Cartas de lectores

20 Jul 2019
1

PREOCUPANTES ASIMETRÍAS

El acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur genera desafíos y preocupaciones. Señalo sólo algunas asimetrías que deben corregirse: 1) el Mercosur funciona como una unión aduanera imperfecta entre Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay (Venezuela, por ahora, “suspendida”), con un arancel externo común vigente para las importaciones que ingresan del resto del mundo al Mercosur. El libre comercio entre sus integrantes tiene excepciones (caso del azúcar. Por las asimetrías productivas con Brasil, que subsidia a sus productores de azúcar). En función de su programa Proalcohol, impulsó una expansión de su producción del etanol de la caña de azúcar, valuándose este subsidio en más de U$S 3.000 millones por año (“Proalcohol y azúcar en el Mercosur”, Alberto de las Carreras). Bolsonaro, presidente de Brasil y reciente presidente pro tempore del bloque, expresó que “revisarán la inclusión dentro de la Unión Aduanera del comercio de automóviles y el azúcar”, sectores que tienen un régimen especial. Las provincias productoras de azúcar y etanol de caña del NOA deben debatir con urgencia esta cuestión. Están en juego intereses vitales de los trabajadores, de los inversionistas y del fisco provincial. 2) El marco jurídico del Mercosur genera inseguridad jurídica. Existe una inaceptable asimetría constitucional entre los países que lo conforman, generando incertidumbre tanto en lo interno como en su relación con terceros Estados y otros bloques regionales. Paraguay y la Argentina admiten el carácter supralegal del Derecho de la Integración. Brasil y Uruguay, por el contrario, confieren la misma jerarquía a la ley y a los tratados, razón por la cual en ambas naciones prevalece la última expresión de voluntad normativa, sea interna o internacional. Argentina no confiere jerarquía constitucional a los tratados de integración. 3) Asimetría institucional con la UE: los órganos intergubernamentales del Mercosur dictan normas obligatorias para los países que lo integran y por excepción a sus habitantes, debiendo introducirse al derecho interno de cada Estado respetando la supremacía constitucional de cada nación involucrada. En la UE sus instituciones son supranacionales, no representan a un Estado determinado. Sus funcionarios no actúan por mandato de una nación determinada. Son agentes supranacionales que resguardan los intereses de la comunidad, que en algunos casos pueden resultar contraproducentes para uno o más Estados. Los órganos supranacionales de la UE dictan normas que son de aplicación inmediata y directa, prevaleciendo frente a todo el ordenamiento interno de los Estados Partes de la comunidad. 4) Asimetrías ambientales: los productos agrícolas del Mercosur están ahora, con este acuerdo, favorecidos con la eliminación de aranceles de protección de la UE que, sin embargo, preserva la aplicación del principio precautorio ambiental: lo hará valer preventivamente en relación a los agronegocios que utilizan masivamente agrotóxicos en sus cultivos transgénicos (caso del glifosato, prohibido por la UE a partir de diciembre de 2022 y por Francia desde fines de 2021). 5) Asimetría tributaria: Argentina aplica impuestos a sus exportaciones (retenciones), la UE las subvenciona, al igual que los EEUU. La integración tiene que ser inteligente, desarrollando políticas productivas, tecnológicas, financieras y educativas que permitan eliminar estas asimetrías conforme lo reclamó la UIA.

Luis Iriarte

[email protected]

MONUMENTOS HISTÓRICOS

Señor Fernando Esteban Saade, usted tiene razón. En Tucumán pareciera que nadie (llámese autoridades, distintos organismos y también ciudadanos) tiene interés en conservar su acervo histórico y cultural, dadas las continuas demoliciones que terminan con distintos monumentos históricos. En cualquier lugar de Europa, así sea el pueblo más pequeño, las autoridades se preocupan y ocupan de mantener los monumentos que le dan identidad, cuidan su patrimonio histórico, de tal forma que son objetos de tours y explicaciones a la gente que los visita y los pobladores se sienten orgullosos de ellos. Este Tucumán tan chiquito, pero con tanta historia, merece que la valoren, como lo que es: una ciudad histórica.

Cristina Alonso

[email protected]

SERVICIO CÍVICO VOLUNTARIO

El viejo refrán “el ladrón cree que todos son de su condición” continúa vigente en especial en personas que dudan y/o descreen de temáticas y acciones que terceros proponen para encauzar a tantos adolescentes y jóvenes que por falta de compromiso responsable de sus progenitores; por la falta de políticas educativas basadas en valores humanos y que se estancaran sólo en pasar procesos de instrucción. Por falta de una sociedad responsable que adormecida y cínica cayó en la voraz concepción individualista que no le permite notar y respetar “al otro”; han logrado dejar al margen de una sana contención antropológica y social tantos adolescentes y jóvenes. Recientemente se creó un Servicio Cívico Voluntario en Valores para contener a tanta adolescencia y juventud que diariamente ve escurrir su vida como un puñado de arena entre los dedos, sin futuro, sin metas, sin voluntad, sin noción del valor de su propia existencia. Ante la ausencia de la familia y de la sociedad, el Estado debió asumir este desborde de irresponsabilidad tanto para recuperar a esas personas como para frenar en lo posible los altos índices de delincuencia y drogodependencia. No es obligatorio. Es voluntario. “Tómalo o déjalo”, pero no les quitemos esta posibilidad. A veces estas personas escépticas y dudosas aparentemente no tienen muy en claro su mirada sobre diversos temas, llevando sus críticas a adobar una gran ensalada que, para colmo, no tiene sabor alguno. Sí coincido con ellas que el Estado debe recuperar su rol tan mancillado durante décadas para que los gobernantes pongan al servicio del pueblo a ese Estado traducido en políticas educativas en valores humanos, clubes barriales, bibliotecas, capacitaciones científicas y tecnológicas; etc.

