Murió "Mantequilla" Nápoles, una leyenda del boxeo que peleó con Monzón y Saldaño

El cubano-mexicano fue uno de los más grandes púgiles de la historia en la categoría welter.

17 Ago 2019
1

Nápoles perdió por abandono contra Monzón. (FOTO TOMADA DE www.eldia.com)

Sin casa propia, viviendo en una prestada por los amigos para que no estuviese en la calle junto a su inseparable esposa Bertha Navarro, a los 79 años murió ayer en México José Ángel "Mantequilla" Nápoles, considerado uno de los más grandes peso welter de la historia después de Ray "Sugar" Robinson.

Protagonizó 18 peleas por el título del mundo e integró el Salón de la Fama. Nacido en Cuba,escapó siendo joven de la Revolución castrista y se fue a México ilusionado con convertirse en púgil profesional.

En tierra azteca, empezó a forjar una espectacular carrera para transformarse con el paso del tiempo en una leyenda del deporte. En 1969 conquistó su primera corona (AMB y CMB) derrotando por KOT en el 13° asalto a Curtis Cokes en el Forum de Inglewood, California.

Entre sus rivales, enfrentó a dos argentinos en 1974: primero a Carlos Monzón y luego al tucumano Horacio "La Pantera" Saldaño (ver "Mantequilla y su recordada victoria sobre "La Pantera" Saldaño).

El 9 de febrero de ese año, enfrentó en Puteaux, Francia, al santafesino (campeón mundial mediano del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo) en una velada organizada por el actor Alain Delon.

"Mantequilla" no salió a combatir en el sexto capítulo y cuando habló ante la prensa, aseguró que Monzón le metió el dedo pulgar en uno de sus ojos, cuestión que el árbitro negó. Aquella confrontación inspiró al célebre escritor agentino Julio Cortázar para escribir el cuento "La noche de Mantequilla".

A pesar del triunfo, Monzón también sufrió el rudo castigo de su adversario. Conocido por su afición a la noche y a las bellas mujeres, Nápoles también se hizo conocido por ayudar a los huérfanos y a muchos de sus colegas.

Peleó por última vez el 6 de diciembre de 1975 en la Plaza México, y perdió contra John Stracey. Desde entonces fue a residir en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde conoció a Bertha.

Su compañera contó que "Mantequilla" padecía demencia senil y otras enfermedades por los golpes recibidos a lo largo de su carrera, y también se negaba a recibir alimentos en los últimos tiempos.

Mauricio Sulaiman, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), fue el encargado de dar la noticia a través de las rfedes sociales. "Mantequilla  Nápoles es ya campeón para la eternidad. Se nos fue el gran campeón  pero lo hizo de manera digna y con el amor de sus hijos quienes cuidaron  de él. Descanse en paz mi gran ídolo, compadre de mi papá, mexicano de  corazón aunque cubano de nacimiento. Adiós mi campeón".

Comentarios