyentes: la de 1957 y la de 1994. En esta última participaron, al menos cuatro dirigentes que fueron presidentes de la Nación: Raúl Ricardo Alfonsín; Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. También cabe la mención a Ramón Puerta que tomó las riendas del país, brevemente, en plena crisis de 2002.  

De los convencionales constituyentes tucumanos hay tres que fueron gobernadores: Antonio Domingo Bussi, Ramón Bautista Ortega y Julio Miranda. La nómina se completó con el ex intendente capitalino Rafael Bulacio, Luis Iriarte, Fernando López de Zavalía, María Pitte Ford de Landa (Fuerza Republicana). Por el Frente de la Esperanza estuvieron, además, Julio Díaz Lozano, Antonio Guerrero y Evangelina Salazar de Ortega. Finalmente, otro convencional por Tucumán fue el radical Carlos Courel.

En el Salón Paraninfo, esta noche estarán los candidatos presidenciales exponiendo a la sociedad sobre cómo encarar las relaciones internacionales, los planes económicos para lo que se viene, la política de derechos humanos, diversidad y género y las políticas de salud y de educación.

Comentarios