San Jorge San Jorge
27 Junio 2019

- ¿Casualidad o causalidad?

Como tantos, miles, mllones, tal vez más. “Yo vengo de muy abajo y muy arriba no estoy“ (A. Yupanqui). “En la triste pieza de mis buenos viejos cantó la pobreza su canción de invierno” (c. Flores). No conservo el cajón de ilustrar. Pero también lustré zapatos. No en la plaza de Santiago (del Estero), como reza la chacarera, sino a vecinos de la calle Leandro N. Alem de Monteros, “de la Patria, fortaleza del folclore”. “Mientras mi infancia naufragaba” (R. Narvaja). Tampoco guardo otros utensilios afines a menesteres necesarios de aquellos años. Los mantengo, sí, en mi corazón y en mi mente como “Las memorias de una vieja canción” (H. Guarany). Los que saben, dicen. “Nada es casualidad, todo obedece a una causalidad”. Un día me llegó un libro, luego otro y otros más. “No sólo de pan vive el hombre”. Pero mejor hubiera sido si al leerlos me acompañaba una tortilla. Los libros me ayudaron mucho. ¡Vaya si me ayudaron! Me brindaron la oportunidad de soñar que, por ahora, todavía nada cuesta. Por ellos. Prefiero a E. Galeano a Vargas Llosa; Troilo a Piazzolla; V. H. Morales a Lanata, C. F. K. a los ceos; la política a la prepotencia; sí al Estado, no al neoliberalismo, ideología que forma seres humanos egoístas, o solidarios, indiferentes, odiadores, etcétera. La pobreza hoy no es producto de la política ni de lo que concierne a ella (elecciones, propaganda, salarios de políticos, etcétera), sino de la evasión de impuestos, los tarifazos y los ajustes que benefician al poder real. Botón de muestra, el apagón de hace días. ¿Qué hicieron las corporaciones con los beneficios obtenidos? ¿Invirtieron para mejorar los servicios? ¡Ja! ¿Los fugaron? Sí, acertó. Pero de eso, ni hablar. Más entretenido es comentar de la inseguridad, que dolorosamente es cierto. “El clavo se queja del martillo, porque no ve la mano” (FMI y seguidores locales). O no la quieren ver. Ahora bien, todo este desastre, perfectamente calculado y llevado a rajatabla, causando el llanto de trabajadores, tanto de hombres como de mujeres, al perder sus trabajos, y de jubilados, sus beneficios, tiene corresponsables. Hago hincapié siempre en intelectuales, pensadores, periodistas (que no le llevan el apunte a M. A. Bastenier) que esmerilaron a C. F. K. con todo tipo de acusaciones y comentarios y propiciaron la instalación de los ceos modernos Atilas que por donde pasan no crece el trabajo. El ceo principal, con ojos inyectados en sangre, tuvo destacada actuación (el 1/3) en la Apertura de sesiones. El Día de la Bandera (20/6) solo habló de los camioneros. Opiniones, comentarios, ni mu. C. F. K. dijo lo que dijo sobre M. Belgrano y los misóginos se inspiraron. ¿Sirve que los sabihondos conozcan dónde desayunó Sócrates o dónde merendaron Platón y Aristóteles? Trabajadores, compañeros, que los especuladores de siempre lo hagan en Lelic, Letes y otros papeles; nosotros invirtamos en política y democracia, verdaderos reaseguros para hijos y nietos. Dijo Fierro: “Mas naides se crea ofendido. Pues a ninguno incomodo - si canto de este modo-. Por encontrarlo oportuno, no es para mal de ninguno, sino para el bien de todos”. Como Gieco dijo, “Que la reseca muerte no me encuentre (...) sin haber hecho lo suficiente”.

