San Martín: una enfermería muy poblada

El "Santo" acumuló cuatro bajas en tan sólo siete días.

26 Ago 2019
1

GRAN SUSTO. El zaguero central Abel Luciatti fue retirado con collarín cervical; tras un choque había perdido el conocimiento. la gaceta / foto de antonio ferroni

Las miradas seguían a la pelota, que había sido despejada por Ignacio Arce hacia afuera de la cancha. Nadie en La Ciudadela, a excepción del arquero, advirtió que Abel Luciatti se tambaleaba, grogui, cerca de la mitad de la cancha. El “1” corrió desesperado a avisarle al árbitro, que ordenó el inmediato ingreso de los colaboradores médicos de ambos equipos.

Hacia el minuto 14 del complemento, el zaguero central y su compañero, Rodrigo Moreira, chocaron las cabezas en el aire. Ambos se hirieron, pero el ex Platense se llevó la peor parte: fue retirado en camilla, con un collarín cervical. Luego, tras la tomografía que le practicaron, se conoció el diagnóstico: traumatismo de cráneo, con pérdida de conocimiento y una herida cortante en la frente. El jugador se encuentra estable, pero deberá mantenerse alejado de las canchas por al menos 10 días.

La situación preocupó a la dupla técnica integrada por Sergio Gómez y por Favio Orsi. No sólo por el estado de Luciatti, sino también porque este se suma a una larga lista de lesionados del plantel. Todo empezó hace una semana, con la lesión ligamentaria del defensor Juan Orellana, durante un entrenamiento. Las desgracias continuaron en Salta, donde Luis Aguiar sufrió un desgarro en su isquiotibial derecho, a muy poco de haber ingresado ante Argentinos, por la Copa Argentina. Estará fuera de las canchas durante otros 15 días.

En el debut en casa por la Primera Nacional, San Martín recibió tres golpes. Antes de Luciatti había salido lesionado Claudio Mosca; y después se supo que Lucas Diarte también terminó entre algodones.

Mosca acusó una contractura en uno de sus isquiotibiales; será evaluado durante la semana con miras al partido del sábado, ante Sarmiento, en Junín. Diarte, en tanto, recibió un pelotazo en la mano, que le fracturó un dedo. El ex Estudiantes de La Plata estaba regresando de una lesión que lo había marginado durante toda la Superliga. Ahora será nuevamente baja, aunque en Bolívar y Pellegrini confían en que podría serlo por poco tiempo, ya que acaso con una férula especial pueda volver a jugar pronto.

Comentarios