¿Semi peatonal o estacionamiento de motos?

No pasó ni una semana y la nueva obra de la calle 25 de mayo ya es mal usada por los motociclistas.

19 May 2019

A tan sólo unos días de inaugurarla, la semi peatonal de la calle 25 de mayo ya se convirtió en un estacionamiento gratuito de motos.

El argumento de la Municipalidad con esta iniciativa es achicar la calle para brindar prioridad al peatón, que resulta ser el único que no puede transitar por estas veredas.

“Siempre fue así en la cuadra; la diferencia es que antes estacionaban autos y ahora, por las bolas que adhirieron al piso, ya no pueden pasar”, comentó un comerciante de 25 de mayo al 100.

LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS

“Ahora las motos estacionan tranquilas desde que se ensancharon las veredas; a la noche nadie controla y se ahorran de pagar una guardería”, continuó.

No sólo los motociclistas aprovecharon la oportunidad para estacionar sus vehículos, sino que los vendedores ambulantes de la zona se sirven del nuevo espacio para exhibir sus productos.

Al alertar la presencia de las cámaras de LA GACETA, los ambulantes se acercaron a hablar y reconocieron que lo que estaban haciendo no correspondía pero “la gran crisis económica y la necesidad de vender” fue su excusa.

“La gente no sabe que no puede estacionar, menos un domingo a la noche; sumado a que nadie controla, tienen vía libre”, opinó otro comerciante.

“A mí no me molesta, porque los que estacionan, en definitiva, son mis clientes, pero soy consciente que no lo tienen que hacer; yo pago una guardería para poder venir a trabajar”, añadió.

Sobrevive un cartel que permite estacionar en esa cuadra los domingos, lo cual puede haber sido mal interpretado. “Nosotros sabemos que no se puede estacionar, porque nos lo dijeron; lo que tendrían que hacer es cambiar los carteles, porque están mal”, exigió un vendedor ambulante.

LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS

Una mujer que circulaba por la cuadra –y pidió que se mantenga en reserva su nombre- se mostró molesta al tener que transitar por la vereda de siempre. “Uno quiere disfrutar la obra nueva pero ni siquiera se puede caminar: tendríamos que empujar una moto y que se que caigan todas; ahí está la Policía, que tampoco hace nada para mejorar la situación”. Según constató LA GACETA en la cuadra había presencia policial, pero no tomó ninguna medida en contra de las motos estacionadas.

LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS

“A veces, de día, pasa el camión municipal y se llevan unas cuantas motos, pero no pasa seguido y así la gente no aprende”, concluyó un comerciante de 25 de mayo y San Martín.

En Esta Nota

Comentarios