“No habrá marcha atrás con los cambios”

El jefe de Policía rompió el silencio después de que fuera escrachado en las redes sociales en medio de una fuerte disputa en la fuerza.

19 May 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

POR OTRA IMAGEN. Los cambios más profundos y polémicos se desarrollaron en la ex Brigada de Investigaciones. la gaceta / Foto de José Nuno

Hubo un cambio inesperado e insospechado. El jefe de Policía Manuel Bernachi, por la interna que se desató en la fuerza en los últimos días, se transformó en una especie de boxeador. A partir de ahora, como un pugilista profesional, deberá estar preparado para dar y recibir golpes. “No vamos a bajar los brazos. Hemos definido una línea de trabajo y la mantendremos. No habrá marcha atrás con los cambios. En estos momentos hay que tener temple de acero y esperar que actúe la Justicia”, aseguró el funcionario en una entrevista con LA GACETA

Bernachi fue la última víctima de una campaña de difamación en las redes sociales que se inició el jueves y que habría sido originada por los cambios que ordenó realizar para transparentar y efectivizar la tarea policial. Los pases a retiro de los comisarios Alfredo Pineda (procesado por el robo de cables en el interior de la provincia) y Sergio Sosa (segundo jefe de la Dirección General de Drogas Peligrosas, implicado en una supuesta detención ilegal) fueron los primeros pasos que dio.

El segundo consiste en remover a los jefes de las principales divisiones de la ex Brigada, al igual que varios hombres de esas unidades que están sospechados de hechos de corrupción.

Por esa razón, el miércoles, surgió un audio y un video de más de un año de antigüedad sobre un supuesto pedido de soborno para liberar a dos detenidos y evitar el secuestro de autos. Además, se involucró al comisario Daniel Robles, cuando en realidad él había sido nombrado como jefe de la división Delitos contra la Propiedad apenas 10 días antes de que lo escracharan, y después de que desplazara a varios de los hombres de esa dependencia.

Bernachi denunció el caso en la Justicia y, al día siguiente, también sufrió un escrache en las redes sociales al difundirse una denuncia en su contra que data de 2010 por un delito de instancia privada que ya habría sido archivada en Tribunales.

“El Jefe está cumpliendo su función con total normalidad y cuenta con el respaldo del gobernador (Juan) Manzur y de todo el área de Seguridad”, señaló el ministro de Seguridad Claudio Maley. “Tenemos que tener en cuenta que el titular de la fuerza hizo varios cambios y pasó gente a disponibilidad justamente por conductas marcadas fuera de la ley que dañan a la institución, perjudican al servicio y a las personas que están cumpliendo su tarea. Esa es la orientación institucional que se dio para trabajar”, agregó el funcionario.

Aunque Maley no lo confirmó, sería un hecho que los cambios en la fuerza no se detengan. Tanto es así que durante los próximos días se darían a conocer nuevas medidas.

La polémica también repercutió en la Justicia. Varios fiscales apoyaron personalmente a Bernachi y a Robles. Pero fue el ministro fiscal Edmundo Jiménez quien oficializó la postura de sus subalternos. “Creo que todo cambio importante genera rechazo o descontento. Observamos con mucho beneplácito las modificaciones que se están realizando en la fuerza. Es evidente que se está buscando más eficiencia y eliminar la corrupción”, destacó.

“Con la llegada de Bernachi a la fuerza hemos logrado avanzar en una mejor organización y eficacia en las investigaciones. Es muy importante que se mantenga esta línea para el bien de toda la sociedad”, concluyó.

Comentarios