Sospechan que el ex juez Moro actuó para perjudicar a Lula

Al menos siete muertos en manifestaciones Una revelación del sitio de investigación “The Intercept” provocó un escándalo político y múltiples reacciones. Se filtraron conversaciones entre el magistrado y un fiscal de la causa por corrupción, en las que daba consejos y pistas para el caso.

11 Jun 2019
1

ESTALLIDO. La rebelión se inició el 7 de febrero, en la capital haitiana. reuters

SAN PABLO, Brasil.- Las investigaciones de la operación anticorrupción “Lava Jato”, y puntualmente la causa judicial contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, están bajo sospecha, luego de que se conocieran las conversaciones entre un fiscal brasileño y el juez Sergio Moro, reveladas por el sitio de investigación “The Intercept”, que desataron una catarata de reacciones políticas.

El escándalo se destapó el domingo por la noche, cuando “The Intercept” publicó conversaciones en las que se muestra que el entonces juez Moro le indicó al jefe de los fiscales de “Lava Jato”, Deltan Dallagnol, medidas relativas a la causa que derivó en la acusación contra Lula, preso desde abril de 2018, en la sede de la Policía Federal de Curitiba. Moro es ahora el ministro de Justicia de Jair Bolsonaro-

Charlas privadas

Las conversaciones privadas muestran que Moro sugirió a Dallagnoi que cambie el orden de las fases de la operación “Lava Jato”, y dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, algo prohibido por ley.

La abogada Valeska Teixeira Zanin Martins, defensora de Lula, dijo al diario argentino “Página12”que las filtraciones confirman que la causa contra Lula fue un caso de persecución política “para retirar al ex presidente de las elecciones de 2018”.

“The Intercept” está dirigido por el periodista Glenn Greenwald, a quien el ex analista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional.

El medio publica fragmentos de diálogos entre Dallagnol y Moro, que en 2017 condenó a Lula en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión, luego de haberlo acusado de recibir un departamento en una playa de San Pablo, a cambio de favorecer a la constructora OAS.

El archivo contiene ejemplos de abuso politizado de los poderes de la fiscalía por parte de quienes lideraron la investigación ‘Lava Jato’ desde 2014”, afirma el portal. Los diálogos revelan “una agenda política e ideológica largamente negada”, según el diario paulista “Folha”.

En otras conversaciones, fiscales del grupo liderado por Dallagnol, discuten cómo frenar una entrevista que Lula, en prisión desde abril de 2018, había concedido a “Folha”, porque podría beneficiar al Partido de los Trabajadores en las elecciones.

El Ministerio Público de subrayó que los fiscales están tranquilos sobre la legitimidad de la actuación, pero expresaron preocupación por su seguridad y por la manipulación del significado de los mensajes. “Los fiscales de Lava Jato no van a doblegarse a la invasión inmoral e ilegal, a la extorsión y a la tentativa de exponer sus vidas personales y profesionales”, agregó.

Es que la información gatilló una ola de reacciones políticas.

El ex candidato presidencial Fernando Haddad, que perdió las elecciones frente a Bolsonaro, advirtió por Twitter que Brasil “puede estar delante del mayor escándalo institucional de la historia de la República”. La ex presidenta Dilma Rousseff, afirmó que las revelaciones dejan explícitas las relaciones “ilegales y espurias” entre Moro y los procuradores de la Lava Jato.

Moro consideró que en los mensajes “no se vislumbra ninguna anormalidad de direccionamiento”. (Télam-Especial)

Comentarios