Hugo Vallejo
Manuel Estrada 3.850
San Miguel de Tucumán


- Elpidio González

Conmueve la vida de este ignorado vicepresidente de Argentina cuyos pantallazos nos regalara LA GACETA (26/6) en el espacio “Pareceres”, firmado por el lector Miguel Ángel González Fidani. Impacta la frase que con motivo de haberle otorgado la primera jubilación especial para ex funcionarios, miembros del Congreso le llevaron la novedad, a la que don Elpidio reaccionara furibundamente al grito de: “¡Degenerados, corruptos, babiecas! ¡Mientras yo tenga dos manos para trabajar el Estado no tiene por qué mantenerme a mí, habiendo tanta necesidad en el país!”. ¡Qué paradigma de honestidad! Tan en las antípodas a la pléyade de políticos actuales como el candidato elegido por el dedo autoritario e incuestionable de una candidata a vice que fuera primera magistrada en dos ocasiones. La foto de la portada de la misma edición nos muestra en especial a tres “políticos”, por cuyos antecedentes jamás podrán llegarle ni a la suela del zapato de don Elpidio sonriendo y aplaudiendo a modo de una burlesca y velada forma de decirnos que una vez más se rieron del ciudadano común y guardaron en el arcón de los recuerdos a la Constitución y sus leyes; y que detentan sus cargos por jugadas antidemocráticas que con tanto daño las inventara ese “movimiento” al que claramente describe el lector Fernando Sotomayor en su carta “El Peronismo” de idéntica edición.  Hay lectores de este espacio que repiten el relato que inventara la Pasionaria y que corea sin sonrojarse el candidato presidencial cuando sin el más mínimo acto de contrición se refiere a la actual administración nacional como “…una etapa negra para el país…”. No defiendo a ultranza al actual Presidente pero Fernández hace un olvido irresponsable de los actos vandálicos de los años 1945/1955 cuando desde el púlpito presidencial instaban a la masa informe de seguidores con frases como: “leña, leña, leña”; “colgarlos con alambre de fardo”; “a los amigos todo, a los enemigos ni justicia”; y un largo etcétera. Disculpen nuestros próceres como San Martín, Belgrano, Alberdi y otros -a los que sin dudas se suma don Elpidio González- por la afrenta de nuestra “clase política” y de una gran porción de la sociedad argentina que aún no descubrió que el dinero que regalan estos “políticos” es parte del sudor y esfuerzo de un grupo cada vez más reducido que se esfuerza por mantener vigentes l os idearios de la argentinidad legada por estos prohombres.

Luis Vides Almonacid
[email protected]


- Crisis en el supermercado

Muy acertadas las palabras del lector Luis Alberto Marcaida en su carta “La crisis de un supermercado” (21/6) y si me permite compartir su pensamiento le agrego a su relato que, más allá de esta indomable economía que corcovea bajo la montura del desorientado jinete presidencial, debo señalar que muchos de los argentinos no tienen idea de la trampa a la que corre riesgo el electorado, gestada ante la promesa preelectoral del Gobierno nacional, haciéndonos creer que está luna de miel en la economía (tranquilidad en los mercados, baja del riesgo país, inflación en descenso, congelamiento en las tarifas) pero con la condición única y solo hasta las elecciones, será la solución a nuestros problemas. ¡Pura pantomima! Creer en esto es como camuflar al diablo vistiéndolo con sotana y crucifijo pidiendo limosnas, si observamos que cierran 200 PyMEs por día a causa de ocho tarifazos por año, industrias fundidas por altos costos de producción y asfixia por la presión impositiva, baja estrepitosa en el consumo, exclusión social y pobreza en aumento, son estadísticas lapidarias que ahondan a diario el panorama sobre todo en la calidad de vida humana. Hoy le tocó el turno a la cadena de supermercados Luque con la consternación que provoca la inestabilidad laboral de 1.200 familias tucumanas que quedarán sin el sustento diario. Mañana le tocará a otro empresario y así seguirá el derrumbe comercial y pulularán los cementerios de industrias y PyMES gracias a los compromisos asumidos con el FMI. ¿Se imaginan los argentinos cuatro años más con Mauricio Macri y Cristine Lagarde en el Gobierno nacional? Como solía decir un capo italiano: ¡Mamma mía!

José Alberto Jacobo
Pasaje La Madrid 303
Simoca


- Carta para Dady

Dady Brieva: “Nosotros le tenemos respeto al oficio del chorro”. Señor Dady, lo llamo así porque desconozco su verdadera identidad; como muchos argentinos, es la segunda vez que me detengo a escribirle a Ud. y ojalá que mis palabras le lleguen. Pretendo que recapacite; lo considero una persona adulta, tampoco intento ofenderlo, pero sus dichos en cuanto a la valoración de un acto criminal -porque yo no considero que el “chorro” sea un laburante, y robar. un oficio- lo interpreto una vez más como un acto desubicado. Lamentablemente Ud. no se da cuenta de que su potencial humorístico lo puso y lo pone aún antes que los medios de información pública, pero usted, en términos futbolísticos, la tira afuera, señor. Recuerdo con mucha pena que algún productor televisivo le dio la posibilidad de trabajar con niños; ese personaje, comparado con este actual, nos muestra su conducta bipolar e incoherente. Mi calificación de su personalidad tiene que ver con su manera irresponsable de apreciar la conducta social de algunos argentinos; pero, políticamente hablando, déjeme explicarle que ningún sector, bajo ningúna ideología, hace apología de la corrupción y de la delincuencia, a pesar de que los poderes políticos, religiosos y demás no están exentos de sufrir en sus filas hombres que padecen ese comportamiento inaceptable. Lo que yo veo como un mal para estos tiempos que vivimos usted lo valora; lo que los argentinos sufren diariamente y hasta se pierden vidas en manos de seres despreciables usted lo valora. Lejos de intentar entenderlo, le pido un gran favor, si es que se encuentra en sus cabales: llámese al silencio, señor Dady; nos hace mal usted con esos pensamientos que no necesitamos; créame, señor, no beneficia a nadie; todo lo contrario.