Luis Vides Almonacid

[email protected]

PARO DE COLECTIVOS

Llama la atención que estos paros que realiza la UTA sean cada vez más extensos en el tiempo, provocándole a los usuarios (de quienes viven), complicaciones de todo tipo. Su poca visión de futuro no les permite analizar, que gran parte de toda esta masa crítica que se ve afectada por sus decisiones ya está evaluando no seguir dependiendo del colectivo. Sería bueno que se preguntaran porque cada vez hay más motos. Estimo que en breve tiempo, como ya sucede en muchas ciudades de Europa, los tucumanos empezaremos a utilizar la bicicleta como medio de transporte. Un gremio depende de sus afiliados y estos de los usuarios. Si no hay usuarios, no hay afiliados y sin afiliados no hay gremio. Ya es hora de que los afiliados (choferes), que son los que mantienen a estos pseudos-dirigentes, se den cuenta que así no se puede seguir. Que por las apetencias políticas desmedidas de estos dirigentes en poco tiempo los colectivos, como lo fueron en su tiempo los tranvías y trolebús, serán historia! Mi papá, con su filosofía casera, sabía decir “el uso trae el abuso, y el abuso el desuso”. Así de simple!

Rodolfo Emilio Castillo

[email protected]

DEPRIMENTE

Todos los días paso por la esquina sudoeste de Marcos Paz y Maipú, es realmente un espectáculo “deprimente”. Hace más de dos años se comenzó una demolición, ¿era una demolición? Parece que no. Todavía está igual o peor. ¿La Municipalidad no actúa en estos casos ? O no le interesa. Siguiendo por Marcos Paz hacia el este se llega al 600, en esa cuadra está el colegio San Francisco, cuyas veredas son una laguna de aguas servidas. Al lado del colegio, hace años , de un edificio vecino, sale agua servida que rompió la vereda y la calle. En la calle colocaron un balde con una planta. Es “deprimente”. Hay un charco de agua servida el cual salpica a muchos peatones. ¿Esto no lo ve la Municipalidad? Es deprimente. No vale la pena seguir pero en toda la calle Marcos Paz no hay contenedores y la basura se deposita al lado de un árbol o al lado de un baldío. Es deprimente. La Municipalidad debería dar un plazo razonable a los propietarios frentistas para arreglar bien las veredas, no con parches sino con los mosaicos que correspondan. Esta idea es válida para toda la zona demarcada por las cuatro avenidas. Ya pasaron las elecciones provinciales con muchas promesas y sonrisas. Ahora llego el momento de hacer. No puede ser San Miguel de Tucumán mencionada como una de las ciudades más sucias y desordenadas de la Argentina.

Rodolfo Dagum

Av. Salta 721

San Miguel de Tucumán

COMBUSTIBLES

Leo que los expendedores de combustibles se volcarían para lo que denominan el autoservicio. O sea, cargar uno mismo en los tanques ya sea nafta o el combustible que el vehículo requiera. Dicen que el sistema será mixto, cuando en realidad, a mi criterio, se estaría buscando crear más desocupación. Me resulta extraño que la organización gremial que debe agrupar a los playeros hasta acá no haya emitido su opinión, ya que atenta contra la fuente laboral. Esto desde el lado del personal. El otro aspecto importante es el tema de la inseguridad. Ver en una estación de servicios a una dama, a un veterano solo, que se apea para dirigirse a abonar el costo del combustible que desea cargar, esperar unos minutos para el procesamiento de la tarjeta de crédito o débito es suficiente para los muchachos que se dedican al saqueo. A no ser que nos obliguen a usar el sistema del pago con el celular. De igual forma, apearse, colocar la manguera en la boca del tanque de nafta, requiere de un tiempo que va a ser aprovechado por los delincuentes para hacerse de las suyas. Ya veremos como la delincuencia se ingenia para desvalijar a quienes usan el autoservicio. Lejos de dar más seguridad a los ciudadanos, pretenden abrir las puertas para facilitar los robos. Y a su vez, aumentar el desempleo. ¿Bajará el precio de los combustibles con esta opción? No conozco un producto de la canasta familiar hasta acá, que haya disminuido su costo alguna vez.

Hugo César Navarro

Avda. Francisco de Aguirre 1.582

San Miguel de Tucumán

Comentarios