Reeditan un libro de “Pancho” Galíndez

La nueva impresión es de la revista salteña El Pájaro Cultural. Galíndez fue un reconocido crítico y poeta.

16 Jul 2019
1

EL POETA. Galíndez sobre su silla de ruedas, en una foto de 1994.

La revista salteña El Pájaro Cultural acaba de reimprimir Ajuste de cuentas, un libro que el poeta tucumano Francisco “Pancho” Galíndez publicó por primera vez en 1974, hace 45 años. El director de Letras del Ente Cultural, Horacio Elsinger, y el editor de El Pájaro Cultural, Juan Ahuerma Salazar, presentarán la nueva edición esta noche. “Lo interesante de esto es que revela una conexión muy profunda entre los poetas del noroeste. ‘Pancho’ Galíndez fue una figura de la cultura tucumana y ahora son los poetas salteños los que se toman el trabajo de reeditar uno de sus libros”, destaca Elsinger.

En el acto en la sala Hynnes O’Connor, Elsinger y Ahuerma Salazar conversarán sobre la vida de Galíndez, que había nacido en Catamarca en 1938 y murió en San Miguel de Tucumán en 2003, y repasarán algunos poemas de Ajuste de cuentas. “Es un libro que mezcla una poesía lírica, amorosa, con otra socialmente comprometida -describe Elsinger-. Refleja mucho el espíritu de la época en que se escribió, porque no sólo ofrece el valor poético de ‘Pancho’, que hace que 45 años después aún atraiga lectores, sino que también transmite la intensa actividad cultural de la década del ‘70”.

Galíndez nació con espasticidad, un trastorno que dificulta la coordinación motora. Aunque durante toda su vida se trasladó en una silla de ruedas, venció a la adversidad y se convirtió en un destacado crítico teatral y cinematográfico. “A pesar de sus limitaciones físicas, era un enamorado de la gente, de la risa, de los amigos”, recuerda Elsinger. “Pancho” fue, como lo definió el periodista y escritor Dardo Nofal, “un ejemplo del triunfo de la vida, y una hermosa respuesta de la inteligencia a la estética”.

Su último día, el 5 de febrero de 2003, la periodista de LA GACETA Nora Lía Jabif lo despidió así: “la muerte de ‘Pancho’ Galíndez convoca a pensar en el Tucumán que se fue. (...) Sentado en su silla de ruedas, él era el centro de maratónicas y apasionadas discusiones sobre arte, fútbol y política, alrededor de una mesa de la desaparecida confitería ‘El Buen Gusto’. ‘Pancho’ no sólo fue un muy buen poeta, sino el símbolo de una época en la que la utopía era el motor que movía la vida”.

LO PRESENTAN HOY
• A las 20 en la sala Hynnes O’Connor (San Martín 251)

En Esta Nota

San Miguel de Tucumán
Comentarios