Costa quiere revancha en San Martín

Decidió seguir una temporada más en el club.

10 Jul 2019
1

OTRA OPORTUNIDAD. Ramiro Costa espera una chance para demostrar su valía. Algo que las lesiones no le permitieron antes. la gaceta / foto de Antonio Ferroni (archivo)

En las oficinas de Bolívar y Pellegrini quedaba por definir la situación de Ramiro Costa, que no había confirmado si se quedaba en San Martín. Esperaba alguna oferta de la Superliga, sin embargo decidió vestir la camiseta “rojiblanca” un año más. “Tenía algunas ofertas de afuera, pero la idea de la dupla técnica me convenció. Me sentí muy bien, muy cómodo en Tucumán”, explicó a LG Deportiva.

Tras su lucha con las lesiones en un tobillo y los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda, algo que acarrea desde 2018, el “9” quiere su revancha en el “Santo”.

En su momento, llegó como una de las cartas goleadoras que los dirigentes salían a buscar en el mercado de transferencias. Sin embargo, casi no pudo demostrar sus condiciones.

El delantero sí dejó en claro que es un futbolista con buen juego aéreo y que se mueve bien de espaldas al arco. También mostró capacidad para resolver en el mano a mano, como aquel gol en el Monumental de Núñez, que no obstante sólo sirvió para descontar en el 2 a 1 contra River.

Pero la mala suerte apareció otra vez en su camino y debió conformarse con apoyar desde afuera a sus compañeros en la recta final del torneo.

Contra el “Millonario” sufrió una caída que le provocó un dolor en la rodilla afectada. Sin embargo, durante esa semana mejoró y pudo ser de la partida en el partido siguiente ante Lanús. En el encuentro se resintió en esa zona y quedó fuera de combate. “Contra Lanús me resentí, el dolor volvió a ser más fuerte y no tuve otro remedio que dejar de jugar”, le contó el delantero en su momento a LG Deportiva desde Buenos Aires.

Cansado de no encontrarle una solución a ese problema, Costa viajó a la capital argentina para realizar una consulta con Jorge Batista, médico de Boca y especialista en rodilla . El problema no era grave (el diagnóstico indicó que el delantero padecía una inflamación en el tendón posterior de la rodilla izquierda), pero llevó su tiempo.

El rosarino de 26 años y 1,90 metro de altura, se entrena al lado de sus compañeros y está realizando una pretemporada satisfactoria, comentó Ricardo Somma, preparador físico. Probablemente tendrá su oportunidad en los amistosos de pretemporada contra Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Central Córdoba y Mitre de Santiago del Estero, para demostrar porqué fue considerado en su momento.

Al delantero le quedaban seis meses de contrato con San Martín, pero decidió darse otra oportunidad. Sergio Gómez y Favio Orsi lo tienen en cuenta desde el primer momento, y esa es una ventaja que terminó volcando la balanza hacia La Ciudadela. Ramiro renovó por un año para poder jugar la temporada completa.

Costa quiere revancha y la B Nacional parece ser la excusa ideal para marcar goles y ganarse el cariño de los hinchas.

Comentarios