“MMA”, la última esperanza argentina

Ante la suma urgencia, Scaloni finalmente dejaría firme el tridente Messi, Martínez y Agüero.

21 Jun 2019
3

A MATAR O MORIR. El técnico Lionel Scaloni está analizando ubicar desde el arranque a Messi, Agüero y Lautaro fotos Reuters

BELO HORIZONTE.- Todos sabemos que no hay margen para el error y que el partido del domingo frente a Qatar es a matar o morir. No hay otra alternativa. El triunfo es la única alternativa que le queda al equipo argentino para clasificarse para la siguiente ronda de la Copa América.

El empate con sabor a poco que los dirigidos por Lionel Scaloni consiguieron ante Paraguay, complicó sensiblemente el panorama. Por eso, no son pocos los que consideran que ahora más que nunca el técnico deberá poner toda la carne en el asador. Eso significa que debería apostar al tridente ofensivo compuesto por Lionel Messi, Lautaro Martínez y Sergio Agüero.

El propio Scaloni dio indicios de esa apuesta después del empate ante Paraguay, cuando reconoció que Argentina tuvo su mejor funcionamiento durante los 21 minutos en los que coincidieron los tres sobre el terreno de juego del estadio Mineirao.

En ese lapso, Argentina llegó al empate y ofreció algunas combinaciones en los últimos de la cancha, que no se expresaron cuando Messi se paró como segundo delantero, tanto en el encuentro del miércoles, como en el primer partido frente a Colombia.

Este tema, seguramente será evaluada en las practicas a realizarse en el Arena de Gremio de Porto Alegre.

Si Scaloni se inclina por poner juntos a Messi, el “Kun” y Martínez, estará obligado a reformular la mitad de la cancha, para darle mayor equilibrio a la zona de volantes y corregir algunos errores que el equipo cometió cuando Paraguay apostó al contragolpe.

Todo parece indicar que Leandro Paredes es número puesto en el centro, quedando por resolver quiénes serán los jugadores que trabajen por afuera. La idea que estos puedan colaborar en la recuperación de la pelota y no dejar expuestos a los laterales.

A la luz de los rendimientos que tanto Giovani Lo Celso como Roberto Pereyra evidenciaron en los dos primeros partidos, ninguno de los dos tuvo el nivel de juego esperado jugando por la derecha. Prueba de ello es que los tres goles que le convirtieron al equipo se gestaron por esa banda.

En la izquierda, la opción es Marcos Acuña, ya recuperado de una lesión, que aparece como la más lógica para el cumplimiento de esa función mixta, debido a que Ángel Di María mostró una pobre versión en ambos partidos.

En lo que se refiere a la evolución física de Lautaro, a la salida del hotel en Belo Horizonte rumbo al entrenamiento en el predio deportivo de Atlético Mineiro “Ciudade do Galo” se lo observó renguear. Lautaro sufrió un golpe en la parte inicial y se enfureció cuando Scaloni decidió reemplazarlo, al punto tal de desairar a sus colaboradores con el saludo y golpear insistentemente una botella de plástico contra el piso cuando ya estaba sentado en el banco.

“Estaba para seguir”, reconoció tras el partido el delantero, quien atribuyó su cambio a “decisiones del entrenador”. Polémica al margen, el golpe sufrido por el ex Racing no parece de riesgo para impedir su presencia el domingo, a las 16, ante Qatar en Porto Alegre.

El seleccionado, último del Grupo B con un punto, cotejará con los qataríes con la obligación de ganar y esperar que Paraguay (2) no lo haga ante Colombia (6) para avanzar a cuartos de final.

La victoria, incluso, podría resultar insuficiente si Paraguay gana y los terceros de las zonas A y B terminan con seis puntos o cuatro y mejor diferencia de gol que el conjunto de Scaloni. De empatar, Argentina necesitará que Paraguay pierda con Colombia por un mínimo de dos goles y luego esperar que ningún tercero llegue a los tres puntos, algo difícil.

El cierre de la fecha 2

Por otra parte, esta noche a las 20, en el Fonte Nova de Salvador Bahía, se enfrentarán Ecuador (0) y Chile (3) que viene de golear a Japón. El partido corresponde a la fecha 2 del Grupo C. (Télam)

Comentarios