Tras anularse el “rulo”, el BCRA vendió dólares

El minorista cerró, en alza, a $ 58,41.

13 Sep 2019

Tras la eliminación del “rulo”, el Banco Central tuvo que intervenir con ventas de reservas y de futuros para contener la demanda del dólar. Así, el minorista ascendió ayer 17 centavos, a $ 58,41, en bancos y agencias de la city porteña. En tanto, en el Banco Nación ganó 25 centavos a $ 57,25 para la venta, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $ 57,20. El dólar paralelo saltó 2,1%, a 60 pesos, en las cuevas porteñas.

El “rulo” era, hasta el miércoles, una nueva bicicleta financiera. Esto permitía hacer operaciones legales que daban ganancias de entre 5 y 7% en cada transacción. Funcionaba así: un inversor o ahorrista compraba dólares y bonos -que cotizaban en pesos y en dólares-, a través de un agente (ALyC o agente de liquidación y compensación). Con $ 58.000 se compraban 1.000 dólares, y con ese dinero se compraban bonos en dólares (el más usado era el A24), que luego se vendían en pesos y la cotización podía rondar los $ 62.000. De esta forma, quien entraba con $ 58.000 pasaba a cobrar $ 62.000. Y con ese dinero volvía a repetir toda la operación. Así se iba formando el famoso “rulo”, ahora extinto.

Ayer, el billete minorista se desacopló del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa cayó ocho centavos a $ 56,10, luego de tocar máximos en $ 56,31. “La insuficiencia de la oferta genuina para atender la demanda de divisas forzó la reaparición del Banco Central en el mercado, para evitar que ese escenario tuviera un impacto directo en la cotización del dólar con una suba que la apartara de los niveles actuales en forma significativa”, sostuvo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. Y agregó que “la celosa supervisión ejercida por la autoridad monetaria acota los movimientos del tipo de cambio -en torno a los $ 56,20- y trata de sostenerlo en un rango de fluctuación que se mantenga en un sendero de relativa estabilidad”.

La demanda por cobertura estuvo muy activa en la primera parte del día, con los precios operando en alza debido a la insuficiencia de la oferta genuina. En este lapso, los precios tocaron los máximos de la fecha al operarse en los $ 56,31, 13 centavos arriba de los valores anotados en el final previo.

Sin embargo, la reaparición del BCRA con ventas en el sector donde operan bancos y empresas, sumada a su renovada participación en los mercados de futuros, logró abastecer los pedidos de compra pendientes de ejecución, forzando a la vez bajas en los precios que iniciaron un camino descendente que se detuvo al tocar mínimos en los $ 56,08, en la última media hora de operaciones.

El volumen operado subió un 6,5%, llegando a un total de U$S 425 millones. “Se dio porque la demanda de los bancos, empresas e inversores no cedió y la oferta de la exportación está muy baja por parte de los cerealeros y ya fuera del ciclo comercial”, destacó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. La tasa promedio de las Leliq, equivalente a la tasa de política monetaria y convalidada por el Banco Central, fue de 85,991%. El monto total adjudicado se elevó a $ 216.570 millones.

Comentarios