Williams Fanlo
[email protected]


- Segunda titularización docente

Entre banderas que colgaban de los palcos del recinto y ante la expectativa del conjunto de la docencia, la Legislatura sancionó -por unanimidad- la segunda ley de titularización de docentes interinos. Fue el resultado de una profunda movilización docente en medio de las elecciones. Quedaron “incluidos unos 2.000 educadores que no habían formado parte de la primera efectivización, concretada también por ley el 22 de marzo pasado” (LA GACETA). Fue dirigida y conducida por un único gremio: ATE Docente, en la persona de Carlos Giménez. El Frente Gremial Docente, gremios “mayoritarios” de la docencia, le dio la espalda a esta lucha, contando, en cambio, con un único apoyo, el de la agrupación Tribuna Docente. En el medio, antes del trámite parlamentario, se difundió a la docencia y a la ciudadanía los alcances de la problemática, se visitaron escuelas y hubo una jornada de lucha el 4 de abril pasado en Plaza Independencia. También, reuniones con la comisión de Hacienda y Presupuesto que gestaron el compromiso y apoyo del Legislador Juan Antonio Ruiz Olivares. La segunda titularización fue resultado de la omisión deliberada de cargos docentes que no se contemplaron en la primera. Ambas leyes, en una primera fase, debieron sortear tremendos condicionamientos que ponían en duda a lo que se denominó, alegremente,  la “estabilidad laboral de por vida”. La lucha por la titularización puso, en la superficie, la tremenda precarización laboral existente. Quedaron sin titularizar los docentes de Jornada Completa. La numerosa presencia de ese sector, en la última sesión y en medio de las deliberaciones de los legisladores, arrancó un nuevo compromiso de un pronto dictamen y una tercera ley de titularización. Se hizo justicia. Felicidades, docentes en lucha.

Pedro Pablo Verasaluse
[email protected]


- AFA

El tema Alvarado vs San Jorge, sigue generando polémicas. Llaman que fue un “ bochorno” el juego disputado en el estadio Minella. La palabra correcta es tristeza. El señor Facundo Moyano comentó en el canal TN que fue un “papelón” lo que hicieron estos jugadores; yo diría que el señor Moyano y el señor Carlos “Chiqui” Tapia con el bochorno de la AFA. Esos dirigentes deberían dar un paso al costado y tener, como ellos dicen, el pacto de caballeros, dejar de hablar de algo que es obvio; el fútbol argentino está manchado de suspicacias y de corrupcióndesde hace muchos años, desde el grondonismo hasta estas personas que solo agravaron más el asunto. El señor Antonio Raed presentó la renuncia al presidente del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de AFA, admitiendo que todas estas situaciones lo llevaron a una fatiga moral y dio indicios de una “mano negra” en ese juego. Este escándalo llegó a las tapas de los diarios de todo el planeta, así como fue el tema del gas pimienta en el estadio de Boca, la agresión de la hinchada de River al micro de Boca en la superfinal, y asi podría mencionar miles de cosas “raras”, que no se necesitan tantas pruebas, como dice Moyano, para ver lo que es real; o sea, Moyano quiere hacer una ficción de algo que está muy arraigado en el fútbol,  “la corrupción”. Quiero salvar a este deporte y por eso escribo, porque amo el fútbol pero no puedo ver que estos malos dirigentes jueguen con el sentimiento del hincha que domingo a domingo va a ver a su club y que por culpa de ellos haya violencia, injusticias con esos referís sobornados o que favorecen a los equipos maá poderosos y más de Buenos Aires sobre los equipos del interior. El señor Marconi, jefe de Sindicados de Árbitros, dijo que está todo “mañado”; entonces, ante tantas pruebas, no puede decir Moyano que esto es intrascendente; esto es gravísimo y se sigue tapando con barro un agujero que debería taparse con Justicia y que todos estos personajes se retiren. Tenemos al mejor jugador del mundo, Leo Messi, y no puede ganar nada en la Selección, y gran parte de culpa la tiene la AFA que cambia de entrenadores cada cinco meses. Entonces,´¿qué se puede ganar así? El maestro Tabárez está en Uruguay desde 2006 hasta el presente y la selección charrúa es una de las mejores del mundo; sin haber cambiado entrenador ganó la Copa América del año 2011; lo mismo Joachim Low, entrenador desde 2006 y fue campeón del mundo en 2014. Entonces, acá proyectos no hay, sólo exitismo, que día a día devora entrenadores que no son los culpables. Señores, es hora de decirle “no” a toda esta gente; es hora de salvar nuestro fútbol, si no va a morir. Saquemos a estos impresentables de la AFA. Estoy dispuesto a luchar para salvar el honor de la camiseta. Vuelvo a repetir la frase de Maradona: “la pelota no se mancha”... yo me equivoqué y pagué, pero el fútbol es el deporte más hermoso del mundo.

Fernando E. Saade
[email protected]


Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected],  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.

Comentarios