Adelantan subsidios para evitar paros de colectivos

La Provincia gira fondos a cuenta para destrabar la negociación

31 Jul 2019
1

La asistencia del Gobierno provincial permitió superar el conflicto por la paritaria entre los choferes de colectivos y los empresarios del sector. La gestión del gobernador Juan Manzur se comprometió a brindar un anticipo de los subsidios provinciales que están fijados en el Presupuesto para garantizar el aumento salarial pactado en el país para los 3.800 trabajadores del transporte público tucumano.

“Es un esfuerzo financiero que hace la Provincia para garantizar el normal desenvolvimiento del servicio público de pasajeros para cerca de 700.000 pasajeros en la provincia”, adelantó el vicegobernador Osvaldo Jaldo a LA GACETA.

Desde enero, cuando se concretó el traslado de los subsidios nacionales a las provincias, el Gobierno provincial gira a las empresas de colectivos unos $ 13.560 millones anuales para sostener el transporte y evitar el incremento desproporcionado de la tarifa.

20 millones de pesos es el adelanto de subsidios que girará la Provincia, para garantizar la paritaria

La medida sería anunciada por el gobernador mañana con la visita del secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) nacional Roberto Fernández. Implica un anticipo en los subsidios mensuales de unos $ 20 millones para garantizar el pago de los salarios con la nueva paritaria: 20% de aumento y un bono de $ 16.000 en tres cuotas. La cámara empresaria había explicado que el incremento salarial, incluyendo las cargas sociales, implican $ 70 millones extras por mes.

Negociación

El secretario de Interior de UTA nacional, Jorge Kiener, mantuvo una jornada frenética de reuniones con empresarios y con funcionarios provinciales. “Nos cansamos de decirlo: el Estado nacional se retiro del sistema y dejó de aportar mucho dinero en subsidios nacionales, como hacía en los últimos 15 años. Con la participación y el esmero a lo largo d estas horas arrimamos posiciones”, consideró Kiener tras la reunión con los empresarios en la sede de la Asociación de Empresas de Transporte Automotor de Tucumán (Aetat). “La Nación, tras el traslado de subsidios a las provincias, manda solamente el 25% de las partidas que mandaba hasta diciembre de 2018. Del resto, dice que tiene que hacerse cargo cada provincia, cada municipio, o los usuarios. El gobierno macrista congeló las tarifas en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia (de Buenos Aires) con un aporte muy fuerte en estos distritos, y no lo hizo así con el interior. Por eso tenemos este problema”, cuestionó. Acompañado por César González, titular de UTA seccional Tucumán, Kiener aseguró que el acuerdo servirá para aplazar los paros de transporte. Este año hubo 14 jornadas sin transporte por medidas de fuerza del sindicato, en reclamos por el pago de salario o por la firma de paritarias.

Jorge Berretta, vicepresidente de Aetat, se mostró cauto. “Se está redactando el acta. Es una solución parcial ya que vamos a solventar la mayor parte de los costos con anticipos de subsidios a descontar en diciembre. Este acuerdo fue posible gracias a la intervención del gobierno provincial, del gremio nacional y a la predisposición de las empresas”, consideró uno de los titulares de Leagas SA, que en San Miguel de Tucumán explota la línea 10.

El objetivo de los empresarios es avanzar en la búsqueda de soluciones de fondo para el sector en la Legislatura: exenciones impositivas, créditos blandos para la renovación de unidades e incremento de los subsidios provinciales. “Un cóctel con todas estas medidas llevará a reducir el impacto en el usuario. Priorizamos al usuario todos en estas reuniones”, finalizó Berretta.

Comentarios