Mortal pelea en Lules entre cosechadores de frutilla

Asesinó a su compañero de una puñalada.

02 Sep 2019
1

Lules ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Un trabajador rural salteño mató a puñaladas a un compañero de trabajo durante una pelea que se produjo el sábado por la noche en Lules.

Según fuentes policiales, el crimen se desencadenó en un domicilio en barrio Las Flores, ubicado en la zona del ex Ingenio Lules. Allí residían al menos unos 20 trabajadores que fueron contratados para la cosecha de frutilla en una finca de la zona.

El sábado, cerca de las 23.40, los trabajadores se encontraban descansando y consumiendo bebidas alcohólicas. Por razones que se tratan de establecer, Mario Alberto Díaz (34), domiciliado en la localidad cordobesa de Cruz del Eje; y Leonel Jiménez, oriundo de Orán; comenzaron a discutir por razones que no trascendieron. De las palabras pasaron a los golpes. El salteño, de acuerdo al testimonio recogido por personal de la División Homicidios, le aplicó cuatro puñaladas a su compañero provocándole la muerte en el acto.

Los vecinos, al enterarse de lo sucedido, se comunicaron con la Policía. Al llegar al lugar, encontraron al principal sospechoso del homicidio sentado en una cama y, a los pocos metros, el arma que habría utilizado para cometer el ataque. La fiscala Adriana Giannoni confirmó la aprehensión del agresor.

“En la zona hay muchas viviendas ocupadas por este tipo de trabajadores. Es gente tranquila, no hacen líos. No sabemos qué pasó anoche, pero parece que estaban tomando y se desconocieron”, comentó María Ros Ávila, vecina.

Edgardo Castro, también trabajador rural agregó: “no es fácil dejar la casa para ir a trabajar a otro lado. Algunos no aguantan esa situación y se vuelcan al alcohol. Se largan a ‘chupar’ y se producen hechos violentos por cualquier cosa”.

“Estaban celebrando algo, no sé qué. De pronto escuchamos un par de gritos y más gritos. Algunos salieron corriendo a pedir ayuda. Cuando nos arrimamos, los mismos changos nos contaron que había pasado. A los minutos llegó la Policía y atrapó al asesino. Pobre hombre, vino a Tucumán a ganarse unos pesos y de aquí no se irá porque terminará en la cárcel”, explicó Juan Carlos Pérez.

Posible robo

Los investigadores de Homicidios, al mando de los comisarios Cristian Peralta y Diego Bernachi, tratan de establecer el móvil del crimen. No descartan que el autor haya reaccionado de esa manera porque la víctima podría haberle sustraído algunas de sus pertenencias.

Con este hecho, fueron ocho los homicidios que se registraron en la provincia en una semana. En lo que va del año sumaría el total de 88 crímenes.

Comentarios