Iván Navarro se hizo profesional casi sin quererlo en San Martín

El fútbol era un pasatiempo para el jugador de 19 años hasta que le hizo caso a un amigo y se probó. Su historia.

31 Jul 2019
1

VERTIGINOSO. En poco más de dos años, Navarro pasó de sortear una prueba a formar parte del primer equipo con el cual San Martín competirá en la B Nacional. la gaceta / foto de franco vera

Hasta aquella tarde de un par de años atrás, cuando su amigo Juan Orellana le propuso que fuera a probarse a San Martín, Iván Navarro (19 años) nunca había considerado la posibilidad de convertirse en jugador profesional. El fútbol le significaba un pasatiempo en su Taruca Pampa natal; lo que no quiere decir que no tomara con seriedad los cruces interbarriales, en los cuales protagonizaba un duelo aparte con Orellana.

El 27 de enero de 2017, seis días después de haber cumplido 17 años, Iván entró por primera vez en su vida el complejo “Natalio Mirkin”. Había decidido hacerle caso a su amigo, y probarse en el “Santo”. “Con Juan nos conocemos desde muy chiquitos; vivíamos a tres cuadras uno del otro, pero jugábamos para distintos barrios. Él ya estaba en San Martín; y me avisó que estaban haciendo pruebas. Vine, me probé y quedé. Y aquí estoy. Ahora voy en busca de todo”, contó a LG Deportiva.

Con la N° del "Santo" le hizo un gol a Racing en la Copa Superliga de Reserva


En efecto, Iván comenzó a destacarse tempranamente en los planteles de juveniles, de la Liga Tucumana y de Reserva que le tocó integrar, al punto que a dos años de su prueba, en enero pasado, el ex entrenador Gastón Coyette lo “subió” para que viviera una breve experiencia junto al primer equipo. Ahora, la dupla técnica integrada por Sergio Gómez y Favio Orsi lo sumó de lleno al grupo que jugará la edición 2019/20 de la Primera Nacional, con la misión de retornar a la Superliga. “Yo no tenía pensado jugar en ningún club; menos en San Martín. Nunca me imaginé estar acá; lo logré con mucho esfuerzo”, indicó.

Período de adaptación

A Iván no le pesa el salto al plantel profesional. Al contrario, lo disfruta. “Estoy más feliz que nunca. Me siento rebien, recómodo por cómo me tratan mis compañeros y el cuerpo técnico”, contó. Y también está conforme en lo que respecta a los trabajos físicos y futbolísticos. “San Martín se está preparando muy bien. Los jugadores están con mucho ritmo, con mucha intensidad”, señaló Iván.

El delantero sabe que el retorno a la máxima categoría del fútbol argentino resulta prácticamente una obsesión para el “Santo”. Y confía en que ese objetivo se puede concretar el año que viene. “Esta ‘Primera Nacional’ va a ser de calidad; y muy difícil, por cómo se están armando los equipos. Pero tengo mucha fe en que San Martín va a volver a Primera. Y se lo merece, sobre todo por su hinchada, que banca en las buenas y en las malas”, afirmó.

Dentro del plantel tiene sus referentes. Contó que está muy atento a aprender de Claudio Mosca, debido a que ambos juegan en puestos similares. Pero en muy especialmente elogió a Gonzalo Rodríguez. “Todos los días le pone muchas ganas al entrenamiento; es muy explosivo y tiene muchísima fuerza. Me gusta cómo se mueve por casi toda la cancha... y su velocidad es inigualable”, aseveró.

Vidriera

Iván sabe que se encuentra ante una gran oportunidad. La segunda categoría del fútbol argentino resulta una vidriera que miran los cazatalentos de equipos de la Superliga o de otros países. “Estoy luchando por un futuro en el fútbol. Mi objetivo es ser titular, sumar muchos minutos para que me puedan ver. Ojalá se me dé; me imagino jugando para Boca, vistiendo los colores que amo”, anheló. Pero no se muestra arrebatado: “hay que ir despacio; primero pensar en el debut, y después que sea lo que Dios quiera”.

Mañana, el fixture

A partir de las 16.30 de mañana, en el gimnasio de futsal ubicado dentro del predio que la AFA posee en Ezeiza, se realizará el sorteo del campeonato de la Primera Nacional (ex “B” Nacional) para la edición 2019/2020.

Comentarios