Cartas de lectores

08 Jun 2019

CHALECOS REFLECTIVOS

Las redes sociales se han metido tanto en nuestras vidas que es imposible esquivarlas, y tienen una calidad para adaptarlas, modificarlas, reproducirlas y enviártelas, que muchas veces te arrancan una risa o un llanto. Me llegó un Whatsapp sobre ciervos y mi curiosidad me mandó a leer su contenido: “En Finlandia les pintan los cuernos a los ciervos con pintura reflectiva para evitar que los atropellen en los caminos”. ¡Que no lean esta noticia en la Dirección de Tránsito Municipal, porque en Tucumán casi todos van a circular así! Más allá de la humorada y lo redituable que resultó la venta de los polémicos chalecos, yo pregunto: ¿Había necesidad de meterles la mano a los flacos bolsillos de los motociclistas laburantes? Llenar de “tuquitos” nos confunde aún más en esta marea flúo, pues no sabemos si son policías, cuidaautos, de una fracción política o motochorros. Roguemos que todas esas medidas vuelvan a la normalidad después del domingo, porque a las apresuradas son cosas de locos y siempre salen mal.

Francisco Amable Díaz

Pedro G. Sal 1.180 - Barrio 20 de Junio


San Miguel de Tucumán

¿CUÁL ES LA VERDADERA GRIETA?

Hoy todos hablamos de “la grieta” como si estuviéramos reeditando, en el pasado más reciente, la grieta que comenzó con el advenimiento del peronismo hace ya más de 70 años y separó a muchos argentinos, incluidos familiares y amigos, con la antinomia peronismo vs anti-peronismo. ¿Hoy, es solo esa la verdadera grieta entre el PJ/FPV y el resto de la sociedad, o hay otra invisible y más profunda que nos separa, y que en algún momento la deberemos debatir entre todos? Muy pronto, a partir del 10 de diciembre de 2019, cuando asuma la nueva administración, gane quien gane, los argentinos deberemos poner sobre la mesa varios temas como ordenar un Estado fofo y elefantiásico que no da para más, como así también hacerlo extensivo a toda la sociedad, donde se deberán tocar quintas de privilegio, muchas de ellas obtenidas como derechos adquiridos a pesar de que se hicieron en su momento en forma fraudulenta y violando artículos constitucionales, en especial el Nº 16, entre otros. Ante esta situación, creo que allí se producirá la verdadera grieta entre los argentinos, porque nadie aceptará perder posiciones de poder y privilegios. ¿Aceptarán dar un paso al costado el 1,5 millón de empleados públicos que sobran a nivel nacional, provincial y municipal, e incorporarse a la actividad privada productiva?. ¿Aceptarán los sindicalistas perder posiciones de poder y manejos de fondos sin rendir cuentas a nadie?. ¿Aceptará la corporación política desprenderse de más de 10.000 ñoquis que se encuentran enquistados en la casa matriz de la democracia (Congreso Nacional), como así también en las provincias, y ser un aguantadero de amigos, familiares y militantes? ¿Los jueces se dignarán a pagar el Impuesto a las Ganancias?. ¿Se podrán hacer auditorías a todos los establecimientos del Estado, para eliminar gastos superfluos y corregir errores de gestión, incluida la estructura del Poder Judicial de la Nación? ¿Se podrán disolver 16 de los 24 ministerios con que hoy cuenta el Gobierno Nacional y volver a los ocho históricos, eliminando una infinidad de secretarías y subsecretarías que en muchos casos están de más y solo sirven para acomodar “gente”?. ¿Podremos llevar adelante una Reforma Previsional sobre la base de nuestra propia realidad económica, política y social, que compatibilice las mejores opciones de convivencia entre los argentinos, sin privilegios y prebendas para ninguno?. ¿Podremos llevar adelante la Reforma Laboral adaptándola a los tiempos que corren, donde quizás se toquen derechos para mejorar y tener empleo pleno para todos?. ¿Podremos llevar adelante las reformas financieras y tributarias donde se deberán tocar muchos intereses?. ¿Los empresarios se adaptarían a nuevas reglas de juego, sin privilegios ni prebendas, aplicando “Responsabilidad Social Empresaria” en beneficio de toda la sociedad?. ¿Podemos seguir con más de 20 millones de personas cobrando “algo” del Estado? Habría más temas que tratar, pero creo que estos son suficientes para pensar y reflexionar, y que la grieta que hoy estamos viviendo no nos tape la verdadera grieta que existe entre los argentinos, y la política no se anima a tocar.

