Fórmula 1 y el séptimo arte: "viva el show"

Desde hace años se usan los paddocks y las pistas para publicitar filmes famosos. El caso reciente: James Bond en Red Bull.

22 Jul 2019

Es un escaparate gigante proyectado al mundo. Y las grandes marcas aprovechan esa capacidad mediática de la Fórmula 1. Claro está, el cine no puede quedar afuera de tanta promoción. La relación viene desde hace varios años. Y dejó interesantes momentos.

El último ejemplo se dio con el equipo Red Bull, en el Gran Premio de Inglaterra. Así, en la pista de Silverstone, los fanáticos pudieron ver a los coches del equipo austríaco -un abonado en aquello de dar golpes mediáticos- girando con el icónico logo de James Bond, la saga del agente 007, pintada en el alerón tresero. Pero no sólo en esa zona hubo referencias: también estuvieron junto al habitáculo de los pilotos y en la propia vestimenta del holandés Max Verstappen y del francés Pierre Gasly. Al respecto, los buzos tuvieron la simulación de los trajes que suele usar el personaje.

En el medio de esta singular “alianza”, hay una historia. El vínculo entre Aston Martin -colaborador de Red Bull- y James Bond fue una constante en la saga cinematográfica. Se trata de la marca de coches que más usó el agente 007 a lo largo de 57 años de películas. Lo cierto es que, aprovechando la disputa del Gran Premio N° 1.007 de la historia de la “máxima”, se le dio vuelo libre a la decoración especial.

Además del logo de Bond en los dos monoplaza, Verstappen llevó en el ala trasera el número de matrícula del Aston Martin DB5 usado en la película de 1964 “Goldfinger”. Y Gasly la del Aston Martin V6 de “Alta tensión”, de 1987.

Otras promociones en "la máxima"

Star Wars y Red Bull

En 2005, Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith, apareció en la escena de la Fórmula 1. Y lo hizo de la mano de Red Bull, en Mónaco. George Lucas fue la cabeza de una “troupe” que incluyó a los stormtroopers, C-3PO, R2-D2 y compañía, que invadieron el principado para promocionar el filme. Incluso, Lucas participó de la carrera en los boxes, alentando a los mecánicos y pilotos del equipo.

Batman y Toyota

Toyota ingresó en el mundo de la promoción cinematográfica en 2008, a través de El Caballero Oscuro, en el GP británico. La recordada película protagonizada por Christian Bale (Batman) compartía protagonismo con el Joker (Heath Ledger). Incluso, aquella vez el batimóvil rodó en el circuito británico acompañando al Toyota TF108 de Jarno Trulli y de Timo Glock.

Cars y Marussia

Fue una película de autos, y no podía faltar en el rubro promociones de la “máxima”. Cars 2 apareció en escena en las pistas en 2011, de la mano de la escudería Marussia Virgin-Cosworth, también en Gran Bretaña. De esa manera, el filme de Pixar que cuenta con el personaje Rayo McQueen como estrella, se dejó ver en los pontones laterales de los bólidos.

Batman y Lotus

Las historias de Batman volvieron al ruedo de la Fórmula 1 en 2012, con El caballero oscuro: La leyenda renace, en los coches de la escudería Lotus-Renault, en Gran Bretaña. Así, la última película de la trilogía dirigida por Christopher Nolan y protagonizada por Christian Bale fue protagonista en los coches que manejaron Kimi Raikkonen y Romain Grosjean.

Mad Max y Lotus

En mayo de 2015, el francés Romain Grosjean y el venezolado Pastor Maldonado promocionaron Mad Max - Furia en la carretera. En el circuito de Barcelona aparecieron los Lotus decorados en sus pontones y apéndices aerodinámicos. Y hasta hubo un coche con cuernos, calaveras, neumáticos de tacos y lanzallamas, que los pilotos usaron para pasear en la pista.

Ocean’s Twelve y Jaguar

En 2004, el equipo Jaguar-Cosworth promocionó Ocean’s Twelve (protagonizada por George Clooney, Brad Pitt y Matt Damon) en el GP de Mónaco. Un detalle: la escudería equipó a sus monoplazas con un diamante de €300.000 en el “bigote” delantero. Uno de ellos “desapareció” después del accidente que sufrió Christian Klien en la primera vuelta de la carrera.

Superman y Red Bull

En 2006, hizo su irrupción Superman Returns. ¿Dónde más que en Mónaco? Y otra vez con Red Bull como promotora. El superhéroe se dejó ver en las calles y en los paddoks. En aquella carrera, David Coulthard pudo llevar a tercera posición final a su coche, pintado con los míticos colores azul y rojo. Incluso, Coulthard y su compañero Klein usaron buzos con capa incluida.

Bonus track: Indiana Jones llegó un día a Indianápolis

En mayo de 2008, el piloto Marco Andretti -hijo del campeón Michael y nieto del célebre Mario Andretti-, presentó en la carrera de IndyCar “500 Millas de Indianápolis”, un auto pintado con la publicidad de la película Indiana Jones y de la entonces poderosa empresa de alquiler de videos, Blockbuster. También el piloto vistió un buzo antiflama que simulaba ser la vestimenta del personaje de Harrison Ford.

Comentarios