La campaña de Gómez Centurión se nutre de grupos “provida” y evangelistas

El precandidato presidencial visitó Tucumán y brindó un acto junto a Bussi, que lo acompañará como precandidato a diputado.

03 Ago 2019 Por Martín Dzienczarski
1

CELESTE. Bussi y Gómez Centurión brindaron un acto con paños “provida”. la gaceta / Foto de José Nuno

Para el ex carapintada y militar retirado Juan José Gómez Centurión, su precandidatura presidencial toma fuerza gracias a dos sectores: grupos de jóvenes que se oponen a la legalización del aborto e iglesias evangelistas.

El ex funcionario macrista aclaró que la causa que motivó su alejamiento de Cambiemos fue que el Gobierno nacional propició el debate en el Congreso del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, para legalizar el aborto en el país (se aprobó en Diputados pero fue rechazada en el Senado). “Teníamos ilusiones en el 2015 de que verdaderamente empezábamos un gobierno de transformación. Cuando dio lugar al debate del aborto... imaginate: el gobierno en el que estaba embarcado se transformó en una gestión donde el gradualismo le comió la pasión por transformar el país y se convirtió en un gobierno abortista. Después eligieron a un candidato abortista para vicepresidente (por Miguel Ángel Pichetto)”, expresó Gómez Centurión, precandidato por la alianza de derecha NOS, que estará acompañado en nuestra provincia con la precandidatura a diputado de Ricardo Bussi por Fuerza Republicana.

- ¿Cómo lleva la campaña, a una semana de las PASO?

- Es todo un desafío enfrentar a los aparatos gubernamentales y de la corrupción política. La ley electoral es mañera, tramposa. El sistema de los partidos políticos está muy amañado. El gobierno duplicó el tiempo de campaña y redujo un 50% los espacios gratuitos de propaganda en medios. Las auditorías sobre gastos de campaña son muy malas en Argentina. El monto de mi campaña es de $ 4,2 millones, que todavía el Gobierno nacional no me termina de depositar, a una semana de las elecciones. El resto de las fuerzas políticas despliegan toda una cartelería y la pregunta es de dónde sale el dinero. Es un sistema hecho para los grandes aparatos.

-¿Y entonces?

-Me queda subirme al micro, recorrer el país y generar voluntariado. Me asombra muchísimo en nuestra propuesta el nivel de impacto que ha tenido en los jóvenes provida (contra la legalización del aborto). En todo el país tenemos agrupaciones de jóvenes provida trabajando constantemente, distribuyendo folletos, inclusive en lugares donde no tengo listas a diputados, como en Entre Ríos o Santiago del Estero.

-¿Cómo se dio el contacto con sectores evangelistas?

- Mi compañera de fórmula Cinthia Hotton es una vieja militante celeste. Es hija de un pastor evangelista, ella y su marido también son evangélicos. La alianza fue natural. Trabajamos juntos desde hace más de seis meses, se fue produciendo también por el tipo de propuesta. Ahora vengo de la Catedral, de tener una reunión con sacerdotes y de juntarme también con el Consejo Pastoral de Tucumán, de las iglesias evangélicas.

-¿Por qué optó por Bussi como precandidato a diputado?

-Esto viene del mes de febrero, cuando con la columna vertebral del Partido Conservador Popular salimos a buscar alianzas para poder conformar una estructura nacional. En Tucumán la primera propuesta que nos recibió fue Fuerza Republicana, que promulga los mismos valores y principios.

-¿Cuáles son sus propuestas de campaña?

-El país tiene un problema de valores. El primer valor que se perdió es el de respeto a la vida.

-Fue funcionario macrista. ¿Cómo se fue del espacio?

-Teníamos muchas ilusiones en 2015 de que verdaderamente empezaba un gobierno de transformación. Cuando dio lugar al debate del aborto, imaginate... no era yo el que habia cambiado, era el gobierno.

-¿Ahí definió marcharse?

-Sí, fueron pasos sucesivos pero ahí definí irme del gobierno.

-¿Cómo es para un ex carapintada ser candidato en elecciones democráticas?

-En Semana Santa no hubo un levantamiento; fue un episodio militar que lo solucionó el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas cuando vino a hablar con nosotros. Participé de una asonada militar que pedía hablar con el comandante en jefe del Ejército para explicar que lo estaban engañando. Cuando vino el presidente Alfonsín a hablar con nosotros no nos echó; echó a la cúpula militar que le había mentido.

-¿Qué opina del servicio cívico voluntario de Bullrich?

-Me parece una típica propuesta de campaña: mal armada, mal pensada y marquetinera. Sacar a gendarmes de la frontera y llevarlos al conurbano a darles la responsabilidad de 1.200 menores por año... Darles cuatro horas de enseñanza en valores es un mamarracho. La Gendarmería no es responsable de hacerse cargo de ese proceso.

-¿Pensó en unificarse con otros espacios de derecha, como Espert o Biondini?

-Sí, propuse -aunque tengo serias diferencias con Espert-, armar un espacio en común e ir a las PASO.

-¿Cómo se define política e ideológicamente?

-Soy un patriota, creo en la patria, en que Argentina tiene un proyecto de Nación extraordinario. Si me preguntás ideológicamente, los arcos ideológicos se han distorsionado. En cualquier lugar del mundo mi propuesta sería de centro-derecha.

Comentarios