Mario Di Bona

[email protected]

PEDRO MARTÍNEZ: IN MEMORIAN

¡Hasta la victoria siempre, querido Pedro Martínez! Falleció el jueves último. Nos conocimos hace algunos años, en una asamblea de la Unión de Docentes Tucumanos. Gran luchador docente. En los últimos tiempos militaba en Conciencia Ambiental Tucumán. Escritor, poeta y gran animador de esta querida sección Cartas de Lectores. Se destacaba por sus ocupaciones y preocupaciones por el medio ambiente en nuestra provincia. Nos vimos, la última vez, en las movilizaciones contra la reforma previsional de fines de diciembre de 2017. ¡Nos vemos, Pedro!.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]

¿ATRASAMOS 2.000 O 3.000 AÑOS?

Tucumán no hizo en los últimos períodos de gobierno ninguna obra de infraestructura. Ni siquiera la cacareada autovía Tucumán-Las Termas, ni la autopista Tucumán-Güemes, ni la salida a la ruta 16 por Nueva Esperanza, ni la ruta Las Estancias-Belén- Paso de San Francisco-Chile, ni diques, embalses, o conexiones ferroviales. No hubo una política regional para conectar el NOA y NEA o el Corredor Bioceánico; y cuando se construyen puentes se caen al primer embate de las crecientes. No obstante, hubo otra omisión que no tiene explicación ni justificación alguna. Y vienen a cuento los descubrimientos arqueológicos recientes. Hace tres años se descubrieron, en pleno centro de Tafí Viejo, urnas funerarias, una de las cuales albergaba a un chamán al que los arqueólogos llamaron “Ishma”, con datación de más de 2.000 años. Recientemente, otro descubrimiento permitió encontrar nuevas vasijas con rituales de los primitivos aborígenes, datados en más de 3.000 años, en Las Yungas, y las vasijas de transformación de una “mujer en pájaro” propia de la cultura Candelaria del NOA. En ambos descubrimientos que motivan una revolución en el conocimiento de los pueblos originarios, se encontraron restos de fermentos de bebidas alucinógenas, tejidos y enceres que demuestran la conexión entre estos habitantes de Tafí Viejo y los de los Valles Calchaquíes; es decir, un intercambio cultural y tráfico con los Colalaos, los Tafíes, Amaichenos, Hualfines, Quilmes y otros pobladores de los valles, con notoria comunicación e intercambio de productos probablemente a través de quaras o llamas de carga (LA GACETA 24/5). ¿Qué tienen que ver estos descubrimientos con la realidad actual? Pues, si existía esta intercomunicación cuando no se soñaba la existencia de caminos pavimentados, ciudades y poblados prósperos, bodega, telares, tejidos y toda la producción artesanal e industrial, teléfono, televisión, computadoras y todo el arsenal de vida moderna de los valles, ¿cómo es posible que en pleno siglo XXI exista una sola ruta de acceso a los valles por la ruta 307, desde Tucumán, colapsada por el tráfico de automóviles, ómnibus, camiones, etcétera? Sucede lo más incomprensible: hace unos años se comenzó a construir la ruta San Pedro de Colalao-Hualinchay-Lara-Colalao del Valle y hace años también que solo faltan para concluirla 10 km que Vialidad Provincial no terminó. ¿Qué razones existen para que no se habilite ese tramo? ¿Qué intereses influyen para que no se abra una conexión estratégica para el desarrollo del norte tucumano? (comercio, intercambio de producciones, turismo, deportes, comunicaciones). Prueba del desinterés de la clase política local fue la respuesta de los candidatos a gobernadores para el período 2019-2023: ninguno abordó tan importante conexión que, con solo construir 10 km de ruta, se abriría una nueva traza para el desarrollo de los valles (LA GACETA 4/6). ¿Atrasamos o no 2.000-3.000 años?

Benito Carlos Garzón

[email protected]

RECUPERANDO LA COSTANERA

La ciudad Banda del Río Salí puede mejorarse con la construcción de un gran espacio verde a sus orillas, con un planteo estratégico que abarque distintos rubros: espacios verdes, recreación, salud física y psíquica de los habitantes, entre otros. Para esto, en lugares como la Costanera, debería planearse, a corto y mediano plazo, la conformación de una Reserva Ecológica. Si bien la importancia de esta como pulmón de la ciudad es relativa por su ubicación junto al río, si agrandáramos la cantidad de los metros cuadrados de espacios verdes que existen en esa ciudad, para disminuir la brecha entre lo existente, y los 10 metros cuadrados que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda por habitante, obtendríamos un paseo diferente, recreativo, al cual hoy no podemos acceder ya que le hemos dado la espalda desde hace muchos años. Si definimos a la salud no solo cómo la ausencia de enfermedad, sino también como el estado de completo bienestar físico, mental y social, debemos incluir un sentimiento de perfecta armonía con el medio. Esta propuesta es un intento de revertir el período de ruptura en la integración Humano-Naturaleza en la que estamos viviendo.

René Carlos Roncedo

[email protected]

Comentarios