Netanyahu no puede formar gobierno y llama a elecciones

El primer ministro, que no logró la mayoría absoluta en el órgano legislativo, va por su quinto mandato. Rivalidades. El parlamento israelí se disolvió, al vencer el plazo para lograr un acuerdo de poder.

31 May 2019
1

AVANZADA. Los asentamientos israelíes en territorio palestino son criticados por la comunidad internacional. reuters

TEL AVIV, Israel.- El parlamento de Israel votó su propia disolución, después de que el primer ministro Benjamin Netanyahu no lograra formar una coalición de gobierno, por lo que habrá nuevas elecciones en septiembre, las segundas en el año, después de las del 9 de abril.

La decisión, tomada en la madrugada de ayer, marca la primera vez, desde la creación del Estado de Israel, en 1948, que deben repetirse elecciones.

Minutos después de que se agotara el plazo para lograr un acuerdo de gobierno, el propio Netanyahu logró que el parlamento se disolviese por 74 votos a 45. De ese modo, el premier evitó que el presidente Reuven Rivlin le asignara la tarea de formar gobierno a otro parlamentario, que bien pudo haber sido el principal adversario de Netanyahu, Benny Gantz.

Rivlin había advertido que si no se alcanzaba un acuerdo para formar gobierno, decidiría entre encargarle un nuevo intento a otro legislador o llamar nuevamente a elecciones.

El principal partido opositor, Azul y Blanco, que lidera Gantz, acusó a Netanyahu de atentar contra la democracia.

El impedimento para alcanzar una coalición de gobierno es el texto de la ley de reclutamiento al servicio militar obligatorio para los judíos ultraortodoxos, que ya había llevado a la convocatoria anticipada a las elecciones.

Dicha ley provocó una fisura dentro de la coalición de Netanyahu, pues enfrentó al partido del ex ministro de Defensa Avigdor Lieberman, Israel Nuestro Hogar, con Shas y Judaísmo Unido de la Torá, grupos ultraortodoxos que la rechazaron.

Los partidos religiosos no quieren que los estudiantes del seminario ultraortodoxo sean obligados a cumplir con el servicio militar. Pero Lieberman y muchos otros israelíes quieren que compartan la carga del deber militar obligatorio.

En medio de esta parálisis del gobierno, el Ministerio de Vivienda de Israel publicó ayer varias licitaciones para la construcción de 805 viviendas en colonias judías en el territorio ocupado de Jerusalén Este, informaron las ONG Ir Amim y Shalom Ajshav (Paz Ahora).

La mayoría de licitaciones forman parte de planes urbanísticos para los territorios palestinos ocupados aprobados en los últimos dos años. Según Shalom Ajshav, “su objetivo es agregar unidades de vivienda a vecindarios existentes para que aumente la densidad del área edificada”. Para la comunidad internacional, el establecimiento de asentamientos por parte de Israel en el territorio palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Este, no tiene validez legal y constituye una flagrante violación del derecho internacional y un obstáculo importante para una solución biestatal y de una paz general, justa y duradera. (Télam-Reuters)

Comentarios