UTA nacional anticipa un posible paro de 72 horas

El secretario de Interior del gremio de los choferes señaló que entre hoy y mañana se definirá si concretan las nuevas medidas de fuerza, previstas para el miércoles, el jueves y el viernes.

22 Jul 2019
1

PRESENCIAS EN LOS REFUGIOS. Dos pasajeras aguardan en una parada de ómnibus. Hoy y mañana habrá servicio de colectivos, garantizó UTA. la gaceta / foto de inés quinteros orio

Un endurecimiento en el conflicto del transporte está latente en una docena de distritos del país. Y en el lote de las provincias que podrían ser escenario de un paro de 72 horas esta semana figura Tucumán.

Jorge Kiener, secretario de Interior de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA), explicó por vía telefónica a LA GACETA que entre hoy y mañana se definirá la posible concreción de medidas de fuerza. “El último miércoles hubo una resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación a través de la cual se homologaba el aumento salarial para todo el territorio del país. En ese momento hubo unas 10 seccionales que acordaron, a través de su cámara empresaria, hacer efectivo ese aumento. En este caso, Tucumán todavía no lo hizo, al igual que algunas otras provincias”, dijo el dirigente de UTA Central.

La situación no pone en riesgo el inicio de las clases, previsto para hoy. “El lunes (por hoy) y el martes (por mañana) no va a haber medidas de fuerza”, aclaró Kiener. Y detalló cómo transcurrirán las negociaciones a partir de ahora. “En estos dos días, en aquellas seccionales que no acuerden, sí puede haber paro los días miércoles, jueves y viernes. Repito: eso lo vamos a definir entre el lunes (hoy) y martes (mañana)”, destacó. Y agregó: “en el caso de la seccional Tucumán, va a tener mucho que el acuerdo que se pueda hacer con la cámara (empresaria), con la Provincia y el Municipio, como se está dando en todos lados”.

El conflicto nacional está relacionado a una recomposición salarial del 20% más una suma fija de $ 16.000 (en cuotas) que acordó UTA central con empresarios de algunos distritos, como Ciudad y Provincia de Buenos Aires, a los que luego se fueron agregando otras provincias. Las diferencias motivaron, la semana pasada, que hubiera una huelga de choferes de 48 horas que afectó a Tucumán.

En paralelo a este conflicto, la Asociación de Empresarios de Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), representada por Jorge Berretta, solicitó al Concejo Deliberante de la Capital una suba del boleto a $ 37,85 (hoy el pasaje urbano está a $ 19,30. La comisión de Transporte, que preside Dante Loza, está a la espera de que la Intendencia conteste el pedido de estudio de costos, que será clave para definir el posible incremento. Sobre la base de ese documento, la comisión de Transporte deberá elaborar un dictamen que podría llegar al recinto en los próximos días. En caso de que se avance con la revisión de la tarifa, el presidente del Concejo, Armando Cortalezzi, adelantó que la suma no alcanzará los $ 37,85 que reclaman los empresarios a los concejales.

Un aumento en el pasaje, sin embargo, podría alimentar las arcas de los empresarios para afrontar el acuerdo salarial que alcanzó UTA Central a nivel nacional.

El 5 de julio, Berreta envió una nota al gobernador, Juan Manzur, para ponerlo al tanto sobre los petitorios ante el Concejo (por el boleto) y la Legislatura (por exenciones impositivas). En el texto, el empresario señaló los “niveles insostenibles” en el incremento de los gastos operativos, entre ellos, “el combustible” y “los costos laborales”. “Sobre este último (ítem) surgió un hecho nuevo, que es el de tener que afrontar, en el marco de las precarias condiciones actuales a (las) que fuimos llevados, un nuevo acuerdo salarial para el personal de la actividad”, advirtió Berreta. Detalló que el sector tiene 4.000 trabajadores directos, a un salario promedio de $60.000, lo que arrojaba una erogación mensual de $240 millones (al mes de junio). “Resulta así un incremento adicional, con relación a mayo, de $72 millones”, consignó el empresario.

Comentarios